FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Invector Magnético Balhaus

Visión de un antiguo Invector Magnético estándar con sus celdas de almacenamiento energético laterales

El Invector Magnético es una tecnología de propulsión desarrollada en Balhaus a partir del 138 DDF (029.M37) y que ha contado con diversas actualizaciones y mejoras con el paso de los Miclos.

FuncionamientoEditar

El Invector original estaba ideado para satisfacer las necesidades de propulsión y reducción de consumo energético de las naves extraplanetarias de Balhaus, de modo que se alimentaba de la radiación recogida en forma de protones, electrones, núcleos de helio y demás elementos provenientes de los vientos estelares diseminados por el espacio.

Absorbidos mediante un gran atractor –el cual podía estar situado en diferentes lugares dependiendo de la nave–, el flujo de radiación era conducido hasta la cámara de admisión del dispositivo, siendo capturado por un escudo de retención y posteriormente acelerado por un rotor equipado con agujas de grafito electromagnetizadas, proceso mediante el cual se separaban los elementos. Una vez esto sucedía el concentrador consumía los elementos mediante un proceso llamado invección, que consistía por una parte en la fisión molecular dirigida de los mismos en el vacío, la cual generaba grandes cantidades de energía, y un desplazamiento de la energía resultante a las bobinas de condensación, que se trasladaba posteriormente a celdas de almacenamiento.

Estas celdas estaban conectadas a los motores, de las cuales se alimentaban, pero debían estar especialmente preparados para soportar y utilizar la corriente de energía. El problema de los Invectores se producía no obstante cuando la nave atravesaba zonas de la galaxia donde la radiación es residual o eran áreas de vacío absoluto, lo cual podía resultar en que quedara a la deriva hasta encontrar las partículas necesarias para iniciar el proceso.

PropulsiónEditar

La propulsión generada por un invector permite alcanzar potencias que serían impensables para un motor de de plasma o de tecnología de curvatura, aparte de que su tamaño no es tan sumamente grande como el de los motores tradicionales, lo cual reduce el espacio requerido en la nave para impulsores adicionales (se trata de ingenios un 80% de media más pequeños que los habituales motores conocidos por el Imperio, por ejemplo).

Debido a la radiación espacial los motores funcionan sin necesidad de los inmensos tanques de combustible que necesitaría una mecánica convencional, eliminando así tanto los problemas de espacio como el riesgo de explosiones, si bien el mantenimiento del proceso de Invección requiere de expertos que deben revisar el sistema constantemente para evitar posibles fallos, ya que su sensibilidad es muy alta y una falta de mantenimiento especializado puede derivar en fallos generales. Esto, sumado a las zonas de vacío, causaba que las áreas donde no se podía encontrar radiación tuvieran que ser esquivadas e indicadas en las cartas estelares.

ComportamientoEditar

Los invectores son impulsores destinados a proporcionar velocidades medias en un corto período de tiempo gracias a una fuerte aceleracion lineal sostenida que se contrarresta mediante el uso de compensadores gravitacionales para evitar roturas o deformaciones en las estructuras básicas de las naves, fuselajes, elementos externos o daños a sus ocupantes.

Estas velocidades son las óptimas para el combate, si bien en periodos mas prolongados alcanzan velocidades máximas con empujes de millones de kilos que impulsan los aparatos vertiginosamente, llegando en algunos casos a rozar la velocidad lumínica.

El uso de la Disforidad o el Intraverso hacen innecesarias velocidades superiores, las cuales son sólo empleadas para cubrir distancias entre planetas o sistemas.

EvoluciónEditar

Invector Magnético Balhaus II

A partir del desarrollo completo de los captadores de Energía Espectral, los motores de invección comienzan a modernizarse para aprovechar este tipo de energía a partir del 348 DDF (450.M37), completando su desarrollo de forma sostenida y segura en el 398 DDF (550.M37), momento en el cual se estandariza su uso en todos los cruceros estelares de Balhaus.

La sustitución de la alimentación de los invectores permite entonces la eliminación del atractor que se usaba originalmente, reduciendo el espacio y simplificando el mecanismo con un flujo energético ininterrumpido y de inmensa potencia, la cual se deriva al escudo de retención para ser administrada hacia las bobinas de forma escalonada, lo cual evita las sobrecargas masivas y facilita un funcionamiento óptimo de los motores.

Dado que la Energía Espectral se encuentra virtualmente en todas partes, y con una incidencia muy superior en el Inmaterium o en el Intraverso, el problema de la alimentación quedaba descartado por completo, permitiendo que las naves mejoraran su rendimiento en cualquier lugar o condición.

La evolución de la tecnología derivada sobre los invectores a lo largo de los Miclos V y VI (M40 y M41 respectivamente) añadió diferentes mejoras que aumentaron tanto su rendimiento como su potencia, permitiendo velocidades muy superiores a las logradas originalmente.

En el Miclo VII (M42), la tecnología de los invectores añade nuevos materiales a su composición, además de prototipos que simplifican su mecanismo incluyendo cámaras gravitales, sistema de alimentación por hiperfisión y megaconductores para el aprovechamiento del Salto Intraversal, lo cual hace estos artefactos todavía más eficientes, reducidos y poderosos, proporcionando velocidades máximas de hasta 110 MG en ciertas naves.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.