FANDOM


Dark Eldar chibi Maestitia Relictus fanart El Arconte Marquesade, mascota de los Drukhari, os ha invitado a leer su magnífica biblioteca sobre los secretos de Commorragh. Pero si hacéis el más mínimo ruido, vuestro dolor no tendrá final...

Sigue leyendo, tu alma ya es nuestra

Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Hemonculo en Asalto Wikihammer

Hemónculo junto a sus creaciones en un asalto al Espacio Real.

La Incursión de Orbulac hace referencia a una serie de incursiones y terroríficos ataques de los Eldars Oscuros acaecidos en el 793.M40 en el mundo colmena de Orbulac.

HistoriaEditar

Un Cónclave de Hemónculos soltó una biotoxina cuidadosamente codificada sobre el mundo colmena de Orbulac. La toxina disolvió la carne humana dejando a los invasores intactos y los Hemónculos instalaron en las agujas de la Colmena Primus dispositivos augures de gran potencia con el fin de apreciar en su totalidad la barbarie que habían provocado.

Cuando el Capítulo de los Salamandras tuvo conocimiento de la vil suerte que se había abatido sobre Orbulac mandaron un Crucero de Asalto para eliminar el cáncer que se había apoderado de las blindadas torres de la colmena. Cañoneras Stormraven depositaron en los niveles superiores una Cohorte Rompeasedios equipada con armaduras Centurión que tenían los respiradores reemplazados por alimentadores de aire internos. En la intensa lucha que inevitablemente se desató, uno a uno, los Hermanos de Batalla sufrieron heridas, quedando sus armaduras de combate agrietadas o disueltas a causa de las arcanas armas de los Hemónculos.

Cuando la toxina devora-carne se abrió camino hasta su cuerpo, los Salamandras murieron luchando. A pesar de que los armazones de combate y las armaduras quedaron vacías de cualquier cosa excepto de maloliente líquido, los enfurecidos espíritus máquina acechaban en su interior deseando luchar. Las dos últimas armaduras operativas lograron penetrar en la guarida de los Hemónculos y, antes de quedar inexorable y definitivamente inoperativas, utilizaron sus depósitos de munición para despedazar a los macabros científicos en una tormenta de proyectiles explosivos.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Dataslate: Centurion Siegebreaker Cohort (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.