FANDOM


Mascota Tau guitarra sin fondo Este artículo está bajo los auspicios del Imperio T'au. Ui'Pa'kyr Ri'n, músico de la Casta del Agua, ameniza el ambiente con sus más famosos temas. Pulsa sobre él para que te lleve a la fraternidad de los T'au mientras interpreta "Ay, como la Casta del Agua" de O'Camar'on.

¡Únete ar Bié Zupremo!

Comandante Ronen'ashi Bravestorm Tau Enclaves Farsight 6ª Edición ilustración

Comandante Tau Ronen'ashi de los Enclaves Farsight.

Los guanteletes demoledores son prototipos creados por la Casta de la Tierra en un momento de gran necesidad, unas de las pocas armas de combate cuerpo a cuerpo jamás diseñadas para ser usadas por una Armadura de Combate XV8 Crisis de la Casta del Fuego Tau. Con un guantelete demoledor, un guerrero puede abrir un agujero en el lateral de un tanque de batalla, pero las probabilidades de acabar eliminado mientras se acerca lo suficiente al enemigo como para utilizarlo son extremadamente altas. De hecho, de los doce guanteletes demoledores originales, ahora solo existe uno, que se recuperó de la Meseta Rayonegro de Dal'yth, donde la armadura del Comandante Tau Ronen'ashi, gravemente dañada, acabó envuelta en los restos humeantes de una docena de vehículos imperiales.

HistoriaEditar

Los encargos del Comandante O'Shovah a los laboratorios armamentísticos de la Casta de la Tierra durante la Cruzada de Damocles dieron fruto en la Batalla de la Meseta Rayonegro. Dal'ryu, una ciudad que la Casta del Agua consideraba vital para la moral por sus muchos centros de entrenamiento para jóvenes, había sido acosada por bombardeos de artillería de largo alcance durante días. Aunque el Alto Mando de Dal'yth odiaba admitirlo, la ciudad estaba a punto de venirse abajo. Los Cuerpos de Represalia del Comandante Ronen'ashi habían realizado varias salidas contra las compañías blindadas que se habían arrastrado hasta el borde de la Meseta Rayonegro, pero estaban quedándose con tan poca munición que sus esfuerzos no daban resultado. O'Shaserra, en su inmisericorde pragmatismo, ya había declarado a los defensores de la ciudad como una fuerza perdida.

Fue entonces cuando una cápsula, no mayor que una sola XV8 Crisis, llegó a Dal'ryu por el magnoraíl. Marcada con las más altas verificaciones de seguridad, fue transportada al centro de mando de la Casta del Agua y entregada de inmediato al Comandante Ronen'ashi. Dentro había doce gigantescos guanteletes, todos estremeciéndose por su inmensa cantidad de energía potencial.

Ronen'ashi y sus Shas'vre de mayor confianza se pusieron cada uno una de las creaciones de la Casta de la Tierra, sobrecargando sus Armaduras de Combate para un último gran asalto. Partieron una vez más hacia la Meseta Rayonegro, dejándose caer desde naves de transporte en medio de los regimientos blindados. Mientras los proyectiles de cañón de batalla estallaban a su alrededor, Ronen'ashi y su Equipo Crisis usaron los potentes guanteletes para abrir a puñetazos los flancos de los tanques imperiales y arrancar sus núcleos de energía. En el caso del Tanque Superpesado Doomhammer Cuchillo de Terra, el guerrero sin miedo Sha'rell usó su guantelete para desgarrar la parte trasera del tanque y detonar manualmente su cargamento de munición, destruyéndose a sí mismo y al tanque en una fracción de segundo de destrucción que también incapacitó a varios tanques cercanos. Empleando los restos de los vehículos ya destruidos, cambiando constantemente su posición y manteniéndose agachados, el Equipo Crisis de Ronen'ashi se cobró un alto precio en las compañías blindadas sufriendo a cambio relativamente pocas bajas.

Esto cambió cuando dos enormes Titanes Imperiales entraron en escena a grandes zancadas, disparando sus turboláseres hacia las densas filas de tanques con insensible abandono. Docenas de tripulaciones de tanques fueron sacrificadas en el caos resultante, pero el bombardeo de los Titanes tuvo el efecto deseado. Todos los miembros del equipo de Ronen'ashi fueron lanzados por los aires por la apocalíptica andanada, y sus Armaduras Crisis quedaron dispersas entre las quemadas ruinas de la compañía de tanques.

Las gigantescas máquinas fueron finalmente rechazadas a su vez cuando el Almirante Kor'O'Li'Mau'Teng envió a sus Destructores Manta para asegurarse de que el sacrificio de Ronen'ashi no era en vano. Equipos de recuperación se filtraron a través de los humeantes restos que salpicaban la meseta, horrorizados por la tremenda violencia del espectáculo desatado por el Imperio. Solo Ronen'ashi se aferraba aún a la vida, con su armadura críticamente dañada y su antaño vibrante cuerpo negro como el carbón. Increíblemente, aún lucha en las fuerzas de O'Shovah hoy día, aunque su cuerpo es un desastre quemado y retorcido; la Armadura de Combate que recibió tras la Batalla de la Meseta Rayonegro es tanto un instrumento de muerte como una máquina de soporte vital.

Durante la defensa final de Vior'los, en los Enclaves Farsight, contra los Tiránidos, el Comandante Ronen'ashi volvió a desplegar el poder de su guantelete demoledor. Cuando una imponente monstruosidad mató a Shas'O Varg'ha con un estallido de bioelectricidad, quemándole hasta la muerte dentro de su XV104 Cataclismo, Ronen'ashi cargó bajo el torso del Biotitán Tiránido, y potenciando al máximo su antiguo guantelete demoledor, le arrancó el tórax de un puñetazo en un sangriento saludo a su camarada caído.

FuentesEditar

  • Codex: Imperio Tau (6ª Edición).
  • Suplemento: Enclaves Farsight (6ª Edición).
  • Rogue Trader: Tau Character Guide (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.