FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Gol Kolea Tanith

Sargento Gol Kolea

El Mayor Gol Kolea es un miembro del Regimiento Primero y Único de Tanith de la Guardia Imperial. Superviviente de la Batalla de la Colmena Vervun, la carrera de Kolea al servicio del Imperio le llevó de ser un voluntario civil a soldado, sargento y más allá.

Mucha gente decía que Gol Kolea, un hombre grande y musculoso, chorreaba determinación y coraje del mismo modo que el sudor, e incluso el Coronel Comisario Ibram Gaunt llegó a admitir que no querría encontrarse enfrentado al feroz ex-minero en un mal día, ya que dicho hombre fue capaz de enfrentarse al Magister del Caos Heredero Asphodel con nada más que un pico.... y sobrevivió para contarlo.

Biografía PersonalEditar

Gol Kolea Minero

Gol Kolea como Minero del Nivel 34 en Vervun

Gol Kolea era un minero metalúrgico en las Minas de Gran Profundidad de la Colmena Vervun hasta que se produjo la invasión por parte de las fueras Zoicanas. Atrapado bajo tierra, Kolea descubrió que era un líder natural cuando consiguió sacar al resto de los mineros supervivientes a la superficie, donde se unieron a una unidad de defensa de la Primaria de Vervun bajo el mando del Capitán Fencer. Cuando la unidad fue superada y destruida, los supervivientes se dirigieron hacia Kolea en busca de liderazgo y órdenes. Su 'Compañía de Irregulares' jugaría un importante papel en las últimas fases de la invasión, al ser seleccionada para guiar a un comando de élite imperial hacia el área objetivo de su misión, ayudando al Coronel Comisario Ibram Gaunt en la destrucción del vehículo de mando del líder de las fuerzas del Caos, el Magister Heredero Asphodel. Tras la victoria, el Comisario se encargó personalmente de admitir a Kolea en el Primero y Único de Tanith, y su ascenso a Sargento dentro del regimiento, siguiendo la promulgación del Decreto de Consolación.

Kolea tenía dos hijos: Dalin y Yonci. En el primer bombardeo de la guerra contra la colmena Ferrozoica, su mujer Livvy murió y sus hijos fueron rescatados por la pandillera Tona Criid, la cual se hizo cargo de ellos desde entonces. Los niños eran aún muy pequeños cuando la Colmena Vervun resultó destruida y fueron considerados como huérfanos por las autoridades ya que se había dado por muerto a Gol. Sin que lo supieran las autoridades de la Colmena, Kolea (creyendo que su familia había muerto) se había alistado en los Fantasmas de Gaunt como Sargento. El destino quiso que Tona Criid también se alistara en el regimiento llevándose con ella a los niños, los cuales pasaron a engrosar el seguicio que acompañaba a todo regimiento de la Guardia Imperial. No fue hasta la campaña en Hagia que Kolea descubrió que sus hijos aún seguían vivos. Al principio no supo qué hacer, y posteriormente decidió dejar que fueran criados por sus padres adoptivos, los también Sargentos Tona Criid y Dermon Caffran, compañeros de Kolea en los Fantasmas de Gaunt, sin querer alterar su mundo haciéndoles saber que seguía vivo.

Kolea lo pasó bastante mal y le costó recuperar el norte tras las experiencias sufridas durante la invasión Zoicana, a pesar de los esfuerzos de sus compañeros en las Compañías Irregulares y del Coronel Colm Corbec. Kolea se mantuvo retraído y poco comunicativo durante casi un año, llevando a cabo sus tareas a la perfección, pero sin mostrar casi emoción alguna. El Coronel Corbec, ya harto con la situación, decidió unir los pelotones de Kolea y del Sargento Ceglan Varl. En poco tiempo, tal y como Corbec había esperado, la personalidad ingeniosa y parlanchina del Sargento Varl consiguió romper el aislamiento de Kolea haciéndole reír en más de una ocasión, tras lo que ambos fraguaron una férrea amistad.

Kolea también inició una relación de amistad sincera con la Cirujana Ana Curth, descubriendo que le resultaba sencillo sincerarse con ella debido a su naturaleza comprensiva y a su juramento hipocrático. Fue ella la que intentó convencer a Kolea de que se presentara de nuevo ante sus hijos, pero antes de que lograra algún resultado, el Sargento Kolea recibió una grave herida en la cabeza durante la campaña en Phantine. Dicha herida destruyó por completo su personalidad y su memoria, reduciendo su edad mental hasta casi la de un preadolescente, y haciendo que su personalidad y comportamiento adoptaran una inocencia abrumadora. A causa de dicho cambio, el mando del pelotón de Kolea pasó a manos de Tona Criid mientras que, para mantener la fuerza y el status quo del Regimiento, Gol quedó relegado al puesto de un soldado normal dentro del mismo pelotón. Hay que señalar que, a pesar de sus deficiencias, el instinto de Kolea siguió estando muy vivo, llegando a salvar a su Sargento y a varios miembros de su pelotón de los intentos de asesinato de Lijah Cuu.

Gol Kolea hubiera continuado sumido en su estado de estupor e inocencia de no haber sido por una campaña posterior, la de Herodor. Después de que el Explorador Mkvenner resultara mortalmente herido Gol, llevado por un impulso inocente, lo llevó hasta la Basílica de Civitas Beati pensando que allí podrían curarle con algún milagro. Y hubo milagros ese día, ya que Kolea fue sanado por la Santa reencarnada, recuperando su memoria y su personalidad, aunque el daño cerebral seguía estando presente.

Tras su milagrosa recuperación, Kolea tuvo que resolver dos problemas que tenía con Tona Criid, referentes a su escuadra y a sus hijos. A pesar de que Kolea se había ganado el rango, este decidió que Criid siguiera al mando de su antigua escuadra, ya que no se veía capaz de volver a dirigir a sus hombres. En lo referente a sus hijos consideró que, dado que Criid había estado cuidando de sus hijos durante tantos años, y que estos aún ignoraban que su padre siguiera vivo, no había problema en que siguieran considerándola como su madre adoptiva. Parece ser, no obstante, que Dalin descubrió en los últimos años que Kolea es su padre biológico, aunque el hablar del asunto siguió siendo tabú para ambos.

Continuó siendo una poderosa presencia en el regimiento, especialmente para el contingente de Verghast al que siguió representando en el cuadro de oficiales, y su presencia fue esencial para mantener unida a la unidad tras la trágica muerte del Coronel Colm Corbec y la promoción de Kolea al rango de Mayor en la época de la misión de Gereon, llegando incluso a dirigir al Primero y Único de Tanith durante un tiempo, junto al Comisario Viktor Hark.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Lexicanum Alemán.

  • Los Fantasmas de Gaunt (serie de novelas), por Dan Abnett.
  • Inferno nº 30 (Revista)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.