FANDOM


Santa Leire Recortada La pequeña Santa Leire protege este sagrado artículo con santa ira y devota pasión en el nombre del Divino Emperador. Pulsa sobre su reverenciado icono para acceder a los archivos del Adepta Sororitas.

El precio de no leer es ser purgado.


Sororita hermana batalla orden rosa ensangrentada

Hermana de Batalla de la Orden de la Rosa Ensangrentada

Helena Britaine fue una Hermana Superiora de la Orden de la Rosa Ensangrentada. Lideraba la tercera escuadra de Hermanas Celestes en el asedio al torreón cultista de Mongisard, en el mundo forja de Stygia XII.

HistoriaEditar

Mongisard se convirtió en la base de operaciones de un culto del Caos en Stygia XII. Los cultistas comenzaron a llevar a cabo un ritual para abrir una puerta a la disformidad, operación que llamó la atención del Inquisidor Abraham Vinculus del Ordo Hereticus. Bajo sus órdenes, el Interrogador Edwin Savaul atacó la fortaleza, al frente de un destacamento de fuerzas de soldados de asalto inquisitoriales y hermanas de batalla del Adepta Sororitas, lideradas por Helena. Si no eran capaces de detener el ritual, el planeta sería sometido a exterminatus.

Las fuerzas imperiales atacaron las puertas de la fortaleza durante una semana sin lograr ningún avance y cada jornada acercaba el fin del ritual. En esa tesitura aterrizó en el planeta el Castellano Marius Reinhart de los Hermanos de la Espada de los Templarios Negros, y se reunió con el Interrogador.

Reinhart había recibido órdenes del Alto Mariscal Ludoldus para reclamar Montgisard, pero tras enterarse del ritual en curso, ambas partes acordaron trabajar unidas para destruir la fortaleza.

Usando un túnel secreto, los Templarios Negros, Savaul y un grupo de hermanas de batalla se adentraron en la fortaleza mientras los soldados de asalto lanzaban un ataque de distracción. A pesar de la distracción, tuvieron que abrirse camino a través las fuerzas de defensa planetaria traidoras que componían la mayor parte del culto y alcanzar los elevadores gravíticos que los llevarían a la capilla. En ese momento Reinhart reveló la verdad a Savaul y a las Hermanas de batalla: los Templarios Negros no se unirían a ellos para detener el ritual ya que su misión era alcanzar las catacumbas donde debían enterrar a un espadachín herido en un Dreadnought como única manera de salvar su vida. Sorprendidos e indignados, Savaul y Helena discutieron con Reinhart, pero el Templario Negro se mantuvo firme.

Aunque las probabilidades estaban en su contra, Savaul, Helena y las hermanas de batalla aún estaban decididas a detener el culto y se dispusieron a acceder a la capilla. La lucha se volvió encarnizada al intentar entrar al recinto debido al ingente número de cultistas pero en ese momento, Reinhart y otro templario negro aparecieron y destruyeron a los miembros del culto que custodiaban la entrada. Movido por sus palabras, Reinhart había enviado al resto de su unidad a completar su misión, mientras que él ayudaba a Helena y Savaul.

En el interior de la capilla, los sacerdotes herejes estaban cerca de abrir el portal disforme. Incapaz de atacar a los sacerdotes debido a un escudo psíquico, Reinhart se introdujo en el escudo e hizo detonar una ristra de granadas que portaba en sus brazos mientras Helena y el resto del grupo mantenían los refuerzos cultistas cerca de la entrada. La explosión resultante logró detener el ritual, aunque Helena murió en la explosión.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés .

  • And they shall no fear..., relato de Darren Cox.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.