FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Primarca Lorgar Wikihammer 40k

Primarca Lorgar Pre-Herejía

El Libro de Lorgar era una obra escrita por Lorgar, Primarca de los Portadores de la Palabra, a raíz de su trato con los antiguos sacerdotes y los maestros de la oscuridad. Lorgar la escribió en el tiempo que estuvo recluido en sus aposentos tras los duros reproches de los que fue objeto por parte del Emperador por su lentitud a la hora de avanzar en la Gran Cruzada y por adorarlo como si fuera un dios.

El primer tomo del libro fue escrito en la piel desollada de Marines Espaciales leales asesinados durante la Atrocidad de Istvaan III, y aunque esto fue definido por su autor como un gesto decadente, esto tenía un gran significado esotérico y profano que Lorgar quería para su obra.

En el momento de la Cruzada de la Sombra, el Libro de Lorgar ocupaba un total de 9752 volúmenes. Cada uno de las copias que se realizaban eran revisadas por el propio Lorgar, y se sabe que mandó realizar copias especiales para cada uno de sus hermanos: la de Perturabo estaba encuadernada en metal, la de Fulgrim en piel humana aún viva, la de Horus en piel de Legionarios asesinados, y a Alpharius le entregó dos copias, una sutilmente diferente de la otra.

Testamentum VeritasEditar

Además de la versión que Lorgar escribió para sus seguidores y Capellanes, se sabe que el Primarca también escribió un tomo que solo entregó a unas pocas personas. Este tomo se llamó Testamentum Veritas ("Testamento de la Verdad" en Alto Gótico), y refleja personalmente la filosofía y el punto de vista de Lorgar sobre el Inmaterium, los Dioses del Caos y el rumbo que debían tomar sus Portadores de la Palabra para expandir la Verdad Primordial en los milenios por venir. Este libro representa, por tanto, la visión directa del Primarca, sin la intromisión de Erebus ni Kor Phaeron

Esta obra fue repartida solamente entre sus hermanos, aunque se sabe que también otorgó una copia a Argel Tal, quien siempre lo llevaba colgando de la cintura de su armadura con una cadena dorada. Se desconoce, por otro lado, si otorgó también una copia a otros de sus seguidores.

Alcance de la obraEditar

Su Legión de Marines Espaciales, los Portadores de la Palabra, celebró este texto como si fuera casi sagrado y siguió sus enseñanzas de forma fanática. Durante la Herejía, e incluso antes, todos los Capellanes de los Portadores de la Palabra llevaban una copia de este libro. Posteriormente, fue obligado que todos los oficiales de los Portadores de la Palabra, así como los Gobernadores planetarios y otros altos rangos civiles adscritos a los Portadores de la Palabra tuviesen en su poder una copia de la obra.

El Capellán Erebus llevaba tatuado sobre su cuero cabelludo afeitado largos pasajes del libro, ya que decía que podía aterrorizar a sus adversarios con la fuerza de su convicción. Al intentar descifrar los tatuajes y el texto del propio libro, el iterador imperial Kyril Sindermann invocó sin querer a un Demonio de la Disformidad a bordo de la nave insignia del Señor de la Guerra, el Espíritu Vengativo, antes de que fuera expulsado una vez más al Immaterium por la rememoradora Euphrati Keeler.

Extractos conocidos del libroEditar

"Todo lo que siempre quise es la verdad. Recuerda esas palabras mientras lees. Jamás me propuse derrocar el reino de mi padre por un sangriento orgullo desmedido. Jamás quise desangrar a la Humanidad hasta secarla, arrastrando a media galaxia en una amarga cruzada. Jamás quise nada de esto, pero sé la razón por lo que lo hice. Todo lo que siempre quise es la verdad".

Introducción del Libro de Lorgar, Primer Cántico del Caos.


"A partir de los fuegos de la traición hasta la sangre de la venganza llevaremos el nombre de Lorgar, el Portador de la Palabra, el hijo predilecto del Caos, todas las alabanzas sean dadas a él.


"Para aquellos que no harán caso rogamos para que lo hagan, para que pudieran volver los ojos a nuestra manera de ver y nos regalen el don del dolor, para tintar la galaxia del color rojo de la sangre, y saciar el hambre de los dioses."

-Extracto de la 341a- Libro de las Epístolas de Lorgar.

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.