FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!


Jotnar VII Sterben Rudel

Jötnar VII Sterben Rudel en combate contra blindados enemigos

Las Unidades Tácticas de Erradicación y Confrontación Jötnar, o simplemente Unidades Jötnar en sus diferentes variedades, son los ingenios terrestres construidos por Balhaus en forma de módulos autónomos de combate, que van desde los amplios dispositivos de defensa fija hasta las monstruosas unidades móviles de demolición y exterminio.

HistoriaEditar

A principios del último siglo del M40, los expertos del Sicherhaus comenzaron a analizar en profundidad los resultados de diferentes batallas libradas por las fuerzas armadas balhausitas con objeto de encontrar medios para mejorar su dotación, equipamiento y estrategia.

El estudio de capacidades también derivó en el análisis de las armas superpesadas de otras civilizaciones como el Imperio o los Orkos, en especial aquellas más poderosas y temibles como el caso de los míticos Titanes.

Guiados por el mismo anhelo de contar con un arma tan amedrentadora como potente se invirtió en un proyecto que iniciara las labores de conseguir algo similar, para lo cual se solicitó a los Lehrends de la Casa Krautzmitt un diseño que cubriera dicho requerimiento. De este modo fue como nació el proyecto Jötnar.

ResultadosEditar

Los primeros diseños derivaron en la construcción de prototipos que vieron la luz en el 020.M41 en forma de enormes versiones de armas ya existentes, las cuales habían sido montadas sobre plataformas que tenían una movilidad bastante reducida. Basaban su eficacia en una potencia de fuego abrumadora, pues gracias a sus inmensos calibres eran capaces de arrasar amplias áreas de
Jötnar IV Loki

Jötnar IV Loki

objetivos, pero la dificultad para maniobrar semejantes colosos junto con la lentitud de movimiento hacían complicado que pudieran desplegarse en los lugares requeridos a la misma velocidad a la que se movía el frente.

Debido a esto las unidades Jötnar I no fueron demasiado utilizadas en las operaciones comunes de despliegue del ejército de Balhaus, pero sí se emplearon como armas fijas para la defensa de posiciones estratégicas. La más famosa de estas armas fue sin duda la unidad Jötnar Eisenhammer.

Tras el desarrollo de estas unidades primigenias los ingenieros se centraron en el problema de la movilidad, ya que cualquier máquina que tuviera que transportar y disparar armamento superpesado sin permanecer estática requeriría inmensos soportes y sistemas de propulsión muy poderosos.

Las versiones creadas a partir del 035.M41 resolvieron el asunto dotando a los nuevos Jötnar II, III y IV con grandes ejes, orugas o patas mecánicas capaces de desplazar sus cientos de toneladas con más soltura y velocidad, así como adaptándoles grandes motores que garantizaran la energía cinética necesaria para hacerlos más ágiles.

Si bien los prototipos resultaron suficientes en la mayor parte de estos aspectos, se presentaba el problemna adicional de su control. Los enormes ingenios bípedos, similares a los titanes, requerían un funcionamiento coordinado de todos sus módulos que resultaba muy complejo, pues contaban con demasiadas secciones independientes que no era sencillo unificar: Movilidad, sistemas de disparo, equilibrado gravitacional, orientación de las armas, control de escudos y demás funcionalidades dependiendo de la unidad de la que se tratara.

Sólo equipos muy expertos y numerosos eran capaces de manejarlos coordinadamente, de forma eficaz y sin que se produjeran daños, lo cual resultaba un problema, pues se daban casos en los que algunos de aquelos Jötnar requerían tripulaciones de docenas de hombres, los cuales debían permanecer en constante comunicación para obtener una sinergia razonable.

Debido a ello, gran parte de aquellos Jötnar no permanecieropn en servicio mucho tiempo, pues las averías y necesidades de reemplazo de tripulación adiestrada eran constantes. En algunos casos más graves, los fallos en sus mecanismos y la falta de asistencia especializada en el campo de batalla convirtieron algunas unidades en meras montañas de metal caídas y sin posibilidad de recuperación, lo cual supuso su fácil destrucción por parte del enemigo.

Fue sólo a finales del primer siglo, en el 099.M41, cuando por fin se encontró una solución viable para los problemas de estas versiones posteriores, la cual consistió en el desarrollo de la Interfaz Merhfach. Gracias a ella los Jötnar entraron en una nueva era, convirtiéndose poco a poco en aterradoras máquinas que durante siglos se fueron perfeccionando.

Las innovaciones tecnológicas fueron reduciendo de forma paulatina la necesidad de un vínculo directo entre máquina y piloto, hasta que llegó un momento en el que se replantearon las bases del proyecto.

EvoluciónEditar

La línea de pensamiento de diseño de los Jötnar era, al igual que para otras civilizaciones, contar con una máquina gigantesca cuya presencia aterrara a todos aquellos que la vieran desde la distancia, un ingenio devastador, potente y definitivo, pero los saltos tecnológicos y la estrategia general de combate balhausitas ya fluían por cauces distintos.

El mantenimiento, los costes de construcción y reparación, los problemas derivados del despliegue de los Jötnar así como la especialización necesaria de las tripulaciones hicieron que a principios del Miclo VII (M42) el Sicherhaus decidiera detener las inversiones del proyecto Jötnar tradicional y dedicar el caudal a una nueva concepción de los mismos.

Las inmensas máquinas de más de veinte metros de altura y miles de toneladas de peso pertenecían a un momento pasado y no se adaptaban con suficiente eficacia a las condiciones que Balhaus deseaba para sus fuerzas, ya que la modernización de los sistemas y el contínuo avance tecnoplógico iba siempre un paso por delante de lo que los ingenieros podían construir en un período razonable de tiempo.

Esto quedó plasmado en los últimos modelos construidos a principios del Miclo, los Jötnar de versión IX denominados Rachgier, que basaron su funcionamiento en un concepto de autonomía sin necesidad de intervención balhausita, además de reducir su tamaño considerablemente abandonando la concepción inicial que perseguía la similitud con los descomunales y milenarios titanes imperiales o las devastadoras máquinas orkas.

El resultado de aquello redujo significativamente los costes generales y la utilidad de aquellas máquinas, dando así origen a una nuva generación de armas más adaptadas a los tiempos y las necesidades que el Sicherhaus había puesto sobre la mesa.

Si bien se mantuvieron algunas unidades anteriores que habían sido míticas en sus intervenciones, la mayor parte de los Jötnar fueron retirados del servicio o asignados a emplazamientos fijos en las colonias.

Unidades existentesEditar

  • Jötnar I Eisenhammer - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar I Teufelrage - Estatus: Reconvertido como arma de defensa fija.
  • Jötnar II Leuchter - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar III Wanderer - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar IV Loki - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar IV Langerhund - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar V Bissen - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar V Vernichtung - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar V Zerplatzen - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VI Unsterblich - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VII Sterben Rudel - Estatus: Activo
  • Jötnar VI Völkermord - Estatus: Algunas activas como medio de defensa local en algunas colonias
  • Jötnar VI Kampfloh - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VII Rennfahrer - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VII Rammbock - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VIII Rachsucht - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VIII Blutig - Estatus: Fuera de servicio
  • Jötnar VIII Némesis - Estatus: Algunas activas como medio de defensa local en algunas colonias.
  • Jötnar IX Rachgier - Estatus: Activo
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.