FANDOM


(Página nueva: {{MascotaKhornePatrocina}} {{MascotaMechPatrocina}} {{Traducción}} A Daemonhost is a Warp spirit bound by rite and ceremony to the body of a mortal. Some are created merely so an ...)
 
Línea 1: Línea 1:
 
{{MascotaKhornePatrocina}}
 
{{MascotaKhornePatrocina}}
 
{{MascotaMechPatrocina}}
 
{{MascotaMechPatrocina}}
{{Traducción}}
 
A Daemonhost is a Warp spirit bound by rite and ceremony to the body of a mortal. Some are created merely so an Inquisitor can interrogate daemonic entities about the Warp and its powers. Others are indentured minions, summoned and shackled to the serve in the Inquisitor’s retinue. Daemonhosts given license in this manner are terrifying combatants, able to manifest all manner of otherworldly abilities in their master’s service.
 
   
Yet, for all a Daemonhost’s power, only the most self-assured Inquisitor will even consider creating one, let alone allow it near to the anarchy of the battlefield. Daemons do not serve willingly, and the wards that control them are fickle. Worse, no matter how servile such a being may appear, by their very nature a Daemon’s every action will be bent towards the destruction of those things that even the most radical Inquisitor holds dear. Should the Daemon break free of its binding, it takes great delight in avenging itself upon any souls unfortunate enough to be nearby – which inevitably includes the Inquisitor who thought to fetter it.
+
  +
  +
Un '''Huésped Demoníaco''' es un [[Demonio|espíritu]] de la [[Disformidad]] atado mediante ritos y ceremonias al cuerpo de un mortal.  Algunos son creados tan sólo para que un [[Inquisidor]] pueda interrogar a entidades demoníacas acerca de la Disformidad y de sus poderes. Otros son lacayos esclavizados, invocados y encadenados para servir dentro del [[Séquito Inquisitorial|séquito]] de un Inquisidor. Cuando se emplea a los Huéspedes Demoníacos de esta última forma, estos pueden resultar ser combatientes terroríficos, capaces de utilizar toda clase de capacidades sobrenaturales al servicio de su amo.
  +
  +
Aún así, a pesar de todo el poder que pueda tener un Huésped Demoníaco, solo los Inquisidores más seguros de sí mismos llegarían a considerar el crear a una de estas criaturas, y muy pocos dejarían que estuvieran próximos a la anarquía del campo de batalla. Los Demonios no suelen servir de forma voluntaria, y las protecciones y geas que permiten controlarlos no son siempre de fiar. Aún peor, no importa cuán servil pueda aparentar ser una de estas criaturas. Por su misma naturaleza, toda acción llevada a cabo por un demonio suele estar enfocada hacia la destrucción de aquellas cosas que hasta los Inquisidores más [[Radical|radicales]] tienen en gran estima. En caso de que el demonio consiguiera liberarse de sus cadenas, obtendría un gran deleite en cobrarse venganza sobre todas aquellas almas desafortunadas que tuvieran la desgracia de encontrarse cerca, lo que inevitablemente suele incluir al Inquisidor que pensó en encadenarlo.
   
 
==Fuentes==
 
==Fuentes==
Línea 10: Línea 8:
 
[[Categoría:Demonios]]
 
[[Categoría:Demonios]]
 
[[Categoría:Inquisición]]
 
[[Categoría:Inquisición]]
[[Categoría:Artículos para traducir]]
 

Revisión de 10:24 25 nov 2013

Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.



Un Huésped Demoníaco es un espíritu de la Disformidad atado mediante ritos y ceremonias al cuerpo de un mortal.  Algunos son creados tan sólo para que un Inquisidor pueda interrogar a entidades demoníacas acerca de la Disformidad y de sus poderes. Otros son lacayos esclavizados, invocados y encadenados para servir dentro del séquito de un Inquisidor. Cuando se emplea a los Huéspedes Demoníacos de esta última forma, estos pueden resultar ser combatientes terroríficos, capaces de utilizar toda clase de capacidades sobrenaturales al servicio de su amo.

Aún así, a pesar de todo el poder que pueda tener un Huésped Demoníaco, solo los Inquisidores más seguros de sí mismos llegarían a considerar el crear a una de estas criaturas, y muy pocos dejarían que estuvieran próximos a la anarquía del campo de batalla. Los Demonios no suelen servir de forma voluntaria, y las protecciones y geas que permiten controlarlos no son siempre de fiar. Aún peor, no importa cuán servil pueda aparentar ser una de estas criaturas. Por su misma naturaleza, toda acción llevada a cabo por un demonio suele estar enfocada hacia la destrucción de aquellas cosas que hasta los Inquisidores más radicales tienen en gran estima. En caso de que el demonio consiguiera liberarse de sus cadenas, obtendría un gran deleite en cobrarse venganza sobre todas aquellas almas desafortunadas que tuvieran la desgracia de encontrarse cerca, lo que inevitablemente suele incluir al Inquisidor que pensó en encadenarlo.

Fuentes

  • Codex: Inquisición (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.