Wikihammer 40k
Advertisement
Wikihammer 40k
10 808
páginas
Impriwars banner.jpg

Tanque Superpesado Glaive de la Legión Alfa.

El Tanque Superpesado de Armamento Especial Glaive, también llamado Fellglaive, era una variante del tanque de batalla súper pesado Fellblade altamente avanzado desplegado por las Legiones de los Marines Espaciales durante la Gran Cruzada de finales del 30 Milenio y más tarde durante la Herejía de Horus y la Gran Purga a principios del 31er Milenio. El Glaive fue diseñado por el Mechanicum como un vehículo de armas especiales que utiliza la Carronada Volkita, una de las armas Volkita más grandes que el Imperio haya usado. Esta arma masiva fue diseñada para destruir bestias xenos e incinerar vehículos ligeros enemigos en un solo barrido.

Durante la Gran Cruzada, el Glaive se emitió a los dieciocho Legiones Astartes en cantidades limitadas, con varias de las Legiones, especialmente los Ángeles Oscuros y las Salamandras, que desde hace mucho tiempo habían enviado Glaives. Se sabe que para fines del 41º Milenio, solo los Capítulos de los Ángeles Oscuros y Salamandras aún pueden desplegar estos antiguos motores de guerra, los primeros debido a su antigüedad y honor tradicionales como los Sucesores de la I Legión y los segundos, debido a su posesión de artífices altamente cualificados que todavía son capaces de mantener y replicar la tecnología antigua y arcana utilizada por Glaive. No se sabe si otros capítulos leales o bandas de guerra de los Marines Espaciales del Caos todavía pueden desplegar estas antiguas reliquias de destrucción.

Historia[]

El Glaive, o Fellglaive como se le llama a veces, es un modelo de Tanque Superpesado emparentado con el Fellblade, pero más allá de los parecidos superficiales ambos tanques son muy distintos. La razón de esta divergencia se encuentra en el principal sistema de armas del Glaive: la temible y arcana carronada volkita. Un artefacto creado por el Mechanicum, se dice, en las guerras de la Era de los Conflictos en Marte, no fue sin acritud que los Señores de las Forjas aceptaron la petición del Emperador de crear un tanque Astartes que utilizase esta arma. La necesidad, no obstante, era grande, y el Glaive fue desplegado por primera vez contra los alienígenas exo-ctónicos alfa codificados como Catachi Diabolum, que habían supuesto una espina clavada en el costado de la Gran Cruzada. Más adelante el Glaive demostró su valor contra las hordas Orkas y las monstruosidades xenos más extrañas encontradas por los ejércitos de las Cruzadas del Emperador al penetrar en las zonas letales en torno al núcleo galáctico.

El esfuerzo de construir números viables de tanques superpesados armados con carronadas volkitas era considerado merecedor del impresionante gasto de recursos necesario, pues múltiples objetivos e incluso las abominaciones xenos más grandes eran derribadas por su hambriento rayo antes incluso de que su energía se disipara.

Aunque el Glaive fue distribuido por todas las Legiones en cantidades limitadas, los Salamandras y los Ángeles Oscuros lo desplegaron constantemente durante mucho tiempo: la artesanía de la XVIII Legión era más que suficiente como para mantener y replicar la arcana tecnología volkita, mientras que la procedencia y el honor de la I Legión hacían que su material de guerra y su armamento fueran verdaderamente antiguos. De hecho, el Emperador encargó la fabricación de Glaives con armas de vórtice para el Ala de Terror de los Ángeles Oscuros.

Armamento[]

El Glaive cuenta con una carronada volkita montada en la torreta, dos cañones láser cuádruples en las torretas, bólteres pesados acoplados en el frontal, un reflector y descargadores de humo. Los cañones láser cuádruples podían sustituirse por destructores láser, y los bólteres pesados, por lanzallamas pesados. Asimismo, podía equiparse también con un misil cazador-asesino y/o blindaje de ceramita.

Glaives conocidos[]

Dragón Eterno: el Dragón Eterno es un Glaive venerable construido en Mundo Forja de Mezoa que demostró ser invaluable en la defensa de ese mundo durante la Campaña de Mezoan, una batalla cataclísmica que se desarrolló durante la Herejía de Horus. Unido a una compañía de sobrevivientes de la XVIII Legión que se conoció como los Discípulos de la Llama, el Dragón Eterno fue el eje de muchos contraataques Leales contra las fuerzas inmensamente superiores de la Legión Alfa y los Guerreros de Hierro. Su efecto fue tal que el Dragón Eterno se convirtió rápidamente en un objetivo prioritario para el enemigo, incluso conduciendo a la creación de un grupo de trabajo especializado, Grupo de Batalla Matadragones, dentro de la Legión Alfa. En su lucha más notoria, el Dragón Eterno fue el único defensor de la Puerta Septurn de Mezoa después de que sus otros defensores hubieran sido arrastrados por un ataque de distracción. Frente a tres compañías de pleno derecho del 114º Gran Batallón de Guerreros de Hierro y el Ekficax Taghmata del Mundo Forja de M'Pandex, el Dragón Eterno infligió más de 600 muertes y mantuvo la puerta durante cuatro horas solares antes de que llegara a su fin. Cuatro Sicaran Venator, tres Vindicators equipados con Matrices de Destructor Láser y doce plataformas de armas autopropulsadas Rapier de la Legión Alfa llevaron a cabo una emboscada en el poderoso tanque. Sobreviviendo a la primera descarga de los emboscados, el Dragón Eterno retrocedió dentro de la puerta, de modo que cuando la segunda descarga finalmente lo bajó, su inutilización aún bloqueó efectivamente la puerta de los Traidores. Este sacrificio impresionó tanto al sacerdocio de Mezoan que prometieron restaurar y reconstruir el tanque para que pudiera luchar eternamente en defensa de Mezoa. El Dragón Eterno fue destruido no menos de ocho veces durante las guerras de la Herejía de Horus, y cada vez que la Forja de Mezoa lo reconstruyó. Hoy, el Dragón Eterno se erige como un memorial de la Herejía en la fragua primaria de Mezoa.

Miniatura[]

Fuentes[]

  • The Horus Heresy II.
  • Angels of Caliban, por Gav Thorpe.