FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Agente casa navegante

Representante de una Casa Nvegante

Una Guerra Comercial es una forma limitada de guerra acordada de antemano por los miembros superiores de las Casas de Navegantes.

Descripción Editar

Estos conflictos suelen ser declarados entre facciones de comerciantes rivales para solventar disputas de todo tipo y están permitidas por el Administratum conforme a las Convenciones de los Navegantes firmadas entre ambos organismos, que fueron creadas pensando en prevenir la destrucción de una Casa de Navegantes a manos de otra, así como una limitación sobre el daño total a los intereses mercantiles del Imperio. Bajo los límites de una Guerra Comercial, las declaraciones formales de intenciones son hechas de forma de que se limiten los objetivos permitidos, las tropas a usar, el periodo de duración y un largo etcétera de otras cuestiones técnico-logísticas.

Las Grandes Casas de Navegantes ven estas guerras simplemente como una extensión de las competiciones entre comerciantes por un interés comercial más que como una guerra, y lo ven con total naturalidad. Una vez declarada, permiten a las fuerzas de las facciones rivales (los Navegantes no tiene tropas como tales, pero sí lo que llaman ellos "cuerpos de seguridad", que salvo por el hecho de que no poseen tanques pesados, artillería en abundancia y otros recursos, pueden ser tan numerosos como un regimiento de la Guardia Imperial) asaltar cada una de las compañías navieras de otros y atacar y sabotear importantes operaciones mercantiles o incluso destruir bienes del oponente. Los asesinatos de todo tipo son un juego común en estos conflictos, pero la violencia no puede extenderse más allá de las Casas y no pueden verse afectados aliados comerciales ajenos al conflicto, así que los aliados de los grupos rivales son teóricamente inmunes al conflicto aunque es más que posible que se vean arrastrados de una forma u otra a una Guerra Comercial para cumplir con ciertos pactos o saldar viejas deudas.

Estos conflictos raras veces duran mucho tiempo porque se hacen caros en términos de dinero y mano de obra, y muchas veces los resultados más lucrativos podrían ser alcanzados por disposiciones contractuales. Además, una guerra comercial excesivamente prolongada causa malas relaciones con otros sectores del Imperio e incluso puede atraer atenciones no deseadas como las de la Inquisición (sobre todo si alguna Casa usa en el conflicto por ejemplo mercenarios xenos, tecnología prohibida o hace gala de contactos turbios con otras asociaciones imperiales como el Oficio Asesinorum, gracias a algún pacto secreto entre ambas organizaciones).

FuentesEditar

Extraído, traducido y adaptado de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.