FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Queen Lachryma III 1

Lachryma III, Reina de Sepheris Secundus.

Aunque el Imperio tiene de por sí un régimen feudal, en Sepheris Secundus el feudalismo se lleva a su máxima expresión. Todo el que nace en el planeta es propiedad de un amo al que ha de pagar nueve décimas partes de todo lo que produzca, que en el caso de la mayoría de los ciudadanos es el mineral que excavan de las paredes rocosas de las minas del planeta. La reina Lachryma III, monarca absoluta de todo el planeta, se halla en la cúspide de este sistema feudal. Los derechos de explotación de sus miles de millones de siervos pertenecen a los barones designados por la reina, o bien a las familias nobles y consorcios comerciales que los quieren pagando un precio a la Corona. El único amo de la reina es el Imperio, y su único deber es el de entregar cantidades verdaderamente pasmosas de mineral, metales y crudo como parte del diezmo planetario. El diezmo de Sepheris Secundus es el más elevado del Sector Calixis, y sin su inmensa producción de materias primas la economía de toda la región sufriría un duro revés.

Dos fuerzas, un objetivoEditar

Dos fuerzas principales perpetúan el sistema feudal de Sepheris Secundus. Una es la del peso de la tradición: Todo siervo baja a las minas como hacía su padre, y su abuelo antes que él, a menudo picando en la misma pared rocosa. Las madres cuentan a sus hijos historias sobre el horrible destino que sufren los siervos desobedientes que se niegan a cumplir las exigencias de su amo, y los Sacerdotes que predican el Culto Imperial no comprenden pecado peor que el de tener opiniones o ideas que no se correspondan con el lugar que ocupa cada uno.

Warhammer queen lachryma iii by ashitaro-d3dkgob

Excelente cosplay de Lachryma III

La segunda de estas fuerzas es la violencia física. Uno de los motivos por los que la cultura de Sepheris Secundus es más primitiva de lo normal se debe a que el armamento y la tecnología han sido monopolizados por la Corona. Los soldados del Azote Real de la reina están equipados con Rifles Láser, granadas y Espadas Sierra, que contrastan fuertemente con sus llamativos blindajes similares a vidrios tintados. Aunque no son muchos, la ventaja tecnológica de que disponen estos soldados siempre les ha bastado para sofocar las numerosas revueltas organizadas en las minas de Sepheris Secundus, y la historia del planeta está repleta de masacres en las que miles de siervos cayeron fulminados por los disparos de sus Rifles Láser.

Cada uno de los barones posee sus propios ejércitos, y algunos de ellos están autorizados a usar armamento tecnológico, aunque la mayoría están equipados con armas y armaduras primitivas pero de buena calidad con las que imponen la voluntad de sus barones. Por contra, cuando los siervos se rebelan no empuñan más que armas improvisadas y herramientas de minería. Aun cuando en ocasiones han presentado resistencia armada en grandes cantidades, los siervos jamás han mantenido ninguna de las minas de Sepheris Secundus durante demasiado tiempo, debido a la aplastante superioridad de equipo y entrenamiento que poseen los soldados de sus amos. Y cuando los ejércitos baroniales no logran su objetivo, ahí está el Azote Real. Este ejército responde única y directamente ante la reina por lo que resulta ideal para mantener también a raya a los barones. Más de un barón con excesiva ambición se ha negado a enviar a la reina su legítimo tributo, para luego ser testigo de cómo el Azote Real hacía pedazos su supuesto ejército de élite.

La reina Lachryma IIIEditar

Queen Lachryma III 3

Cosplay de Lachryma III

La reina de Sepheris Secundus es una anciana mujer que ha reinado de manera eficaz durante numerosas revueltas, sublevaciones baroniales e incrementos espectaculares del diezmo exigido por el Administratum. Actualmente, sin embargo, se está haciendo algo mayor para el cargo. Aunque todavía conserva todas sus facultades mentales, su cuerpo ha empezado a fallar y, en opinión de algunos de los barones más ambiciosos, ha perdido la fuerza de voluntad y la inclemencia que antaño le sirvieron tanto.

La envejecida y escuálida figura de la reina Lachryma queda sepultada bajo su atuendo real, su voluminosa ropa hecha con miles de vidrios tintados y su corona de oro blanco. Su voz es fina y temblorosa, y ya no posee la misma presencia que en el pasado sirvió para afianzar el sistema feudal en Sepheris Secundus. En su vejez, la reina se ha sumido en una crisis personal. ¿Por qué han de padecer sus súbditos vidas arduas e ingratas? ¿Acaso no hay ningún otro modo de gobernar Sepheris Secundus?

Ha ordenado a sus barones que investiguen lo que sucede realmente en las profundidades de las minas del planeta, pero sus barones se han resistido a esto, y unos pocos han sentido debilidad y dudas en su reina. Aunque ella jamás lo admitiría ante nadie, la reina Lachryma III teme cómo será recordada, y sabe que se está quedando sin tiempo para llegar a la raíz de las causas de la miseria de Sepheris Secundus.

FuentesEditar

  • Guía del Sector Calixis.
  • Dark Heresy: Reglamento (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.