Wikihammer 40k

En adelante, serán necesarias 50 ediciones para postear en las Discusiones de Wikihammer. ¡Ánimo y a por ello!

LEE MÁS

Wikihammer 40k
Advertisement
Wikihammer 40k
10 915
páginas
Impriwars banner.jpg

Granadero de élite de los Korps de la Muerte de Krieg.

Los Korps de la Muerte de Krieg son uno de los regimientos más duros de la Guardia Imperial, de siniestro aspecto y especializados en guerra de asedio. Proceden del mundo muerto de Krieg, destruido durante una campaña de purga atómica que puso fin a una guerra civil de 500 años solares. Los Korps tratan de redimirse de la herejía de sus ancestros luchando hasta morir en nombre del Imperio. Combaten sin miedo, con un valor inquebrantable, por lo que nunca se retiran o rinden.

Entrenados entre las ruinas irradiadas de ciudades muertas tiempo ha, equipados para los entornos más hostiles y criados con sermones de autosacrificio y penitencia, los regimientos de Krieg se despliegan comúnmente en las zonas de guerra más mortíferas, a menudo a petición suya. No ceden ni un centímetro de terreno en el nombre del Emperador, desde los desechos de cenizas tóxicas que rodean muchas ciudades colmena, hasta brutales guerras de desgaste y asedios que duran años. Como el Korps suele combatir en las zonas de guerra más letales, sus guardias imperiales son provistos de respiradores, equipo de protección térmica y material de supervivencia, instrumentos que les permiten actuar en los ambientes operativos más extremos.

Por su mentalidad peculiar y estoica los soldados de Krieg se han ganado una reputación de guerreros sombríos cuya naturaleza intransigente alimenta no una voluntad, sino una predisposición sorprendente a sacrificar sus vidas para mayor gloria del Imperio. Esta mentalidad hace que muchos soldados adornen sus uniformes y armas con cráneos y otros símbolos tétricos relativos a la mortalidad, dando a entender que no tienen consideración alguna por sus propias vidas, desdeñando la retirada o la rendición, y luchando sin miedo a la muerte.

De hecho, la idiosincrasia predominante entre los Krieg es que son poco más que armas para la voluntad del Emperador, infinitamente reemplazables, anónimos detrás de sus máscaras respiradoras, e incluso consideran el autosacrificio como el más alto de los ideales de un soldado. Esto a menudo quiere decir que son pocos los regimientos que se sienten completamente cómodos junto a los Korps de la Muerte de Krieg, y como resultado a menudo surgen problemas de moral, muy particularmente cuando se pone al mando de un grupo de ejército a oficiales de Krieg, quienes extenderán su férreo y despiadado tratamiento a cualquier guardia imperial, pertenezca al Korps o no. Los comisarios asignados a los regimientos de Krieg no están obligados a mantener el orden y la disciplina, como suele ser el caso, sino que su función es facilitar la interacción entre los regimientos de Krieg y los que no lo son, y por encima de todo refrenar las tendencias suicidas y el heroico ímpetu de estos soldados.


Antes de la caída[]

Videojuego korps krieg linea tropas.jpg

Gran parte de la historia temprana de lo que una vez fue el mundo colmena de Krieg en el Segmentum Tempestus está envuelta en rumores, mitos y misterio. Su terrible historia de rebelión y traición ha sido oscurecida y perdida por las brumas del tiempo. Este otrora próspero mundo colmena era un centro industrial y comercial poblado por miles de millones, sin embargo, Krieg ahora está cubierto por desiertos de ciudades en ruinas que se extienden a través de un mundo asfixiado por veneno radiactivo.

Los antiguos gobernantes de este mundo, un consejo de autócratas, estaban hinchados de riqueza y corruptos por la indolencia. Esta oligarquía gobernante se fue aislando cada vez más del Imperio y corrompiéndose con el paso del tiempo. Su paranoia sobre una amenaza externa que podría romper su gobierno dictatorial hizo que invirtieran vastos recursos en el fortalecimiento de las defensas de sus ciudades colmena, construyendo ejércitos privados con el diezmo a la guardia imperial y rodeando aún más su mundo con un anillo defensivo que rodeaba el planeta.

Finalmente, los autócratas empezaron a resentirse por la influencia del Administratum imperial en su mundo y, en particular, por los pesados ​​diezmos que les imponía el Departmento Munitorum, tomando recursos que, según los autócratas eran vitales para su propia defensa. Los ciudadanos de Krieg ignoraban tristemente estos sucesos en lento desarrollo y la terrible ruina que el desgobierno de sus líderes estaba a punto de traer sobre ellos.

Gi tanque korps muerte krieg.jpg

Revuelta[]

Para Krieg, el fin llegó en el año 433.M40, cuando el Alto Autócrata de la Colmena más grande de Krieg, el presidente del consejo y Gobernador Planetario de facto; un hombre tan odiado que su nombre ha sido borrado de todos los anales imperiales, declaró la imposición de la ley marcial en todo el planeta, así como la separación de este mundo del Imperio, renunciando al Emperador de la Humanidad como su maestro divino y señor político.

La guerra civil había caído de una manera rápida y desprevenida sobre Krieg. La mayor parte del planeta se rindió ante el poder de los rebeldes en las primeras horas de la rebelión. Después de los ataques iniciales, solo la Colmena Ferrograd continuaba bajo control imperial, porque, afortunadamente, el 83º Regimiento de Krieg de la Guardia Imperial, bajo el comando del Coronel Jurten, estaba en las últimas etapas de alistamiento.

En respuesta a la revuelta, el coronel Jurten se movió rápidamente para tomar el control de la ciudad colmena de sus vacilantes gobernantes en un golpe militar. Con el coronel veterano a la cabeza, Ferrograd se convirtió rápidamente en el punto de reunión de las facciones leales restantes. Pero la situación para los leales era terrible; las fuerzas rebeldes se contaban por millones y Ferrograd pronto fue aislada y sitiada.

Krieg final.jpg

Peor aún, las fuerzas defensoras estaban a su suerte; las defensas planetarias se encontraban bajo el control de los traidores y eran tan poderosas que solo la acción a gran escala de una flota completa sería capaz de abrir una brecha en ellas. Jurten sabía que ninguna flota de combate de esa magnitud estaba disponible para invadir Krieg. Sus órdenes eran simples, resistir con todos los medios a su disposición, enfrentar al enemigo, castigar su traición y emerger victorioso a cualquier coste. Enfrentando a este horrible panorama con todo en contra de él, Jurten llegó a la decisión de que el mundo de Krieg solo podría pertenecerle al Emperador o no le pertenecería a nadie más.

En las profundidades de la Colmena Ferrograd se encontraba un almacén secreto del Adeptus Mechanicus. El Coronel Jurten, junto con su aliado del Adeptus Mechanicus el Archimagos Greel, abrió las instalaciones y liberó las antiguas y prohibidas armas allí durmientes. Mientras que afuera el asedio seguía su curso, dentro de los muros de la Colmena los defensores trabajaban frenéticamente en un plan desesperado.

La Purga[]

Comisario del Korps de la Muerte de Krieg

En el día del Festival de la Ascensión del Emperador, Jurten realizó su largamente planeado contraataque. Andanadas de misiles de largo alcance rugieron desde el corazón de Ferrograd. Los traidores observaron desamparados cómo los cohetes seguían una ruta arqueada hacia la estratosfera, antes de detonar con destellos cegadores que liberarían toneladas de isotopos letales que barrieron el mundo entero en un cataclismo mortal.

Durante días la atmósfera se volvió un mar de fuego nuclear, el ecosistema del planeta entero colapsó, el aire fue envenenado y el clima degeneró en violentas tormentas que asolaron los continentes, los furiosos fuegos bloquearon el sol y el invierno nuclear devoró Krieg. Como resultado incontables miles de millones murieron, y los que no perecieron se encerraron en sus refugios para existir por siempre en una nueva existencia dentro de los niveles subterráneos. Para las futuras generaciones el plan de Jurten sería conocido como "La Purga".

Krieg podría haberse transformado en un páramo devastado, pero la Purga había igualado las probabilidades. Los leales estaban bien preparados para el ataque, mientras que los sublevados sufrieron terriblemente. aunque la guerra civil se prolongaría de todos modos. La pesadilla de Krieg solo comenzaba, los supervivientes de la purga nuclear de Jurten se vieron obligados a vivir en búnkeres subterráneos o en las profundidades de los desechos químicos radiactivos del Mundo Colmena, como lo hacen sus descendientes hasta el día de hoy. Para las autoridades imperiales, el planeta ya no era digno de salvación, por lo que su destino fue marcado en rojo en los registros del Adeptus Administratum. Krieg se convirtió en un Mundo Muerto hecho por el hombre, atrapado en el yugo gélido de un invierno radiactivo. La guerra entre las tropas separatistas y leales se volvió una guerra sin cuartel, batallas sangrientas de desgaste se luchaban por todo el planeta, donde cada centímetro de suelo era mutilado con trincheras, alambradas oxidadas y cráteres de detonación. Era un paisaje mortal donde la ceniza radiactiva quemaba los huesos de innumerables muertos sin sepultar.

Nunca se sabrá a ciencia cierta qué fue lo que realmente pasó en esos terribles siglos de guerra civil. Jurten finalmente pereció, el motivo es desconocido y se ha perdido en la historia, pero los descendientes de aquellos soldados que lo siguieron se convirtieron en guerreros valientes y acostumbrados a la muerte. La guerra se convertiría en todo lo que conocerían, criados para luchar desde la cuna hasta la tumba. La vida en Krieg había cambiado. Los otrora prósperos ciudadanos se convirtieron en los soldados del Korps de la Muerte de Krieg, amortajados en máscaras respiradoras y largos abrigos para sobrevivir a sus batallas en los páramos tóxicos y las ciudades arrasadas, existiendo solo para soportar la infernal superficie planetaria y cumplir con su deber redentor en nombre del Emperador.

A lo largo de quince generaciones de sangrientas luchas de desgaste, las tropas leales retomaron lentamente su mundo en el nombre del Emperador, trinchera a trinchera y túnel a túnel, a fuerza de bayoneta y fuego atómico cuando era necesario. Después de más de 500 años de la guerra más brutal, sangrienta y terrorífica jamás imaginada, junto con un incalculable precio en vidas humanas y sufrimiento, Krieg finalmente volvió a la gracia del Emperador y fueron las tropas de los Korps de la Muerte las que lo hicieron posible en el año 949 del Milenio 40.

Uniformes de los Korps de la Muerte

Krieg: la máquina de guerra[]

Caballería de los Korps de la Muerte de Krieg

Cuando Krieg regresó de forma oficial al Imperio en 949.M40, el evento fue celebrado con poca fanfarria o júbilo. Sin embargo, el Departamento Munitorum estaba al acecho: Krieg estaba en deuda con el Imperio al no haber contribuido con su asignación durante medio milenio, así que se le asignó un nuevo diezmo de hombres para la Guardia Imperial. Los Adeptos se sorprendieron cuando las autoridades del planeta les ofrecieron no uno, sino veinte Regimientos para despliegue inmediato, todos formados, entrenados y equipados, y además cada comandante pidió autorización para movilizarse a las zonas de guerra más peligrosas que estuvieran disponibles.

Durante cinco siglos estándar de guerra, la gente de Krieg no se había quedado inactiva, ya que bajo el exterior devastado de su mundo se habían fundado ciudades subterráneas enteras, se habían excavado decenas de miles de kilómetros de búnkeres y pasadizos, un vasto inframundo de industria y manufactura. Así, Krieg pasó a estar orientado específicamente a la producción de armas y equipos, pero sobre todo a la producción de soldados, soldados que demostraron ser tan implacables como las líneas de fábrica que los armaban y tan despiadados como su maldito mundo radiactivo.

La necesidad de soldados del Departamento Munitorum hizo que estos nuevos regimientos de Korps de la Muerte fueran incorporados inmediatamente al Astra Militarum, reorganizados y asignados a comisarios para ser enviados directamente al combate. El despliegue de los regimientos de los Korps de la Muerte de Krieg fue un éxito inmediato, a pesar de los recelos de algunos de los regimientos junto a los que sirvieron. En zonas de guerra que reflejaban el horrible estado de su mundo natal, los regimientos del Korps de la Muerte demostraron ser superiores a otras unidades de la Guardia Imperial. En mundos que eran desechos radiactivos, zonas de toxinas y mundos de cenizas contaminados, los generales de Astra Militarum capitalizaron rápidamente el despliegue de los Korps de la Muerte de Krieg. Se rompieron los puntos muertos y se lograron avances que de otro modo habrían requerido el gasto masivo de tropas de la Legión Penal o el uso de valiosas fuerzas de élite como el Adeptus Astartes.

El Astra Militarum dio buena cuenta de los soldados de Krieg y solicitó al Departamento Munitorum tantos como fuera posible, imponiéndose así a Krieg el cumplimiento de un diezmo imperial cien veces superior a otros planetas. Desde entonces el único propósito de Krieg era reclutar a los soldados del Korps de la Muerte como otro mundo podría extraer mineral o sembrar campos. Por orden directa de los Altos Señores de Terra, no se debía permitir que nada interfiriera con este propósito. Esto ha dado lugar a que se toleren prácticas sospechosas; algunas, como las políticas eugenésicas diseñadas para eliminar las mutaciones causadas por la biosfera radiactiva dañada de Krieg y el servicio militar obligatorio universal, son continuación de políticas que alguna vez fueron necesarias durante los atroces siglos de guerra civil de Krieg.

Tal como está hoy, Krieg es un verdadero mundo militar, no tiene ningún recurso natural que ofrecer al Emperador, tan solo su gente, entregando a sus descendientes para luchar en el Astra Militarum. Los diezmos de Krieg son el máximo para la población del planeta, levantando decenas de regimientos cada año estándar ahí donde se podría esperar que un mundo de tamaño comparable reclutase un regimiento cada década solar.

La tasa de desgaste y destrucción entre estos regimientos es igualmente desproporcionada en comparación a otros, ya que están asignados a algunos de los campos de batalla y mundos más peligrosos que conoce la Humanidad. Los Korps de la Muerte han demostrado ser capaces de lograr victorias contra viento y marea a fuerza de sacrificios sangrientos, resistencia implacable, agresión sin titubeos y lealtad inquebrantable. Pero a pesar de su glorioso historial de servicio, las unidades de la Krieg no son del agrado de los comandantes del Astra Militarum, quienes encuentran que estas tropas son malhumoradas, taciturnas, demasiado dispuestas a aceptar un gran número de bajas, incluso entre sus comandantes, y difíciles de tratar para quienes no pertenecen al Korp. Pero en la lucha y la interminable guerra que existe en la oscuridad sombría del 41 Milenio, el Imperio de la Humanidad tiene extrema necesidad de tales tropas, así que el uso y el número de regimientos de Korps de la Muerte está en constante aumento, al igual que los recursos que el Departmento Munitorum dedica a su creación.

La llamada de reclutamiento[]

Oficial de Intendencia de los Korps con familiar.

El reclutamiento de miembros de los Korps de la Muerte de Krieg es similar a muchos otros mundos imperiales depende de diversas circunstancias. Aunque sus duros métodos de entrenamiento, doctrinas de combate y organización regimental no son en sí mismos únicos entre las unidades de la Guardia Imperial, los regimientos de los Korps de la Muerte son poco ortodoxos y extremos en su aplicación.

Evaluados, seleccionados y entrenados sin descanso casi desde el nacimiento para su papel designado como guardias imperiales, las tasas de muerte y lesiones durante el entrenamiento son altas entre los reclutas del Korps de la Muerte. Para asegurarse de que solo los más duros y mejores lleguen al nuevo regimiento, el proceso es brutal y rápidamente elimina a los débiles e indignos, porque el miedo y la debilidad no son tolerados. Las mentes y el carácter de los jóvenes guardias se rompen meticulosamente para después recomponer sus pedazos y dar lugar a algo más fuerte, al igual que sus cuerpos están entrenados para resistir las dificultades y soportar sufrimientos que matarían a otros hombres, una tarea que ya comenzó por el mero hecho de vivir en la arruinada Krieg.

Entre los restos de los viejos campos de batalla devastados por la radiación, los regimientos de entrenamiento marchan, cavan trincheras, despejan campos de minas y libran simulacros de batalla contra otros cadetes. Solo aquellos que perduran son considerados lo suficientemente aptos para ocupar su lugar como miembros de los Korps de la Muerte. Por esta razón el regimiento puede mantener su famoso estándar de disciplina y estoicismo en combate. Las máscaras de gas se ven convencionalmente como una segunda piel, ya que los soldados están entrenados para operar permanentemente con ellas si es necesario. El miedo a fallar al Imperio y a sus camaradas, y una devoción incesante hacia el deber, el honor y el Emperador se inculca en los nuevos reclutas para acerar mentes y corazones, asegurando que se mantengan firmes en cualquier situación de combate. Desde edades muy tempranas se inculca en estos reclutas una fe inquebrantable en el Emperador, amplificando las costumbres culturales preexistentes sobre el honor para crear lo que la Eclesiarquía denomina un ''culto al sacrificio''. Este condicionamiento hace énfasis en el papel del individuo como parte de un todo, una piedra en la avalancha que arrasa con los enemigos de la Humanidad; no importan como individuos, razón por la que las condecoraciones y otros honores formales son prácticamente inauditos en el Korps, particularmente porque los actos de heroísmo y valentía son considerados parte del deber, y no una excepción. Este acondicionamiento mental es la parte clave de su entrenamiento, por lo que las tropas de los Korps de la Muerte están preparadas para los innumerables horrores que se encontrarán en el campo de batalla imperial y más allá.

El soldado resultante de este proceso inmisericorde y severo es altamente disciplinado y autosuficiente, hábil con todas las armas a distancia estándar de la Guardia Imperial, con una destreza ejemplar en el combate cuerpo a cuerpo y maestría sobre la construcción de fortificaciones de combate. La precisión en el disparo es preferible pero no vital, siendo más importante el realizar maniobras de fuego en masa como parte de una unidad o formación de batalla. Aunque esto no es ninguna sorpresa, el guardia imperial del Korps de la Muerte es un experto en combatir en entornos hostiles y exhibe altísimos niveles de resistencia, tanto mental como física. También se le asigna un código numérico, como 769355-637566-Keled o 566-648-87991-72-Draeta, con tal de que su muerte pueda ser más fácilmente documentada. El fervor a veces suicida de las tropas del Korps por convertirse en mártires del Imperio da pie a ciertas complicaciones en el campo de batalla, más concretamente el aislamiento personal y un alto grado de fatalismo expresado de formas que otros individuos ajenos al Korps encuentran tétrico en exceso, siendo un claro ejemplo su negativa a despojarse de la máscara respiratoria incluso fuera de combate.

Cuando se llama a filas a los jóvenes de las siguientes generaciones, lo que se conoce como ''La Llamada'' es cuando cumplen entre los catorce y los dieciocho años de edad según los registros de la Sagrada Terra. Si un ciudadano de Krieg posee una habilidad particular o conocimiento especial cuando le llegaba la hora de responder a ''La Llamada'', se le envía a una Schola especializada para convertirlo por ejemplo, en Tecnosacerdote o miembro del Officio Medicae. El punto de reunión es una terminal localizada en la cúspide, a trece niveles de altura. El pase para llegar hasta allí es caro, pero cuando se produce ''La Llamada'', ningún coste disuade a los leales y fervorosos habitantes de Krieg. Este viaje es algo para lo que toda madre ahorra, como parte de su deber para con el mundo. Aquellos pobres que no pudieran permitirse el llegar con un transporte, deben reunirse en el punto de reclutamiento por cualquier otro medio a la hora indicada.

Dada la castigada población de Krieg, es casi un milagro que se puedan producir tantos guardias, incluso con los esfuerzos industriales dedicados a ese fin. Continúan circulando rumores atroces en los regimientos de Krieg sobre métodos antinaturales utilizados para aumentar las tasas de natalidad y reclutamiento, produciendo niños artificialmente como clones para garantizar que siempre haya soldados que den su vida por las guerras del Emperador. Se cree que es un hecho oficial que el mismo Roboute Guilliman aprueba estos actos. Hasta la fecha, ninguna investigación del Adeptus Mechanicus ha presentado evidencia de esto, pero la especulación continúa de todos modos. También se cree que la edad media de los soldados de infantería de la Krieg es considerablemente más baja que en otros mundos; algunos funcionarios incluso insinúan que el grueso de estas tropas esconde sus rasgos juveniles detrás de las características máscaras respiratorias y que sus soldados ni siquiera han alcanzado la madurez.

Doctrina de combate[]

Korps de la Muerte de Krieg en Combate.jpg

Durante su gran guerra civil, para Krieg sobreviviera su sociedad no pudo darse el lujo de sostener a sus miembros más débiles. Habiendo sido criados solo para luchar y sin haber conocido nada más que una batalla constante, generaciones de tropas terminaron por ver la muerte en nombre del Emperador como su objetivo final. Esta mentalidad de "culto al sacrificio" continúa hasta el día de hoy e impregna todos los aspectos de la doctrina y organización de combate de los Korps de la Muerte. El carácter y la doctrina táctica del soldado de la Krieg son moldeados por y para la guerra.

Los soldados de Krieg son notoriamente célebres por no inmutarse bajo ningún concepto, incluso ante una muerte súbita, y ven sus muertes en la guerra como una penitencia colectiva por la herejía de sus antepasados ​​tantos años antes. Para los comandantes de Krieg las batallas se ganan mediante la aplicación despiadada de una fuerza abrumadora. Su doctrina de combate dicta que cualquier batalla en la que su capacidad de luchar y disposición a morir supere la de su enemigo es una batalla ya ganada, todo lo demás es simplemente una cuestión de tiempo y desgaste. Como ya se ha señalado, uno de los testimonios más elocuentes sobre el compromiso de krieg es que sus regimientos se ofrecen como voluntarios para combatir en las zonas de guerra más peligrosas del Imperio, lo que significa que se han ganado una reputación feroz en toda la galaxia. Sobresalen en la guerra de trincheras y campañas de asedio, pero su deber como soldados del Emperador y el Imperio ha visto a unidades del Korps involucrarse en toda clase de conflictos, como la Campaña de Taros, la Tercera Guerra por Armageddon, la Campaña de las Tierras Salvajes de Atria y la Campaña de Vorenz III, por nombrar solo algunas.

Se puede contar con el Korps para mantener su posición con una extraordinaria tenacidad sólo compartida por un puñado selecto de regimientos, y cuando avanza prefiere una ofensiva masiva sobre un frente extendido empleando un aluvión de apoyo de artillería. Muchos regimientos de Krieg son hábiles asaltantes de posiciones atrincheradas en caso de que una ofensiva masiva no sea práctica o se requiera debilitar las posiciones enemigas antes de que una ofensiva de este tipo pueda tener lugar. El hecho de que los Korps Muerte de Krieg sean conocidos por una lealtad incondicional e implacable persecución de la victoria imperial proviene principalmente de la purga atómica que el 83 Regimiento de Infantería de Krieg, bajo el mando del Coronel Jurten, infligió en su propio planeta durante la guerra civil, un evento del que los Korps están profundamente orgullosos.


Letanía del sacrificio[]

En la vida, guerra.

En la muerte, paz.

En la vida, vergüenza.

En la muerte , expiación.

El nacimiento de un regimiento[]

Los regimientos se levantan en Krieg con gran frecuencia. La forma y composición de estas unidades será diferente según los edictos del Departmento Munitorum y las necesidades bélicas del momento. Krieg proporciona cuerpos y el Departmento Munitorum los organiza en varios tipos diferentes de regimientos. Se conocen regimientos de infantería, infantería mecanizada y regimientos blindados, pero, con mucho, la unidad más común nacida en Krieg son los regimientos de asedio. La filosofía de guerra total de los Korps de la Muerte alcanza su máxima expresión dentro de estos regimientos, célebres a lo largo y ancho del Imperio como maestros indiscutibles de la guerra de trincheras en el Astra Militarum.


Tropas de un regimiento[]

Los regimientos de Krieg operan bajo una estructura de mando reconocible para cualquier miembro del Astra Militarum, establecida por el Departmento Munitorum, con algunas variaciones de la regla en cuanto a insignias y designaciones, siendo un ejemplo que los sargentos de infantería sean conocidos por el título de "guardianes", mientras que los sargentos de compañías de Jinetes de la muerte se conocen como "jinetes maestros".

  • Oficiales del Korps: los oficiales normalmente lideran y luchan desde el frente , inclusive dentro de los más altos mandos. Esta no es tanto una decisión consciente como una simple expresión de la mentalidad del Korps, pues todos los guardias de Krieg esperan luchar y morir por el Emperador. Con este fin, los oficiales comúnmente se equipan para la línea del frente con granadas, pistolas y una espada sierra o una espada de energía. Las escuadras de mando llevan su insignia de unidad (una "C" para mando) en su hombro derecho. Los cascos de los oficiales suelen llevar un Aquila Imperial como ornamentación. A diferencia de muchos otros regimientos de la Guardia Imperial que extraen sus tropas de mundos con una cultura militarizada de larga tradición, Krieg no tiene una aristocracia guerrera ni una casta oficial hereditaria. En cambio, sus oficiales son ascendidos desde del cuerpo de reclutas. Esto significa que la mayoría del cuadro de oficiales del Korps ha sido ascendido desde de las filas gracias una combinación de habilidad, antigüedad y, a menudo, a fuerza de simple supervivencia. Como veteranos de la doctrina bélica de los Korps de la Muerte, no tienen en cuenta las altas bajas, lo que provoca problemas de moral cuando los oficiales superiores de Krieg son establecidos a cargo de regimientos externos. También es una característica notable del uniforme de batalla de oficial el no portar distinciones, puesto que los regimientos de la Krieg no otorgan medallas o condecoraciones, ya que los soldados del Korps consideran que tales recompensas son insignificantes. Se espera valentía y por lo tanto, los guardias del Korps no son reconocidos con recompensas especiales por demostrarla. También es digno de mención que hasta el nivel de mando del regimiento, los oficiales a menudo prefieren la conveniencia de una designación numérica en lugar de su propio nombre; como tales, los oficiales se conocen como Comandante Alpha (1ª Compañia) o Comandante Gamma (3ª Compañia) e incluso el Coronel 186 para el comandante del 186 Regimiento.
  • Comisarios del Korps: los comisarios están presentes en los regimientos de Krieg según lo dispuesto por las regulaciones del Departmento Munitorum, siendo los únicos no nativos de Krieg que sirven en los Korps. Debido a las tasas relativamente bajas de infracciones y problemas de moral entre los regimientos de Krieg, con mayor frecuencia se encuentran empleados en controlar cualquier muestra de valentía excesiva por parte de las tropas, y por ende actúan más bien como asesores tácticos que como ejecutores de la disciplina. Los comisarios asignados a un regimiento del Korps a menudo están bien posicionados para convertirse en una voz de moderación para sus oficiales, tratando de reforzar la perspectiva de objetivos estratégicos más amplios sobre las victorias a corto plazo mediante el gasto de hombres y material que podrían ser necesarios más adelante.
  • Granaderos: los granaderos forman una fuerza de élite dentro del Korps. Los granaderos son elegidos entre las filas de los escuadrones de infantería, generalmente por su guardían o un comisario, y así recomendado para su nombramiento como granadero. También proceden de veteranos y supervivientes de unidades diezmadas. Esto no es un ascenso, ya que los granaderos todavía tienen el mismo rango, pero se considera que tienen una posición aventajada sobre el resto de sus camaradas gracias a la experiencia que otorga su condición de veteranos. Después de servir con una escuadra de granaderos durante un tiempo, los guardias de Krieg pueden regresar a la infantería regular como un guardían. Las tasas de bajas entre los granaderos son muy altas y, aunque el servicio en la infantería pesada se considera un privilegio, también es un deber. Un soldado designado para un escuadrón de granaderos no puede negarse, y adopta la máscara engalanada con una calavera como símbolo de la aceptación de su destino. Estadísticamente, ocho de cada diez granaderos mueren en acción.
  • Ingenieros: al igual que los granaderos, los ingenieros del Korps son soldados de infantería que apoyan las campañas de Krieg en un papel de especialistas. Los ingenieros proporcionan conocimiento especializado en la guerra subterránea, excavando pozos, túneles y trincheras para socavar los puntos fuertes del enemigo y lanzar incursiones sorpresa detrás de sus líneas. Las escuadras de ingenieros de Krieg llevan una gran cantidad de equipo sofisticado, como áuspex geotérmicos, torpedos de asalto y cargas de fusión, y están equipados con armaduras de caparazón dada la naturaleza de su papel en la doctrina bélica de Krieg. Además de soldados, son mineros que cavan desde el frente con profundos pozos para sortear las defensas enemigas, colocan grandes minas debajo de las posiciones o cavan trincheras de asalto. Muchos de los túneles poco profundos se excavan justo debajo de la superficie, lo que permite a una escuadra crear una entrada a la superficie y asaltar rápidamente una posición enemiga sin cruzar tierra de nadie. Los ingenieros también están capacitados y autorizados para utilizar armas químicas. Si es necesario, llevan pequeñas granadas de gas que se utilizan durante los asaltos para envolver al enemigo en un gas altamente corrosivo. Se trata de armas de último recurso, pero que han contribuido a dar a los regimientos de Krieg su despiadada reputación.
  • Guardianes: un guardían es el equivalente a un suboficial con rango de Sargento en otros regimientos de la Guardia Imperial. Los pelotones de infantería forman la mayor parte de los efectivos de los regimientos de asedio de los Korps de la Muerte. Cada regimiento de asedio consta de cinco compañías, que se dividen en diez pelotones de infantería y un pelotón de armas pesadas. Cada compañía está dirigida por un Capitán del Korps que es asistido por un guardián veterano. Cada pelotón consta de una escuadra de mando y hasta seis escuadras de infantería. Estas unidades están dirigidas por los guardianes, asistidos por un guardia superior designado, generalmente el más antiguo en la escuadra. Al igual que sus compañeros guardias, los guardianes han sido adoctrinados desde su nacimiento en las tradiciones marciales de los Korps. Son muy competentes con todas las armas básicas de la Guardia Imperial y muy especialmente con la bayoneta. Al no tener miedo a la muerte, un guardián exige y no espera menos de sus hombres cuando les conducen a través de "tierra de nadie" para asaltar las trincheras y defensas enemigas.
  • Guardia del Korps: cada soldado está completamente entrenado según los estándares esperados para la preparación para el combate establecidos por el Departamento Munitorum, con especial énfasis en la supervivencia en entornos peligrosos, además de resistencia física y mental. Un soldado del Korps es especialista en el uso de todos los tipos básicos de armamento de la Guardia Imperial, así como en el uso de granadas y explosivos, también es muy hábil en la construcción rápida y precisa de trincheras y defensas. Son combatientes ejemplares cuerpo a cuerpo, practicando con la bayoneta desde la niñez. Los guardias del Korps tienen una tendencia a ser muy aislados, sin emociones y, a menudo, taciturnos hasta el punto de guardar silencio fuera de sus deberes. También muestran un alto grado de fatalismo y una inusual tradición, como llevar reliquias, osarios u otros memento mori sobre sus personas como una forma de observancia religiosa para honrar a aquellos que han caído al servicio del Dios Emperador.
  • Jinetes de la Muerte: estos jinetes son similar a las unidades de caballería Rough Rider que se encuentran en muchos otros regimientos de la Guardia Imperial. Los Jinetes de la Muerte de Krieg son una de las formaciones únicas más célebres que se encuentran dentro de las fuerzas del Korps. Los Jinetes de la Muerte también son un resultado directo de la guerra civil en Krieg. Su aspecto más singular es la naturaleza de las monturas: el legendario corcel de Krieg. Este animal es ahora el producto de una ingeniería genética extrema, diseñado para desarrollar fuerza, resistencia y agresividad sin igual, con numerosos órganos adicionales que les permiten sobrevivir ilesos en los campos de batalla más contaminados y tóxicos. Cultivados en cámaras en Krieg bajo los auspicios del Adeptus Mechanicus, los animales se aumentan aún más con una armadura orgánica subdermal, pulmones osmóticos y un sistema de inyección de drogas completamente integrado equipado con una potente mezcla de estimulantes, bloqueadores del dolor y otros paliativos. El resultado final es que el corcel de Krieg es capaz de alcanzar niveles increíbles de resistencia y tolerancia ambiental. Los Jinetes de la Muerte forman un cuadro especial dentro de los regimientos de Krieg, y sus miembros son elegidos no sólo por sus aptitudes, sino también por su pensamiento e iniciativa independientes. Muchos futuros oficiales del Korps proceden de las filas de sus supervivientes. Los Jinetes de la Muerte están equipados con una variedad de armas de mano como sables, además de la lanza con punta explosiva característica que se encuentra en unidades similares, pistolas láser y armadura adicional.
  • Oficial de intendencia: los regimientos de los Korps de la Muerte cuentan con una especialidad única e inusual, la de los oficiales de intendencia. Estos individuos han reemplazado a los médicos del campo que se encuentran en la mayoría de los regimientos de la Guardia Imperial. Su papel tiene raíces en el propio pasado devastado por la guerra de Krieg. En ese despiadado conflicto civil, la recuperación de armas y equipo de guerra de los caídos fue de suma importancia, y la medicina de campo y el triaje en el campo de batalla fueron un lujo que rara vez se podía permitir a los heridos más graves. Así que en la guerra civil de Krieg, un soldado que no podía ser devuelto a la refriega o al menos retirarse por sus propios medios se consideraba un lastre y para esos desafortunados se otorga la "bendición de la paz del Emperador", una ejecución honorable. Esta tarea onerosa, junto con la recuperación del equipo de un soldado, era responsabilidad del cuadro de intendencia y sigue siéndolo hasta el día de hoy. Los intendentes se eligen de las filas de los Korps de la Muerte por selección durante entrenamiento, particularmente por su fe en el Dios Emperador, así como por su aptitud mental y ocasionalmente se hace uso de individuos que han sobrevivido contra todo pronóstico. Estos tenaces soldados luego reciben entrenamiento adicional en medicina de campo, tecnología básica y adoctrinamiento extenso en las creencias de la secta del Culto Imperial de Krieg .

Estructura operacional de un regimiento[]

  • Regimiento - Comandado por un Kapitän, que es el equivalente a Coronel en la mayoría de los ejércitos de la Guardia Imperial. Un regimiento al completo está compuesto por hasta 20.000 efectivos.
  • División - En cada regimiento hay 4 divisiones (que contienen 5.000 efectivos cada uno) liderados por un Mayor.
  • Kompanie - Cada división está dividida en 20 Kompanies (que contienen entre 250-300 efectivos cada una), cada una comandada por un Hauptmann.
  • Pelotón - Una Kompanie consiste en diversos pelotones, incluyendo tropas de infantería, blindados, mecanizados, armamento pesado y toda clase de elementos de apoyo. El Leutnant de una escuadra de mando, conocido como Teniente en otros ejércitos de la Guardia Imperial, es el oficial de rango bajo en una Kompanie, y el Sargento Primero es el líder de su pelotón.
  • Sección - Una sección es el componente más pequeño de un regimiento y está regido por un Sargento. Las secciones vienen en multitud de variantes. Un pelotón puede tener, por ejemplo, cuatro secciones de infantería, una sección de francotiradores y una sección de armamento pesado. En otros ejércitos del Imperio se refiere a las secciones como escuadras.
  • Sección de infantería - Una sección estándar de infantería está dividida según las posiciones. Cada posición tiene una tarea particular: Sargento, comunicaciones, médico, soldado raso, arma pesada y porta-municiones.
Korps Muerte Krieg Estructura Operacional.jpg


Armamento y equipo[]

Los ciudadanos de Krieg son gente lúgubre y pragmática, rasgos que se reflejan en las armas y el equipo utilizados por los Korps, que tienden a ser muy utilitarios en comparación con otros regimientos de la Guardia Imperial más llamativos.

  • Rifle láser Modelo Lucius nº98 - El rifle láser en los regimientos de Krieg es el Modelo Lucius nº98. Este arma opera en una frecuencia megathule superior a otros modelos más comunes del rifle laser utilizados por la Guardia Imperial. Esto le da al arma más poder de penetración, pero drena la célula térmica después de sólo 25 disparos. El arma es semiautomática y tiene una tasa de recarga más lenta que muchas otras armas láser, sin embargo, los comandantes de Krieg han juzgado que el poder de detención adicional del Modelo Lucius compensa con creces esta carencia. Los característicos anillos disipadores de calor en el cañón del rifle contribuyen a reducir el enorme castigo térmico de este potente arma que se genera después de un fuego sostenido. La culata y empuñadura suelen estar hechos de madera sintética, aunque se conocen variantes que emplean otros materiales.
  • 6 células térmicas: Las células térmicas son baterías potentes que utilizan casi exclusivamente las armas láser imperiales. La célula térmica varía según la clase de arma.
  • Armadura antifrag: El blindaje personal más común utilizado por las fuerzas de la Guardia Imperial es la armadura antifrag, y es un equipo de combate estándar para los innumerables millones de Guardias Imperiales que luchan en nombre del Emperador en toda la galaxia. En la fabricación de cada armadura se utilizan muchas capas de material ablativo y absorbente, lo suficiente para desviar o negar la mayoría de los ataques de bajo nivel, como armas pequeñas, metralla y explosiones. Los golpes sólidos de las armas de alto impacto generalmente pueden anular las defensas de una armadura antifrag, pero dado que es relativamente liviana, barata de producir y fiable en la mayoría de situaciones de combate, muchos veteranos continúan usándolo incluso cuando se les ofrece algo mejor.
  • Cuchillo monofilo: Un arma cuerpo a cuerpo de mano, es el arma de reserva omnipresente para los guerreros de todo el Imperio, ya sean escoria humilde de la colmena o soldados de élite de un gobernador planetario. Algunos, como el cuchillo de combate de Catachán, están diseñados para un propósito específico, mientras que otros son de naturaleza más genérica. Los cuchillos monofilo utilizados por el Korps de la Muerte son hojas especialmente diseñadas con bordes superfinos que pueden cortar fácilmente la armadura y nunca perder su filo. Todos los miembros del Korps llevan estos cuchillos como bayoneta y como herramienta de campo.
  • Uniforme de la Guardia Imperial del Korps de la Muerte de Krieg.
  • Respirador: Una máscara de respiración simple que cubre la nariz y la boca o toda la cara, ofrece una protección mucho mejor que los tapones de filtración y son utilizados por las tropas en ambientes tóxicos o durante ataques con armas químicas o incluso biológicas.
  • 4 sacos de arena vacíos
  • Herramienta de atrincheramiento M39
  • 4 granadas de fragmentación: Las granadas de fragmentación utilizan una carga explosiva y un contenedor diseñado para liberar mortales fragmentos de metralla en un área, convirtiéndolas en armas antipersonal potentes. Las granadas de fragmentación imperiales tienen aproximadamente el tamaño de un puño cerrado y están cubiertas con un caparazón con muchas muescas, tanto para aumentar la metralla producida como para proporcionar un agarre más seguro para el lanzamiento.
  • 2 granadas cegadoras: Las granadas cegadoras detonan como una pequeña estrella, cegando a cualquiera que esté cerca y lo suficientemente brillante como para sobrecargar los sistemas primitivos de protección visual. Cualquiera que se encuentre a menos de 15 metros de una granada cegadora cuando ésta detone quedará temporalmente ciego.
  • 2 granadas de humo: Las granadas de humo liberan un humo denso que sólo oscurece la vista y los sistemas ópticos básicos. No bloquean los sistemas de detección que utilizan calor u otras bandas espectrales fuera de la vista normal, pero son fáciles de construir y se suministran en cantidades ingentes.
  • Equipo para mal tiempo
  • Mochila de combate
  • Kit de herramientas básicas
  • Juego de cubiertos y cantimplora
  • Raciones para 2 semanas
  • 1 caja de aulladores (por escuadra): Un aullador es una alarma de proximidad automatizada que alerta a sus usuarios sobre peligros inminentes mediante la activación de un ruido horrendo. Si sus sensores detectan un intruso, hace sonar su alarma, que se puede escuchar en cualquier lugar a un kilómetro. Las puertas, paredes y otras barreras pueden reducir el rango sónico de la alarma.
  • Manta y saco de dormir
  • Paquete de lámparas recargables: Resistentes y confiables, los globos luminosos iluminan muchas aceras y catedrales imperiales. La mayoría de los portátiles tienen aproximadamente el tamaño de un puño cerrado y pueden brillar con una luz fuerte y amarillenta de una docena de metros de ancho. Duran aproximadamente cinco horas antes de que sea necesario recargar o reemplazar su paquete de energía.
  • Kit de aseo
  • Placas de identificación
  • Manual edificante del guardia imperial: Un texto imperial de edición estándar que cubre una amplia variedad de temas, este libro lo poseen todos los miembros de la Guardia Imperial como parte de su equipo estándar. El manual es una guía básica que detalla todo lo que un guardia necesita saber: principios y regulaciones de la Guardia Imperial, armas, vestimenta, aparatos y equipo emitidos, doctrina bélica básica y organización y estructura de la Guardia Imperial, instrucciones médicas elementales en el campo de batalla y una guía detallada sobre los enemigos del Imperio. No se debería encontrar a ningún miembro de la Guardia sin poseer una copia del Manual edificante, ya que el castigo por perder uno es severo.

Equipo de guerra opcional[]

Las unidades de los Korps de la Muerte pueden utilizar armas de fusión y bólteres pesados como armas de apoyo, y además tienen acceso a morteros, ametralladoras pesadas, cañones láser, cañones automáticos y lanzallamas.

Como ocurre con la mayoría de los guardias imperiales, el arma individual estándar de la infantería de Krieg es el rifle laser pero muchos también llevan una pistola láser auxiliar. El cuchillo de combate multiusos que llevan todos los miembros del Korps de la Muerte es una bayoneta, pero también una herramienta de campo.

Regimientos famosos[]

Consulta este listado con todos los Regimientos Notables del Korps de la Muerte.

Guardias notables de los Korps de la muerte de Krieg[]

  • Mariscal Amim Kagori: el mariscal Amim Kagori era un oficial muy respetado dentro del Korps de la Muerte de Krieg. Sobre él recayó la responsabilidad de enmendar la desastrosa recesión que había sufrido el Asedio de Vraks tras la llegada de las bandas de guerra de los Marines Espaciales del Caos y, quizás lo más importante, Titanes del Caos la Legio Vulcanum. Con el 88º Ejército de Asedio en su totalidad presa del desorden y obligados a ceder terreno en todos los frentes, el Mariscal Kagori fue elegido por el Mando del Segmentun para reemplazar al Lord Comandante Zuelkhe. Para proseguir la guerra, Kagori solicitó ayuda a la Legio Astorum, la cual, junto con los nuevos regimientos de la 34 División del Korps, cambiaría el rumbo de Vraks. Tomando el nombre de "Ofensiva Kagori", el contraataque imperial reconquistó el terreno perdido en cuestión de meses. Con el apoyo adicional de la Armada Imperial y los Adeptus Astartes del Capítulo de los Escorpiones Rojos, el mariscal Kagori triunfaría allí donde su predecesor había fallado, y finalmente rompería las líneas de defensa interiores de la ciudadela. Sin embargo, a medida que se multiplicaron los informes de fenómenos antinaturales, el mariscal Kagori se vio obligado a ceder el mando del 88° Ejército de Asedio al Lord Inquisidor Héctor Rex del Ordo Malleus. Haciendo gala de valentía ejemplar, Amim Kagori solicitó al Lord Inquisidor un mando en el campo de batalla en Vraks, que le fue rápidamente concedido. Su descenso al mando de campo sería una bendición para los Korps de la Muerte, ya que las acciones del Mariscal en Vraks lo harían recordar como uno de los mayores héroes imperiales de esta campaña.
  • El mariscal Karis Venner, el "Tres veces mártir", Castigador de Valtine: el mariscal Venner fue una figura legendaria dentro de los Korps, un oficial superior de determinación única que para muchos encarnaba la tenacidad sangrienta y la disposición de los Korps a sacrificarlo todo por una causa mayor. El Mariscal Venner mantuvo la 17 División del Korps durante once años, tiempo en el que siempre comandó desde la primera línea, liderando personalmente las brigadas de asalto del Korps en el campo de batalla. Gran parte de su tráquea y pulmones fueron reemplazados por aumentos después de sufrir quemaduras graves por parte de un lanzallamas enemigo durante el asedio de Duraka. A pesar de sus heridas, Venner arrastró su cuerpo roto y ensangrentado de regreso a las líneas de Krieg y se salvó. Esta fue la primera vez que fue catalogado oficialmente como una baja solo para reaparecer casi milagrosamente, debiéndole el sobrenombre de "Tres veces mártir". Durante una campaña en particular, Venner había sido apuñalado y declarado muerto en acción, solo para ser redescubierto tres días después a la cabeza de un grupo desigual de supervivientes, rodeado por los cadáveres del enemigo. Esta leyenda lo ha hecho muy popular dentro de los regimientos que han servido bajo su mando, pero no tanto dentro de los regimientos ajenos a la Krieg que han sido puestos bajo su autoridad. Nombrado comandante en jefe tanto de la 17ª y 60ª División del Korps durante la Guerra Mirlona, el Mariscal Venner se distinguió en la Batalla de Amarah Prime, donde el Korps fue una de las pocas formaciones imperiales que no solo fue capaz de resistir, sino también vencer a los Necrones.
  • Coronel Tyborc: el historial de combate del coronel Tyborc quizás ilustra mejor cómo los ascensos pueden afectar la carrera de un hombre dentro de los Korps de la Muerte. La mayoría de las veces, estas promociones se obtienen en primera línea y por el simple hecho de sobrevivir donde otros no lo han hecho. La carrera de Tyborc realmente comienza en 814.M41 tan simple comandante de la 9ª Compañía, del 261 regimiento de asedio, durante el asedio de Vraks. Encargado de la captura de una fortaleza enemiga, designada como Fuerte A-453, el comandante Tyborc ideó un plan complejo que permitiría a sus tropas avanzar a raíz de un bombardeo de artillería bien coordinado, dejando al enemigo poco o nada de tiempo para ocupar sus posiciones. Dirigiendo personalmente el asalto, Tyborc logró tomar la línea de trincheras enemiga, por lo que envió un corredor a las líneas de Krieg para pedir refuerzos. Cuando el enemigo decidió bombardear sus propias líneas para enterrar vivos a los guardias imperiales, el valiente comandante irrumpió en los refugios subterráneos del fuerte liderando a un grupo de supervivientes de diferentes pelotones en una lucha desesperada de tres días antes de que las tropas aliadas pudieran reforzar su posición. Gravemente herido y todavía llevando un lanzallamas vacío tomado de un enemigo caído, el Comandante Tyborc se lanzo al asedio del ejército de defensa exterior de la ciudadela herética. Habiendo ganado honores en la batalla del Fuerte A-453, el valiente Comandante continuaría sirviendo en Vraks. En el momento del asalto final sobre la ciudadela de Vraks, Tyborc había ascendido al rango de comandante del 261 regimiento. Habiendo sido seleccionado para llevar a cabo un ataque contra la propia Ciudadela, Tyborc atacó sin piedad al enemigo hasta que su regimiento fue diezmado. Mientras que los supervivientes fueron asignados a otros regimientos, el propio Coronel Tyborc fue elevado a una posición estimada en el personal de mando del 88 Ejército de Asedio.

Galería[]