FANDOM


Necron sin fondo

Gygabi'tha, cronista de las Dinastías, ha despertado tras eones de sueño para rescatar sus arcanos archivos. Pulsa sobre ella y te guiará por la laberíntica historia de los Necrones.

Tus visitas honran a la Triarca

Emblema de la Sagrada Inquisición

La Luz Sombría era un antiguo artefacto xenos creado por una raza desconocida (posiblemente los Ancestrales) mucho antes de la aparición de la Humanidad. Se decía que era tan vieja como los Necrones, tanto que era conocida solo como una leyenda por los Eldars.

OrigenesEditar

En apariencia la Luz Sombría era una pequeña placa de piedra oscura que, a pesar de su aspecto anodino, daba una inconfundible sensación escalofriante. Al parecer estaba diseñada para formar parte de un artefacto mayor, cuyas piezas estaban dispersas junto a ella por el "Valle de los Demonios" del planeta Perlia.

Poderes Editar

El propósito exacto de la máquina xenos era desconocido, aunque un investigador teorizó que era capaz de alterar el propio tejido de la realidad, y que había sido creada por los Ancestrales como un arma de último recurso en su guerra contra los C'tan.

La Luz Sombría tenía un "efecto secundario" que la hacía extremadamente peligrosa: el contacto con el artefacto podía despertar los poderes de psíquicos latentes, y potenciar los de aquellos que ya los tenían activos, haciéndolos tremendamente poderosos. Sin embargo, no todos los psíquicos, latentes o no, sobrevivían al contacto con la piedra, y los no-psíquicos que la tocaban sin protección morían casi al instante. En base a esto, un Tecnosacerdote del Adeptus Mechanicus propuso que su función era al mismo tiempo la de una antena y la de una batería, de forma que absorbía las energías de la Disformidad y las usaba para alimentar a la máquina principal.

Historia Editar

La Luz Sombría fue descubierta por agentes del Adeptus Mechanicus y del Ordo Xenos, que establecieron un Santuario Mechanicus secreto en el valle para estudiar sus propiedades. Uno de los Tecnosacerdotes, Metheius, creía que el Ordo Xenos estaba ciego ante el auténtico potencial de la Luz Sombría, y compartió su existencia con el Inquisidor Killian del Ordo Hereticus. Killian creyó que con este artefacto podría crear un ejército de psíquicos lo bastante poderosos para derrotar y destruir por completo a las fuerzas del Caos. Sin embargo, un psíquico imperial que examinó la piedra posteriormente dijo que si Killian hubiera llevado a cabo su "estúpido" plan, la Luz Sombría bien podría haber destruido toda la Galaxia. Aparte del daño que causarían los psíquicos por sí solos, su misma existencia atraería a los Demonios, que los poseerían y los convertirían en un portal al Espacio Real. Este psíquico predijo sobriamente que en dos generaciones el Ojo del Terror se expandiría y engulliría al resto de la Galaxia.

Durante el Primer Asedio de Perlia, bajo la cobertura de la invasión Orka del planeta, Killian y Methius asaltaron el Santuario, mataron a los investigadores y robaron la Luz Sombría con la ayuda involuntaria de una escuadra de Hermanas de Batalla excesivamente fanáticas. El Comisario Ciaphas Cain, que dirigía a un ejército de refugiados a través del valle, descubrió los signos del ataque, pero no supo entonces quién era el responsable.

Killian y Methius siguieron estudiando la Luz Sombría en secreto dentro de un convento del Adepta Sororitas en Periremunda, reclutando miembros de un Culto del Caos local como "sujetos de prueba". Cuando Cain y la Inquisidora Amberley Vail se enfrentaron a Killian, este intentó escapar con la piedra, pero al cogerla sin protección murió en el acto.

La Luz Sombría fue devuelta a Perlia y el Santuario reconstruido. En las siguientes décadas, varias piezas más de la máquina fueron descubiertas, y fue parcialmente reconstruida.

De algún modo, las fuerzas del Caos se enteraron de la existencia de la Luz Sombría y vieron en ella el mismo potencial que Killian, aunque al contrario. Durante la 13ª Cruzada Negra, en el 999.M41, Abaddon el Saqueador envió una pequeña fuerza expedicionaria bajo el mando del Señor de la Guerra Varan para recuperarla. Cain detuvo a Varan, pero la Luz Sombría fue robada por los Necrones.

En una discusión privada con Vail, Cain quitó hierro a la pérdida argumentando que los Necrones debían haber temido a la Luz Sombría, puesto que fue creada por sus enemigos, y que por esa razón probablemente no tenían planes inmediatos de usarla contra el Imperio. Por tanto, perderla ante ellos era mejor que dejarla caer en manos del Caos.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Death or Glory, por Sandy Mitchell.
  • Duty Calls, por Sandy Mitchell.
  • Cain's Last Stand, por Sandy Mitchell.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.