FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Imperio asesino culexus oficio asasinorum

Las Granadas Antipsíquicos son un extraño tipo de granada, empleado por los Astartes del Capítulo de los Caballeros Grises, por Inquisidores de alto rango y por Asesinos del Templo Culexus, considerada como una potente arma contra los psíquicos.

Apariencia Editar

Exteriormente, una Granada Antipsíquicos se parece mucho a las Granadas de Fragmentación empleadas por muchas fuerzas militares del Imperio. Su rareza y potencia derivan de un componente aditivo especial que se encuentra mezclado con la carga explosiva, y que hace que funcionen de forma similar a un proyectil de Cañón Psíquico. Los guardias del Adeptus Custodes recogen respetuosamente el polvo que se acumula sobre el cuerpo del Emperador de la Humanidad, quien se encuentra encerrado en el Trono Dorado. Este subproducto del arcano funcionamiento del Trono Dorado y de los procesos que dan potencia al Astronomicón posee una fuerte carga anti-psíquica que puede llegar a causar a psíquicos y entidades de la Disformidad efectos similares a los provocados por una Nulidad psíquica, un ser afectado por el Gen Paria.

Las ventajas ofrecidas por esta sustancia desconocida no son desconocidas para los Ordos de la Inquisición imperial. Esta forma de energía es extremadamente rara; en el espacio humano, sólo puede encontrarse como resultado del metabolismo del Emperador, por lo que emplear el material para crear armas anti-psíquicos es considerado por algunos como un gran desperdicio. Su utilización está estrictamente controlada, y el polvo recogido es empleado exclusivamente para la fabricación de Granadas Antipsíquicos, que solo se fabrican en Terra, aunque pequeñas cantidades de la sustancia son a veces entregadas como reliquias sagradas a algunos Cardenales de la Eclesiarquía con contactos lo bastante poderosos.

Fabricación Editar

El modo exacto de fabricación de estas armas es un secreto guardado celosamente a todo el mundo, excepto a los miembros de más alto rango de las instituciones imperiales, y la pérdida o robo de una de estas armas en el campo de batalla ha sido en ocasiones causa para que Regimientos enteros de la Guardia Imperial fueran enviados a recuperarlas, o a asegurarse de que no cayeran en manos heréticas o de xenos.

Uso Editar

Cuando una Granada Antipsíquicos detona, el polvo sagrado, en forma de una densa nube de partículas psicorreflectivas, se extiende por todo el radio de explosión, y se mantiene activo durante unos 25 segundos. Contra objetivos sin poderes psíquicos estas armas resultan inofensivas. Sin embargo, cualquier psíquico atrapado dentro de dicha área perderá su conexión con la Disformidad de manera violenta, y cualquier poder psíquico en activo dentro del radio de explosión quedará interrumpido debido a la súbita disminución de la energía disforme. Esta traumática experiencia neutralizará los poderes de un psíquico durante un tiempo, dependiendo de la fuerza de este, e interrumpirá la acción de cualquier poder psíquico con consecuencias potencialmente fatales para el usuario. La interrupción de la conexión con la Disformidad también representa una poderosa herramienta para utilizar en la lucha contra los Demonios: los Demonios Menores se verán expulsados directamente del Espacio Real, incapaces de mantener su forma física, e incluso los poderosos Grandes Demonios quedarán seriamente debilitados, facilitando la tarea de la expulsión.

Muchas Granadas Antipsíquicos son utilizadas de forma ofensiva, siendo lanzadas contra el objetivo escogido por un Caballero Gris, un Inquisidor o un Asesino para debilitarlo antes de actuar para matarlo, pero también pueden ser empleadas de forma defensiva. Esto quedó demostrado cuando el Epistolario Melmoch del Capítulo de los Vilipendiadores se recubrió a sí mismo con el polvo sagrado contenido dentro de una de las sagradas reliquias de Certus Menor, lo que lo dejó inconsciente, pero le protegió de la retroalimentación psíquica de la Cruzada de Sangre del Colerocausto de Khorne que hubiera acabado con él directamente.

En algunos casos, versiones masivas de estas armas han sido empleadas por los ejércitos de los Cazadores de Brujas, en forma de misiles orbitales.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Inquisición (6ª Edición).
  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
  • Codex: Asesinos (2ª Edición).
  • Dark Heresy: Daemon Hunter (Juego de Rol).
  • Legion of the Damned (Novela), por Rob Sanders.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.