FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.

Los Muerte Gris (Grey Death en inglés) son un Capítulo Renegado de Marines Espaciales del Caos que han jurado lealtad a Nurgle. Antaño fueron un Capítulo Leal de Marines Espaciales conocido como los Dracos de Hierro (Iron Drakes en inglés). Fueron corrompidos tras internarse en el Ojo del Terror en el 321.M37 durante la Cruzada Insondable. En algún momento de su estancia en el Ojo, los Dracos de Hierro quedaron corruptos por la influencia del Señor de las Plagas en el Mundo Demoníaco de Anathrax y se convirtieron en Los Muerte Gris, dispuestos a extender las enfermedades por las estrellas.

HistoriaEditar

Los Muerte Gris fueron originalmente un Capítulo Leal conocido como los Dracos de Hierro. Tras las Purgas Eclesiarcales del 321.M37, una docena de Sistemas Estelares fueron engullidos por la Tormenta de Disformidad Dionys, cuyos ecos resonaron por los brazos espirales de la Galaxia mientras rugía en el Empíreo. Los registros de mutación y de actividad de Cultos del Caos se cuadruplicaron de la noche a la mañana. Peor aún, los ciudadanos no fueron los únicos afectados por el repentino influjo del Caos. Muchos de los Capítulos de Marines Espaciales cuyos mundos natales resultaron afectados por la Tormenta de Disformidad vieron cómo las imperfecciones ocultas en su semilla genética se mostraban abiertamente en sus nuevos reclutas, dando lugar a una oleada de perturbadoras mutaciones físicas y psicológicas. Los Dracos de Hierro fueron uno de estos Capítulos.

Cuando la Eclesiarquía se enteró de este siniestro giro de los acontecimientos, San Basillius el Viejo exigió que todos aquellos Capítulos del Adeptus Astartes cuyos mundos hubieran sido tocados por la Tormenta de Disformidad se sometiesen a su juicio. Tal era la influencia del anciano sobre los Altos Señores de Terra que en un solo año estándar todo estuvo preparado. Tras una serie de estrictas pruebas y prognosticaciones, cientos de Capítulos fueron considerados libres de corrupción, pero no menos de treinta fueron hallados impuros. Los Juzgados, como se dio en conocer a estos Capítulos caídos, se presentaron voluntarios para una Cruzada de Penitencia que les redimiese. Los más beligerantes entre ellos exigían el derecho a purificar su corrompida carne en las llamas de la batalla, para sacar un noble final de una trágica desgracia. Para la sorpresa de sus consejeros más cercanos, San Basillius aceptó su propuesta. Consideró adecuado enviar a los acusados al Ojo del Terror, a fin de llevar la lucha por el futuro del Imperio a los Mundos Demoníacos habitados por los Marines Espaciales del Caos.

Cada uno de los Capítulos condenados envió un representante para celebrar un Concilio de Consternación de emergencia para discutir la Cruzada propuesta. Tras escasas horas de debate, se sometieron a las exigencias de Basillius, pues creían que el martirio era preferible a una existencia de sospechas y dudas. En los últimos días del 321.M37, una solemne procesión de Cruceros de Asalto y Barcazas de Batalla cruzaron la Puerta de Cadia hacia el Ojo del Terror, con los sistemas de transmisión durmientes y los colores heráldicos oscurecidos por negras placas magnéticas. Uno a uno, los Capítulos Juzgados desaparecieron en la iridiscente nebulosa de polvo que rodea el Ojo, desapareciendo del alcance de los Astrópatas de Cadia en una sola noche. Uno a uno, los Capítulos de Los Juzgados desaparecieron en la iridiscente nebulosa de polvo que rodea el Ojo. Cuando la enorme flota Astartes entró en el Ojo del Terror, fue asaltada por una inmensa flota de guerra del Caos. La batalla resultante fue tan feroz que las naves Leales fueron obligadas a retirarse y acabaron dispersas por los rincones más lejanos del Ojo.

En el pestilente Mundo Demoníaco de Anathrax, el Capítulo de los Dracos de Hierro hizo un desembarco en masa, destrozando los bosques de hongos bulbosos que tosían y chorreaban una mucosa gris sobre los Marines Espaciales que se desplegaban desde las Cápsulas de Desembarco. Los Dracos de Hierro lucharon valerosamente, pero uno a uno fueron derrotados. Aunque sus respiradores filtraban el enfermizo aire, muchos de los Astartes acabaron con sus servoarmaduras rotas y abiertas por culpa del torrente de disparos de Bólter procedente de Marines de Plaga ocultos. Para cuando la mitad entera del Capítulo hubo salido aullando de sus armaduras para convertirse en nuevos árboles-hongo, el resto estaba listo para rendirse, entregando sus almas a Nurgle. Así los Dracos de Hierro se convirtieron en Los Muerte Gris, dispuestos a servir a la voluntad del Señor de la Plaga y extender su pestilencia a lo ancho y largo de la Galaxia.

Leer másEditar

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Legiones Traidoras y Capítulos Renegados.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Marines Espaciales del Caos (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.