FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

La Legio Tempestor es una Legión Titánica Traidora del Mechanicum Oscuro que repudió sus juramentos al Emperador y siguió al Señor de la Guerra Horus para servir a los Poderes Ruinosos durante la Herejía de Horus. Como miembro de la legendaria "Tríada Ferrum Morgulus", la Legio Tempestus (o Tempestor como algunos relatos posteriores la denominaron) fue fundada junto a la Legio Mortis y la Legio Ignatum en la distante Era de los Conflictos en Marte. Durante la Gran Cruzada la Legio luchó durante décadas a la vanguardia de la expansión del Imperio de la Humanidad junto a las más célebres de las Legiones Astartes. Innumerables mundos fueron conquistados y numerosos imperios xenos cayeron, por lo cual la Legio se hizo bien conocida, ganándose el epíteto de Señores de la Tormenta. Sin embargo, tiempo después las lealtades de la Legio Tempestus serían puestas en duda y la sombra de la traición alcanzó su nombre. Porque mientras su señor y vasallos lucharon valientemente contra los Traidores durante el Cisma de Marte, durante los primeros días de la Herejía de Horus, otros en sus filas, que habían pasado años en las oscuras fronteras luchando bajo la bandera de Horus, se contarían entre las fuerzas Traidoras más comprometidas con el Señor de la Guerra durante las guerras de la Herejía.

Durante la Herejía hubo elementos importantes dentro de la Legio que declararon su lealtad al Señor de la Guerra Horus y su causa. Muchos elementos, incluidos los que quedaron en Marte durante la guerra civil y los que servían con otras Legiones, se negaron a unirse y compartir la traición del Princeps Senioris Maximus Karania, que tomó el control de la Legio tras la muerte del antiguo señor de la Legio. Al final de la Herejía la Legio Tempestor estuvo presente en la Batalla de Terra, pero cuando el Señor de la Guerra cayó fueron expulsados en dirección al Ojo del Terror, junto con el resto de las fuerzas del Caos. Allí permanecen, atrapados en servidumbre a los Dioses del Caos, luchando en la Larga Guerra contra el Emperador Cadáver que comenzó diez milenios antes. El paradero actual del Legio Tempestor es desconocido.

HistoriaEditar

La Legio Tempestus es una Legión Titánica del Collegia Titanica, cuyos imponentes Dioses-Máquina se contaron entre los más poderosos y más exitosos de los ejércitos cruzados del Emperador en los años anteriores a la Herejía de Horus. Como miembro de la legendaria "Tríada Ferrum Morgulus", la Legio Tempestus fue fundada junto a la Legio Mortis y la Legio Ignatum en la distante Era de los Conflictos en Marte. Durante la locura que empañó en sangre esa edad la Legio Tempestus se mantuvo firme contra todos los enemigos, desde abominaciones máquina-mutante surgiendo de los desiertos repletos de desechos oxidado a Órdenes Titánicas rivales marchando desde sus propias fortalezas para combatir. Su fortaleza natal, recortada en el basalto rojo del Mons Ascraeus, en el Ascraeus Chasmataone, uno de los más poderosos de los muchos volcanes de Marte, se mantuvo intacta. Anillos concéntricos de fortificaciones inexpugnables ascendían por cada una de las aristas de lava solidificada rodeando la fortaleza, mientras que por debajo los ingenios de la Tempestus surgían desde puertas blindadas ciclópeas y limpiaban las llanuras circundantes de las mareas de tecnosalvajismo degenerado que se estrellaba continuamente contra ellos.

Gran parte de la anarquía que afectó a Marte durante la larga Era de los Conflictos está perdida en la historia o sellada en criptas olvidadas bajo los residuos industriales; con la traición revelada en los primeros años del M31, pocos pueden imaginar que se llegue a compilar una historia completa. Sin embargo, se sabe que la región reclamada y defendida por la Legio Tempestus lindaba con el territorio de la Legio Mortis (Cabezas de Muerte) y en innumerables ocasiones las dos órdenes llegaron a las manos sobre derechos territoriales y el acceso a las memorias de arqueotecnología de valor incalculable que se encontraban bajo las ruinas oxidadas de la región de Tharsis. Su poderosa fortaleza se encontraba en las proximidades del Mons Ascraeus, en Mons Pavonis. Los ingenios de estas antiguas órdenes lucharon por los desiertos de óxido hasta que, al fin, la región fue dividida por la Línea Tempestad. Cruzar esta línea en la arena roja era declarar inequívocamente la guerra, un acto que la Legio Mortis hizo en muchas más ocasiones que la Tempestus si el rumor es creíble, y aunque las dos órdenes compartían un enemigo común en los Cy-Carnivora y otros fantasmas de la Vieja Noche que plagaron Marte a lo largo de esa edad, se desarrolló un odio mutuo y profundo entre ambos que más tarde daría frutos amargos.

Gran CruzadaEditar

Con la llegada del Emperador al Planeta Rojo y la firma del Tratado de Marte (o Tratado de Olympus), la Legio Tempestus ocupó su lugar entre las gloriosas huestes de los ejércitos imparables de la Humanidad. Los ingenios de la Tempestus fueron por mundos a todo lo largo y ancho de un Imperio en continua expansión, sirviendo junto a algunas de las fuerzas más célebres de la Gran Cruzada. Manípulos individuales fueron destacados a Flotas Exploradoras del Mechanicum y escuadrones pioneros de Comerciantes Independientes, pero el grueso de los honores de batalla más célebres de la Legio fueron ganados durante el servicio con la 12ª Flota Expedicionaria, en lo que algunos historiadores más tarde dieron como nombre "La Gran Marcha a Ultramar". Más tarde, cuando el Señor de Ultramar, el Primarca Roboute Guilliman, tomó el mando de la 12ª Flota Expedicionaria, la Tempestus jugó un papel fundamental en las arduas guerras del Cúmulo Epsiloide Binario. Fue durante este épico conflicto cuando el señor de la Legio, el Princeps Senioris Indias Cavalerio, se ganó el título de "Señor de la Tormenta", un nombre pronto utilizado por los soldados imperiales aliados para referirse a toda la Legio y que se pensaba era un eco de mitos antiguos. El término era apropiado, pues los Señores de la Tormenta demostraron ser maestros en asaltos planetarios bajo fuego enemigo y en circunstancias tan hostiles que muchos otros Princeps nunca hubieran permitido que sus propias fuerzas se arriesgaran a tal peligro. Acunados en las bodegas blindadas de los transportes de desembarco más pesados construidos en los astilleros orbitales de Marte, los brutales descensos de la Legio a la batalla, envueltos por el fuego y las tormentas de turbulencias por su trayectorias casi suicidas, se convirtieron en leyenda. Provocaron que las atmósferas ardieran y arruinaron los cielos en algunos mundos de tal forma, que las tormentas que causaron no amainaron completamente durante años. Cuando los Señores de la Tormenta caminaban, las ciudades eran destruidas y los campos de batalla barridos de enemigos por una lluvia abrasadora de fuego.

Después de una campaña agotadora de seis décadas en la vanguardia de la Gran Cruzada, la Legio Tempestus había sufrido fuertes pérdidas, incluyendo al Victorix Magna, el Titán Warlord del propio Señor de la Tormenta, y necesitaba tiempo para reagruparse y rearmarse, o arriesgarse a su destrucción. Habiendo reclamado en su momento derechos sobre mundos clave en los Sistemas Estaban y Orestes, el señor de la Legio, Cavalerio, regresó a Marte con los ingenios de la Legio que necesitaban mayores reparaciones y reacondicionamiento, confiando el mando de lo que quedaba de una demi-Legio reorganizada a su lugarteniente, el Princeps Maximus Karania. Así comenzaría una cadena de acontecimientos que llevarían a una brecha cada vez mayor, más una evolución de las circunstancias y de la distancia que cualquier acritud o malicia real, entre las dos mitades de la Legio Tempestus. Años después la situación daría como resultado la formación de dos mandos independientes, con poco contacto directo entre ellos, recibiendo suministros por separado y luchando sus propias guerras bajo la luz de estrellas distantes. La Tempestus "marciana" comenzó a ser desplegada como reserva pesada, llamada a la batalla desde su base en Marte para reforzar la línea en las zonas de guerra más precarias y para castigar mundos rebeldes antes de regresar rápidamente a su casa, mientras que las fuerzas de Karania pasarían por los órdenes de batalla de una vasta Flota Expedicionaria tras otra, sin volver a sentir la luz del Sol.

Herejía de HorusEditar

Los acontecimientos que se desarrollarían en Marte, décadas después del regreso de Cavalerio al Planeta Rojo, formaron un punto clave fundamental en la conspiración del Señor de la Guerra para deshacer lo que el Emperador había construido durante la Gran Cruzada. Cuando el Cisma de Marte desgajó al Mechanicum en dos, todo el planeta quedó consumido por la guerra. Fraguas antiguas que habían soportado los largos milenios de la Vieja Noche fueron derribadas y los grandes santuarios del conocimiento se perdieron para siempre. También lo fue la Legio Tempestus, pues Cavalerio y sus Princeps cayeron en la defensa de Ciudad Magma, desafiantes hasta el final contra los Dioses-Máquina de la Legio Mortis, cuya traición al Imperio quedó por fin revelada. Las gestas realizadas en esa batalla final nunca serán totalmente honradas, pues la mayoría de quienes fueron testigos de ellas perecieron cuando Ciudad Magma se hundió en el manto ardiente y salvaje de Marte. Después de la tragedia en Marte sólo quedó un puñado disperso de manípulos Leales de la Legio Tempestus y destacamentos que no estuvieron presentes en el Cisma, libres y al servicio del Imperio, pero sin líder y carentes de alma, y que pronto se enfrentarían al doble golpe con la noticia de que sus hermanos lejanos se habían convertido en Traidores.

La Traición de Maximus KaraniaEditar

Después de la división de la Legio en dos mandos, el control de la fuerza expedicionaria de la Legio recayó en el Princeps Maximus Karania. Mientras que el Señor de la Tormenta era conocido por su desprecio a las luchas políticas y doctrinales internas en las que había caído el Mechanicum en los últimos años después de la Unificación, Maximus Karania era su espejo, sutil y reservado, aunque con una hoja de servicios intachable. Así de adepto a la intriga era que hacía tiempo que escondía sus maquinaciones y preocupaciones al público. Desconocido para la mayoría, bajo una profesada ortodoxia, Karania era discípulo de un cierto hilo de la tradición maquínica esotérica llamada Teleologicalica, una forma de numerología arcana en sí misma, una disciplina que pretendía hacer augurios de catástrofes apocalípticas a partir de referencias a los modelos de cataclismos del pasado. Quizás estas creencias podrían haber tenido menor repercusión si no fuera por las actitudes entre los Tecnosacerdotes de Estaban III, el dominio del Mechanicum donde la Legio se reunió tras la conclusión de la campaña en el Cúmulo Epsiloide Binario. Los Tecnosacerdotes de Estaban III no habían aceptado la doctrina predominante del Mechanicum por la cual el Emperador era uno e indistinto con el ser divino que denominaban Omnissiah, y sólo cumplían de de palabra las doctrinas marcianas. La astucia política inherente en Karania descubrió esto y su propia doctrina cismática le permitió hacer alianzas privadas y secretas con los Tecnosacerdotes de Estaban III mucho antes del estallido de la Herejía de Horus. El resultado fue un cóctel venenoso de mentiras que ahora, en retrospectiva, puede verse que llevó a la Legio Tempestus a servir a los poderes más ruinosos del Gran Enemigo.

Conforme pasó el tiempo, Karania se ocupó en purgar su cuadro de Princeps de acuerdo con los patrones revelados a él por las doctrinas de la teología cataclísmica, asegurando que sólo aquellos imbuidos en los secretos más íntimos de la disciplina permanecerían dentro de su demi-Legio, pero tuvo cuidado de mantener tal apostasía oculta a los forasteros, aunque no escapó a la atención de los agentes del Señor de la Guerra, que trabajaron en ello para asegurar a Karania para su causa. Cuando recibió al fin la noticia de la muerte de Cavalerio en Marte, Karania creyó que no era nada menos que el cumplimiento de sus propios pronósticos ocultos, y comprometió su demi-Legio a la causa del Señor de la Guerra en cuerpo y alma. La traición de Maximus Karania acabaría por llevar a la Legio Tempestus al sagrado suelo de la propia Terra, y entonces la verdadera magnitud de la caída de los Señores de la Tormenta y la naturaleza del poder detrás de esa caída quedarían revelados.

Habiendo recibido noticias desde Marte de que ahora era el señor de facto de la Tempestus leal a la causa Traidora, Maximus Karania proclamó que su aliado, el Mundo Forja de Estaban III, disfrutaría de ahora en adelante y para siempre de la plena protección de la Legio a cambio de la generosidad de sus poderosos Manufactorums. Karania, a instancias de los Magos Traidores, llevó a cabo una purga de los funcionarios imperiales en Estaban III que no se plegaron a la causa del Señor de la Guerra. Ejecutando una serie de acciones que aplastaron toda oposición unionista, al parecer con referencias a sus creencias numerológicas, Estaban VII y su macro-manufactorums fueron rápidamente subyugados. En apenas una semana de luchas brutales el resto del Sistema le siguió, y para cuando llegaron las órdenes para la inclusión de la Legio a la flota de invasión del Señor de la Guerra con destino a las Fosas Corónidas, los Señores de la Tormenta Traidores habían establecido firmemente una nueva base de poder desde la que recibir suministros y fortalecerse.

Una sola entrada de archivo, recuperada años después de los sucesos, sugiere que incluso después de revelado todo el rigor de la traición de Karania, elementos de su propia Legio en teatros de operaciones muy alejados rechazaron su orden de regreso y se negaron a compartir su traición. Los partidarios de Karania se comprometieron a perseguirles y matarles, pues su propia existencia era una blasfemia de los augurios teleológicos mediante los cuales Karania planificaba y ejecutaba, causando que en el futuro la Legio profundizara cada vez más en sus prácticas ocultas. Como consecuencia, esta caza llevaría a Karania y a la Tempestus Traidora por muchos caminos oscuros y sinuosos nunca antes recorridos por cualquier Legio del Collegia Titanica.

Mientras estuvo al frente de su propia división de la Legio Tempestus, Karania demostró ser un estratega cuya astucia sirvió como una formidable fuerza multiplicadora y elevó a la Legio a los más altos niveles de los siervos del Señor de la Guerra. Sin embargo, este aumento de favor nunca fue correspondido por su enemigo más antiguo, la Legio Mortis, la cual permaneció siempre como la primera de entre todas las Legiones Titánicas Traidoras al servicio de Horus. A pesar de su causa común en las filas del Architraidor, Tempestus y Mortis, rivales muy antiguas, se convirtieron poco a poco en los enemigos más acérrimos, incluso mientras luchaban una al lado de la otra; una oposición diametral que se volvió con el tiempo en algo horriblemente evidente cuando los poderes inefables a los que cada uno juraron pleitesía ejercieron su horrible influencia. Los elementos Traidores de Legio Tempestus (conocida ahora como la Legio Tempestor) estuvieron presentes en la Batalla de Terra al final de la Herejía, pero cuando el Señor de la Guerra cayó fueron expulsados ​​hacia el Ojo del Terror junto con el resto de las Legiones Traidoras durante la época conocida como la Gran Purga. Allí permanecen, atrapados en servidumbre a los Dioses del Caos, luchando en la Larga Guerra contra el "Emperador Cadáver", que comenzó hace diez milenios. El paradero actual de la Legio Tempestor es desconocido.

Acciones notablesEditar

  • Campaña del Cúmulo Epsiloide Binario (M31) - Campaña llevada a cabo por la Legio Tempestus junto a las fuerzas del Primarca Roboute Guilliman durante la Gran Cruzada contra los Orkos. La Legio sufrió la pérdida de 6 Titanes en su transcurso, así como numerosos heridos, entre ellos el ya lleno de cicatrices Victorix Magna, la colosal máquina de guerra del mismísimo Señor de la Tormenta. Debido a los daños que sufrió su máquina de guerra el Princeps Senioris Cavalerio se vio obligado a regresar a Marte para reparaciones, dejando la mitad de su Legio bajo el mando del Princeps Maximus Karania.
  • Batalla de Manachea (ca. 008.M31) - La batalla de Manachea fue una campaña temprana realizada por las fuerzas Traidoras del Señor de la Guerra Horus contra la Mancomunidad de Manachea, un dominio independiente formado como un Subsector autogobernado dentro del Cúmulo del Cíclope. Considerado como el eje central de las Fosas Corónidas, también era el eje principal del poder imperial establecido en el norte del Imperio. Los dos Sistemas de Manachea, principalmente el Mundo Colmena de Manachea Vysidae, que en términos de población y de industria igualaba a cualquiera de los grandes Mundos Colmena del Segmentum Solar, y Puerto Mandíbula, pese a estar aún en construcción y expansión, eran una de las más poderosas bases de la Armada Imperial en el norte del Imperio. Con la ayuda de los Magos Negros del Mundo Forja del Mechanicum Oscuro de Cyclothrathe, socavaron en secreto las defensas de la Mancomunidad de Manachea. En un ataque sorpresa, la Legión de la Guardia de la Muerte junto a elementos Traidores de la Legio Tempestus atacaron Manachea, mientras que los Hijos de Horus lanzaron un ataque de dos puntas: una punta de lanza en Puerto Mandíbula y un asalto simultáneo junto a sus aliados de la Guardia de la Muerte en Manachea. En un lapso de once días de brutales combates, Manachea y todo su dominio pasaron a pertenecer al Señor de la Guerra.
  • Batalla de Terra (014.M31) - La Legio Tempestor participó en numerosos combates durante los oscuros días de la Herejía de Horus, pero su acción más notable se produjo cuando tomó parte en la Batalla de Terra y el asedio del Palacio Imperial.

Fuerzas al inicio de la HerejíaEditar

Al inicio de la Herejía, la demi-Legio bajo el mando del traidor Maximus Karania podía desplegar entre 80 y 120 Titanes de varias clases, la mayoría de ellos clase Warlord, Reaver y Warhounds modelo Chacal, amén de las forjas de Estaban III, que eran capaces de producir nuevos Warlord para las fuerzas de Karania de forma limitada. La Legio contó en su momento con varios Titanes clase Nightgaunt, Maines y Carnivore entre sus Dioses-Máquina durante la Gran Cruzada, así como al menos un imponente Titán Némesis, pero la mayoría de estos modelos antiguos se cree que fueron destruidos en el Cisma de Marte. Este último Titán no es conocido por haber participado en las batallas de la época y puede ser clasificado entre las fuerzas aún en paradero desconocido más allá de las fronteras devastadas del Imperio. Cuando la Herejía de Horus se desató y los elementos Traitoris Perdita de la Legio Tempestus se unieron a las huestes de los Traidores, aún más unidades se sintieron atraídas por su bandera. Caballeros Desarraigados de una veintena de Casas y más juraron servir a la Tempestus, oscureciendo la mayoría sus antiguos colores en favor de la heráldica más oscura de la Legión. Más tarde, toda una Casa de Caballeros proscritos, huyendo de la ira de su señor incondicionalmente imperial, hincaron su rodilla ante los Señores de la Tormenta Traidores. Estos demostraron el grado de su lealtad mediante la incorporación de la heráldica de la Legio y sometiéndose a su nueva cadena de mando. Se cree que este proceso se inició a raíz del asalto a la Colmena Ilium en Manachea, donde varios de los Titanes de la Legio fueron abatidos por los Leales de la Casa Vyronii, revelando una vulnerabilidad a este tipo de máquinas de guerra que se esforzaron para contrarrestar mediante la adquisición de sus propios Caballeros aliados. Su fuerza de combate actual es desconocida.

Titanes conocidosEditar

  • Raxvalian - Titán Reaver modelo Marte e ingenio de los elementos Traitoris Perdita de la Legio Tempestus durante la Gran Cruzada y la Herejía de Horus. Este Titán dirigió el manípulo de guerra "Telos Epsilon" en la Batalla de la Colmena Ilium, durante la Caída de Manachea.
  • Durasi - Titán Warhound modelo Marte e ingenio de los elementos Traitoris Perdita de la Legio Tempestus durante la Gran Cruzada y la Herejía de Horus. Fue parte del manípulo de guerra "Telos Epsilon" en la Batalla de Ilium, durante la Caída de Manachea.
  • Scorillion - Titán Warhound modelo Marte e ingenio de los elementos Traitoris Perdita de la Legio Tempestus durante la Gran Cruzada y la Herejía de Horus. Fue parte del manípulo de guerra "Telos Epsilon" en la Batalla de la Colmena Ilium, durante la Caída de Manachea.

Miembros conocidosEditar

  • Maximus Karania - Después de la división de la Legio en dos mandos, el control de la fuerza expedicionaria de la Legio recayó en el Princeps Maximus Karania. Conforme pasó el tiempo, Karania se ocupó en purgar su cuadro de prínceps de acuerdo con los patrones revelados a él por las doctrinas de la teología cataclísmica, asegurando que sólo aquellos imbuidos en los secretos más íntimos de la disciplina permanecerían dentro de su demi-Legio, pero tuvo cuidado de mantener tal apostasía oculta a los forasteros, aunque no escapó a la atención de los agentes de Horus, que trabajaron en ello para asegurar a Karania para su causa. Tras la muerte del Señor de la Tormenta al comienzo del Cisma de Marte, y habiendo recibido noticias desde allí de que ahora era el señor de facto de la Tempestus leal a la causa Traidora, Maximus Karania proclamó que su Mundo Forja aliado de Estaban III disfrutaría de ahora en adelante y para siempre de la plena protección de la Legio a cambio de la generosidad de sus poderosas fundiciones. Karania llevaría a la Legio Tempestus traidora por caminos oscuros y sinuosos nunca antes recorridos por cualquier Legio del Collegia Titanica.

AparienciaEditar

Los colores de la Legio Tempestor son el color azul oscuro, azul claro y gris, pintados en un patrón de camuflaje único. A veces son pintados patrones a cuadros blancos y negros en las piernas, los brazos o las armas de sus máquinas de guerra. El azul y blanco son a veces sustituidos también.

El estandarte de la Legio Tempestor es un rayo centrado en un círculo blanco, bordeado en rojo. El campo detrás del símbolo central está alojado en un patrón a cuadros azul / negro y blanco oscuro.

Conflicto de canonEditar

Los Señores de la Tormenta Traidores aparecen en el Imperial Armour vol. I como la Legio Tempestor. Sin embargo, en otras fuentes se menciona que la Legio Tempestor tomó parte en la Tercera Guerra por Armageddon de parte del Imperio y se dice que luchó sobre las Llanuras de Anthrand y a lo largo del Frente Sur Primus junto a la Legio Victorum y la Legio Ignatum. El canon más reciente ha puesto de manifiesto que una parte de esta Legio se mantuvo Leal durante la Herejía de Horus y ha sobrevivido hasta el M41 manteniendo su antiguo nombre de Legio Tempestus, pero en algunas fuentes este nombre es a menudo intercambiado por el de Tempestor. Esto a veces puede aumentar la confusión.

Galería Editar

Leer másEditar

Legiones Titánicas Traidoras.

Legio Tempestus.

Lista de Legiones Titánicas.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Horus Heresy: Collected Visions.
  • Imperial Armour I.
  • The Horus Heresy IV.
  • Warhammer 40,000: Reglamento (6ª Edición).
  • Codex Titanicus (1ª Edición).
  • Campaña Mundial de la Tercera Guerra de Armageddon - Legio Ignatum.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.