FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Mascota Tau guitarra sin fondo Este artículo está bajo los auspicios del Imperio T'au. Ui'Pa'kyr Ri'n, músico de la Casta del Agua, ameniza el ambiente con sus más famosos temas. Pulsa sobre él para que te lleve a la fraternidad de los T'au mientras interpreta "Ay, como la Casta del Agua" de O'Camar'on.

¡Únete ar Bié Zupremo!

El Incidente Denab fue una escaramuza entre la Kor'vattra del Imperio T'au y la Armada Imperial en el sistema Denab, cerca del Golfo de Damocles, hacia el 998.M41.

HistoriaEditar

A finales del M41, la Patrulla Ravanor de la Armada Imperial estaba llevando a cabo un barrido rutinario antipiratas por el sistema Denab, un área de espacio salvaje al borde del Golfo de Damocles. Las cinco naves, que tenían órdenes de atacar y capturar a cualquier nave sospechosa de piratería o de lanzar incursiones de acoso contra los objetivos T'au que se presentaran, estaba bajo el mando del Capitán Darillian del Crucero Ligero clase Intrépido Lord Ravanor. La patrulla llevaba navegando durante meses sin apenas éxitos, y el Capitán Darillian se disponía a retornar a su base e informar de que la actividad pirata en la zona era mínima cuando la Fragata clase Sable VCS-6 del Escuadrón Scadryn, situada muy por delante del grueso de la patrulla, informó de un contacto en sus sensores con tres naves de transporte no identificadas. Sospechando que podrían ser las naves piratas que buscaba, el Capitán Darillian empezó una cautelosa persecución.

La Patrulla Ravanor acechó con cuidado a las tres naves a través del cinturón de asteroides de Denab, manteniendo una distancia suficiente para no revelar su presencia y aprovechando al máximo la cobertura del cinturón. Durante tres días las siguieron, con la esperanza de que les llevaran a una base pirata o un punto de encuentro, y por tanto a un premio aún mayor. Parecía que el Capitán Darillian estaba en lo correto. El convoy se dirigía a una pequeña instalación en el espacio profundo del borde del cinturón de Denab. Cuando las naves se aproximaron, las lecturas de escáner de la nave de vanguardia revelaron que se trataba de una estación de paso T'au. El Capitán Darillian tenía experiencia en la navegación en torno al Golfo de Damocles y ya había encontrado instalaciones como esa dispersas por lugares remotos. ¿Por qué se dirigían tres cargueros hacia una estación alienígena? Dejando una nave de escolta para que siguiera vigilando, el Capitán se retiró e informó de su curioso hallazgo al mando naval.

Estación Denab T'au Forge World ilustración

Estación T'au oculta en el cinturón de asteroides de Denab.

Mientras el Lord Ravanor se ausentaba, la fragata VCS-6 observó cómo los tres transportes atracaban en la estación, y poco después zarpó una sola nave T'au, de la clase Emisario. Oculta en el cinturón de asteroides, la VCS-6 siguió observando y aguardando.

Entretanto, el mensaje astropático de Darillian llegó al Alto Mando de la Armada Imperial, que tampoco sabía nada de lo que estaba sucediendo. Las investigaciones sobre estas tres naves no dieron ningún resultado, pero pertenecieran a quien pertenecieran, estaban obviamente haciendo tratos con alienígenas. La Patrulla Ravanor recibió nuevas órdenes: debían destruir la estación y capturar los transportes, así como tomar prisioneros para su interrogatorio posterior.

El Lord Ravanor se reunió con la VCS-6 y se preparó para atacar. Las tripulaciones fueron puestas en zafarrancho de combate, y los capitanes de las naves de escolta puestos al corriente del plan. El grupo se acercaría lentamente a la estación a través del cinturón de asteroides, y después lo atacaría a toda máquina, reduciendo así el tiempo que los transportes renegados pudieran usar para escapar. El Lord Ravanor se ocuparía de la estación mientras las naves de escolta impedían cualquier fuga o perseguían a los que tratasen de escapar. Tras incapacitar la estación, el Lord Ravanor se acoplaría a uno de los transportes y lo abordaría para llevárselo como trofeo y capturar a su tripulación. El Capitán Darillian pronunció su última orden: "A mi orden, lanzaos a por ellos. ¡A toda máquina, sin piedad, y que el Emperador pudra sus traicioneros corazones!"

Con esa proclama, los grandes reactores de plasma de las cinco naves de la Armada Imperial cobraron vida con un rugido, acelerando al salir en fila del cinturón de asteroides directamente hacia la estación. Contando con el factor sorpresa, la patrulla pasó a toda velocidad junto a la estación, desatando andanadas completas a corto alcance. Las baterías de lanzas y los macrocañones escupieron al vacío, impactando en la estación con estremecedoras explosiones. La estación trató de devolver los disparos como pudo, con escasos resultados. Un transporte fue alcanzado de inmediato e incapacitado antes de que saliera del atracadero. Los otros, como se esperaba, trataron de escapar. El Escuadrón Scadryn los persiguió de inmediato. Parecía que el ataque sorpresa había funcionado, pero el Capitán Darillian iba a recibir también una sorpresa. Los controladores-escudriñadores de su puente informaron urgentemente de que se acercaban más naves T'au. Un segundo convoy de transportes y una escolta de naves de guerra ligeras, identificadas como de la clase Castellano, habían aparecido en las pantallas de los escáneres. De repente, la emboscada unilateral se había convertido en toda una batalla para la Patrulla Ravanor. Reaccionando a la nueva situación, el Capitán llamó de vuelta a sus escoltas y puso rumbo de intercepción contra las naves T'au.

"Timón, pónganos a su altura a distancia de tiro. Compararemos nuestros cañones con los suyos, y apuesto a que ganaremos."
Capitán Darillian


Incidente Denab Forge World ilustración

Una nave de escolta pesada T'au sufre toda la ira de las andanadas del Lord Ravanor durante la batalla. Aunque el crucero ligero sufrió graves daños, su potencia de fuego le dio la victoria.

El hosco y viejo Capitán ordenó un nuevo ataque, calculando que tenía potencia de fuego suficiente para rechazar o destruir por completo al convoy T'au. Con sus cuatro escoltas aproximándose por detrás, el Lord Ravanor atravesó el convoy alienígena soltando andanadas desde las baterías tanto de babor como de estribor. En respuesta, las naves T'au acribillaron su lomo y popa, sacudiendo sus escudos y cubiertas con los impactos de sus aceleradores lineales y cañones iónicos. Fue un combate amargo y duro a quemarropa, y ambos bandos sufrieron graves daños. Las dos Fragatas clase Sable VCS-6 y 7 quedaron incapacitadas, y el Lord Ravanor acabó arrastrándose por daños en su motor e incendios en varias cubiertas. No obstante, el convoy T'au estaba dispersado, con un transporte destrozado a la deriva y los dos Castellanos, que habían sufrido la ira de los cañones más pesados del Lord Ravanor, reducidos a pecios ardientes. Las tripulaciones celebraron la decisiva victoria de la Patrulla Ravanor. Entretanto, dos de los transportes renegados habían escapado.

El Capitán Darillian reunió a sus machacados pero victoriosos oficiales y emitió órdenes para iniciar las operaciones posteriores a la batalla. Se enviarían partidas de abordaje para entrar en la estación y el transporte inutilizado, y todos los prisioneros debían ser llevados directamente a él. Un segundo grupo debía abordar el transporte T'au y apoderarse del cargamento. Mientras tanto, las VCS-8 y 9 debían rescatar a la tripulación superviviente de las dos naves de escolta dañadas. Tras terminar estas operaciones, zarparían del sistema Denab y volverían a casa, heridos pero victoriosos.

A bordo del transporte T'au la partida de abordaje no encontró más que bodegas vacías. La estación había sido gravemente dañada, y un bombardeo final antes de partir la dejaría irreparable. Tras una breve escaramuza con los tripulantes supervivientes del carguero renegado dañado, se capturó a varios de ellos. Parecía que no sabían nada sobre el contenido de la nave, pero el diario de a bordo recogía que su última escala había sido Taros. Los tripulantes negaron saber por qué estaban allí, o por qué su cargamento estaba siendo descargado por los T'au. Sólo seguían órdenes, ¿pero de quién? Los prisioneros serían entregados a la Inquisición cuando el Lord Ravanor llegase a puerto, y entonces se les aflojaría la lengua.

A su regreso, el Capitán Darillian recibió la Orden de los Caballeros de Damocles y ascendido al mando del crucero Martillo de Tracia por su papel en la victoria obtenida. Presentó un informe completo sobre el "Incidente Denab", pero la verdad tras los sucesos siguió siendo un misterio para la Armada Imperial.

Esto siguió así hasta que ese informe fue descubierto por el Auditor Primario Dree durante su investigación sobre los minerales desaparecidos de Taros. Para Dree, el descubrimiento de la Patrulla Ravanor era la prueba de una traición, y confirmó sus sospechas. Los tres transportes llevaban un cargamento de manganeso, vanadio y renio embarcado en Taros y destinado a las refinerías que a su vez abastecían a Stygies VIII, pero el convoy había sido desviado para descargar parte de su carga en la estación T'au, donde sería trasladado a naves T'au y enviado al Imperio T'au. Esta no podía haber sido la primera vez que recursos valiosos habían sido entregados, o más probablemente vendidos, a los alienígenas. El afortunado encuentro de la patrulla con el convoy y la estación había proporcionado al oficial del Departamento Munitorum las pruebas inculpatorias que necesitaba. Había una conspiración en Taros, un trato secreto con el Imperio T'au para desviar recursos minerales que pertenecían al Imperio de la Humanidad. Dree estaba seguro de que el Gobernador Planetario estaba en el centro de la conspiración. Lord Aulis podía aparentar ser industrioso y leal, pero dentro de él latía el negro corazón de un traidor. Había quebrantado la Pax Imperialis, y un rápido castigo sería su recompensa. Así dio comienzo la Campaña de Taros.

FuentesEditar

  • Imperial Armour III.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.