FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


Roboute Guilliman resucitado

Roboute Guilliman, Primer Lord Comandante del Imperio

El Lord Comandante del Imperio es un rango único y singular que posee el individuo que sirve como el primero entre iguales en la oligarquía gobernante del Imperio de la Humanidad, el Senatorum Imperialis, que dicta las órdenes en nombre del Dios-Emperador.

El cargo ha sido ocupado solamente unas pocas veces en la historia del Imperio, en el primer caso en el milenio y medio después tras el final de la Herejía de Horus a principios del M31 y más recientemente nuevamente después de la Cruzada de Terra de 999.M41. Tanto en la primero como en el último caso, el cargo fue ocupado por el mismo hombre, el Primarca Roboute Guilliman.

HistoriaEditar

El cargo fue creado por el Senatorum Imperialis, los doce individuos más poderosos en la jerarquía del Imperio, después de la desastrosa guerra civil interestelar que fue la Herejía de Horus. Aunque la historia no registra los nombres de esos primeros Altos Señores de Terra, la tradición del Capítulo de Marines Espaciales de los Ultramarines se refiere a que su Primarca Roboute Guilliman fue uno de esos Altos Señores. Se convirtió en el primer Lord Comandante del Imperio, el primero en llevar el singular título y el único hombre que comandó la totalidad de las fuerzas armadas del Imperio. Antes de la Herejía, esta función había sido administrada por el Consejo de Guerra Terrano. Las directivas de Guilliman reformaron el Imperio, reestructurando el aparato administrativo y militar después del internamiento del Emperador de la Humanidad en el Trono Dorado de Terra. Este período de reconstrucción llegó a ser conocido por los sabios imperiales posteriores como la Reforma.

Guilliman continuó manteniendo el título, actuando como líder de los Altos Señores de Terra y como comandante en jefe militar del Imperio, hasta que fue herido de muerte por la espada del Primarca Demonio Fulgrim de la Legión  Traidora de los Hijos del Emperador durante la batalla de Thessala en 121.M31. El moribundo Guilliman fue internado en un campo de estasis y colocado en el trono del Templo de la Corrección en Macragge, mundo natal de los Ultramarines. El título de Lord Comandante del Imperio continuó utilizándose durante un tiempo después del internamiento de Guilliman, y los últimos Lord Comandantes continuaron sirviendo como los primeros entre iguales en el Senatorum Imperialis y como comandantes de las fuerzas armadas del Imperio. En honor al Primarca, al Lord Comandante del Imperio se le llamaba simplemente "Lord Guilliman". Esta calificación honorífica ya no se usaba a finales del M41 pero se sabe que se utilizó de forma continuada al menos hasta mediados del M32.

Roboute Guilliman revivido

Guilliman, resucitado y de nuevo Lord Comandante del Imperio, luchando en la Cruzada Indomitus

Hasta ese momento, los hombres que habían servido como Lord Comandante del Imperio incluían al Alto Señor Udin Macht Udo y los Señores del Capítulo del Adeptus Astartes Koorland y Maximus Thane. Después de la Guerra de la Bestia y el desastroso evento conocido como La Decapitación, la posición de Lord Comandante del Imperio fue abolida hasta el 999.M41, cuando el resucitado Roboute Guilliman regresó de su milenario sueño en Macragge hasta Terra durante la Cruzada Terrana. Después de reunirse con su padre, el Emperador, por primera vez en diez mil años estándar, Guilliman informó a los Altos Señores de Terra que una vez más asumía el manto del Lord Comandante del Imperio.

Al recuperar el rango, Lord Guilliman retiró a la fuerza a varios Altos Señores de su posición y los reemplazó por personas de su elección. El renacido Primarca también advirtió a los Altos Señores de una oscuridad que se avecinaba, un terrible fenómeno de la disformidad llamado la Gran Fisura que se manifestaría de punta a punta de la galaxia. A pesar de los perturbadores presagios y las desastrosas pérdidas, Guilliman instó a los líderes de la Humanidad a no perder la esperanza. El Emperador del Imperio no estaba ciego a la difícil situación y tampoco lo estuvo su restaurado Lord Comandante.

Bajo la dirección de Guilliman, vastos ejércitos y flotas de batalla se alzaron en un número que no se había visto desde la Era de la Gran Cruzada, momento en que se fundó el Imperio diez milenios atrás. Daba inicio una nueva era oscura bautizada entre los interminables fuegos de la guerra como la Noctis Aeterna y el Imperio del Hombre respondería a ella con la llamada Cruzada Indomitus.

FuentesEditar

  • Codex: Ultramarines (21 Edición)
  • Serie de novelas de "El despertar de la Bestia", de VVAA.
  • The Gathering Storm - Part Three - Rise of the Primarch (7th Edition).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.