FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

El Lamento de Shedim fue un conflicto en el que los Eldars del Mundo Astronave de Mór-ríoh'i se enfrentaron a la Legión Astartes de los Lobos Lunares y a las Legiones Titánicas Mortis, Fureans, Osedax y Atarus. En esta campaña ocurrió un notable incidente que tendría consecuencias posteriormente en los sucesos de la Herejía de Horus, y que fue parcialmente responsable de la presencia de la demi-legión Karkanos de los Marcas de Fuego en Istvaan V.

HistoriaEditar

Durante la guerra en las Derivas de Shedim contra los Eldars, tuvo lugar un poderoso choque en el árido mundo de Anark Zeta entre las fuerzas del Mundo Astronave de Mór-ríoh'i y las de la Gran Cruzada. La vasta fuerza imperial reunida para destruir al merodeador Mundo Astronave incluyó destacamentos de no menos de cuatro Legiones Titánicas: la Legio Mortis (los Cabezas de Muerte), la Legio Fureans (los Ojos de Tigre), la Legio Osedax (los Cocatrices) y la Legio Atarus (los Marcas de Fuego), y todo el ejército estaba bajo el mando estratégico directo de Horus Lupercal y sus (aún) Lobos Lunares. Durante la apocalíptica batalla que rugió en la superficie del planeta, la Legio Atarus fue usada como parte de un ataque de tanteo contra los portales Eldars. Este tuvo éxito en atraer a los Titanes cenicientos y carmesíes del enemigo a un combate en campo abierto. Fuertemente presionados y ampliamente superados en número por las fantasmales máquinas de guerra de los xenos, el apoyo prometido por los Cabezas de Muerte nunca se produjo, mientras que los Titanes de los Ojos de Tigre, que defendían el flanco de los Marcas de Fuego, se vinieron abajo ante el asalto Eldar, dejando a una demi-legión entera de los Marcas de Fuego rodeada y prácticamente destruida, con un único Titán Warhound superviviente y aún capaz de luchar tras la batalla.

Posteriormente se reveló que el ataque había sido un engaño, una distracción planeada por Lupercal para alejar a las fuerzas enemigas de la defensa directa de su Mundo Astronave mientras su Legión realizaba un asalto sorpresa contra él. La guerra de las Derivas de Shedim fue una gran victoria para Horus y todos aquellos guerreros imperiales que lucharon en la campaña obtuvieron gloria por ello, pero para obtener esa victoria la Legio Atarus había sido cruelmente usada sin ser advertida de ello ni haberlo consentido, y sus pérdidas fueron agravadas por el insensible desprecio mostrado ante ellas por la Legio Mortis y la Legio Fureans en su rechazo a luchar junto a ellos en la batalla. Fue una herida que los Marcas de Fuego no olvidarían.

FuentesEditar

  • The Horus Heresy II.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.