FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!


El planeta Istvaan V es tristemente conocido debido a la infame Masacre del Desembarco.

HistoriaEditar

Isstvan V fue el lugar donde casi fueron destruidas las Legiones Astartes Leales de los Manos de Hierro, los Salamandras y la Guardia del Cuervo al caer en una trampa urdida por el Señor de la Guerra Horus. El plan consistía esencialmente en hacer entablar combate a las Legiones Leales contra las abiertamente Traidoras Legiones de los Hijos de Horus, los Devoradores de Mundos, los Hijos del Emperador y la Guardia de la Muerte. Seguidamente los Amos de la Noche, los Guerreros de Hierro, los Portadores de la Palabra y la Legión Alfa, teóricamente Leales, apuñalaron por la espalda a los Leales en nombre de Horus. Esto resultó en la casi completa aniquilación de las tres Legiones Leales, de las que solo escapó un puñado de Hermanos de Batalla, y en un tremendo debilitamiento del Imperio ante el avance del Architraidor.

Al principio de la Herejía de Horus, el Señor de la Guerra Horus tenía aparentemente tan sólo tres Primarcas y sus respectivas Legiones de su parte. Bajo su mando directo se encontraban sus propios Hijos de Horus, a los que se unieron Angron y sus Devoradores de Mundos, Fulgrim y sus Hijos del Emperador y Mortarion con la Guardia de la Muerte. Tras purgar sus propias Legiones de Astartes leales a Terra en Istvaan III, escogió Isstvan V como su base de mando y preparó una trampa mortal para sus antiguos hermanos y sus Legiones.

El Emperador ordenó el despliegue de siete Legiones Astartes completas para hacerle frente, apesadumbrado por la traición de su hijo más querido. Sin que el Emperador de la Humanidad lo supiera, cuatro de los Primarcas movilizados y sus respectivas Legiones ya se habían vuelto en su contra, formando una "quinta columna" que caería sobre los Leales en el momento más decisivo.

La Masacre de Istvaan V

Legiones Leales y Traidoras se enfrentan en Istvaan V

Antes del desembarco Leal en el planeta, Fulgrim y los Hijos del Emperador construyeron trincheras y fortificaciones, capaces de proteger a las Legiones Traidoras de un bombardeo orbital. Las operaciones navales iniciales parecieron favorecer al bando Leal. La Flota Imperial logró ganar la órbita sobre Istvaan V y las Legiones iniciaron el despliegue planetario. Miles de Cápsulas de Desembarco y Stormbirds fueron enviadas a la superficie. La primera oleada estaba bajo el mando general de Ferrus Manus, y junto a su propia Legión, los Manos de Hierro, las fuerzas Leales incluían a los Salamandras de Vulkan y la Guardia del Cuervo de Corvus Corax. La Legión de Vulkan atacó el flanco izquierdo de los Traidores, mientras que diez Compañías completas de Morlocks encabezadas por Ferrus y por Gabriel Santar de los Manos de Hierro cargaban directamente contra el centro y la Legión de Corax azotaba el flanco derecho. Aterrizaron directamente en un baño de sangre. La balanza del combate estaba equilibrada: 30000 Traidores contra 40000 Leales. Horus sabía de antemano la zona de desembarco escogida y sus tropas cayeron por sorpresa sobre las Legiones atacantes. Ferrus Manus se enfrentó a Fulgrim en un feroz duelo, pero al final fracasó y fue derrotado. Los Leales se retiraron entonces hacia la aparente seguridad del perímetro creado por la segunda oleada en torno a las naves de desembarco.

Las Legiones de la segunda oleada ya no eran leales al Emperador. Los Amos de la Noche de Konrad Curze, los Guerreros de Hierro de Perturabo, los Portadores de la Palabra de Lorgar y la Legión Alfa de Alpharius cayeron sobre sus desprevenidos hermanos y la matanza consiguiente es tristemente conocida como la Masacre del Desembarco.

Una frase del propio Señor de la Guerra resume fácilmente la batalla: "Cuando la mano del traidor golpea, lo hace con la fuerza de una legión."

Después de la batalla, Fulgrim entregó la cabeza de Ferrus Manus a Horus como trofeo. Tan sólo unos pocos Astartes Leales consiguieron escapar llevándose consigo la semilla genética de sus hermanos caídos en combate. Corvus Corax reagrupó a su Legión y se retiró a las montañas, de donde fueron rescatados por el comandante Branne Nev de un ataque de Angron. Los Salamandras se dispersaron tras la aparente desaparición de su Primarca en una explosión, y pasaría mucho hasta que descubrieran que había sido hecho prisionero por el Acechante Nocturno. Eran noticias desastrosas para el Emperador y para el Imperio.

Debido a los acontecimientos de Prospero, la rebelión se vio fortalecida por Magnus el Rojo y su Legión, los Mil Hijos, ahora al servicio de Tzeentch. Horus ya comandaba por tanto nueve Legiones Astartes y había conseguido destruir a tres Legiones Leales. El camino hacia Terra estaba abierto, y pronto tendría lugar el Asedio del Palacio Imperial.

ContradiccionesEditar

El nombre del planeta y del Sistema se ha denominado a veces Isstvan.

Una versión más antigua de esta batalla relata que el Emperador era reacio a aplastar la rebelión y que las razones que hicieron a rebelarse a Horus eran desconocidas. También relata que Fulgrim intentó razonar y negociar con Horus pero que fue seducido por los poderes de Slaanesh.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Renegados, de Andy Chambers, Jervis Johnson & Rick Priestley.
  • Realm of Chaos: Slaves to Darkness.
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (2º de 3ª Edición).
  • Ángeles Caídos, de Mike Lee.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.