FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Castellano Garran Crowe Caballeros Grises

El Castellano Garran Crowe, Guardián de Anarca.

"Al justo le llevamos esperanza, al corrupto le llevamos fuego"
Garran Crowe


El Castellano Garran Crowe es a la vez el principal dirigente y el campeón de la orden de los Purificadores.

Sería imposible encontrar un Hermano de Batalla más noble, pues según los estándares de los Caballeros Grises, la suya es un alma sin menor mácula ni debilidad, no sólo resistente a las tentaciones del Caos, sino inmune a ellas. Y es una suerte que así sea, pues Garran soporta sobre sus espaldas una carga más pesada que la de ninguno de sus camaradas: la Espada Negra de Antwyr.

La Espada NegraEditar

Los Caballeros Grises encontraron por primera vez la Espada Negra de Antwyr durante los últimos años del M37, y se considera uno de los muchos horrores que aparecieron en la galaxia durante los enloquecidos años del Oclusianismo.

La espada fue hallada entre las ruinas de un antiguo templo por los Apóstoles del Rey Ciego, y al tratarse de un Arma Demonio de gran poder, enseguida corrompió la mente y el cuerpo de sus descubridores. Juntos, la espada y el dueño al que había esclavizado se enzarzaron en una sangrienta guerra contra los Sectores Vidar, Tremayne y Darkspire, una guerra que sólo finalizó por la intervención de las ocho Hermandades de los Caballeros Grises. Tras aquel gran conflicto, la espada y su dueño desaparecieron en la Disformidad.

Sin embargo, no lo hicieron para siempre: tres mil años más tarde, en la luna maldita de Tethys, la Espada Negra de Antwyr volvió a cruzarse una vez más en el camino de los Caballeros Grises. Esta vez, no obstante, su portador fue finalmente eliminado y el Arma Demonio, que casi había costado la condenación de toda la galaxia, acabó en manos de sus enemigos.

Castellano crowe

Miniatura de Garran Crowe y la Espada Negra de Antwyr.

Los Caballeros Grises fueron incapaces de destruir la Espada de Antwyr, pues su cualidad disforme la hacía completamente impermeable a todos los métodos que se probaban para ello. Aún así, los Caballeros Grises se resistían a lanzarla a la fría oscuridad del espacio interestelar, pues estaban seguros de que su extrema malignidad acabaría por atraer a un nuevo portador. De manera similar, sellarla en algún tipo de cripta o catacumba no haría sino fomentar la corrupción de los guardianes destinados a vigilarla. Por tanto, se tomó la decisión de asignar para el arma la prisión más segura que pudiese cubrirse: fue entregada a la custodia de los Purificadores, quienes a su vez la pusieron en manos del Campeón de su Hermandad. De esta forma, la espada fue pasando de un incorruptible guerrero a otro durante un periodo de mil años, hasta acabar en poder de Garran Crowe.

La posesión de la Espada Negra de Antwyr pone a Garran Crowe en un constante peligro, tanto físico como espiritual. O bien se ve acosado por los enloquecidos mortales y desesperados Demonios que se sienten atraídos por la espada, o bien debe luchar psíquicamente contra la propia arma, que le tienta con promesas de poder o intentar doblegar su voluntad mediante las más oscuras hechicerías. Crowe debe estar siempre vigilante, pues los sibilinos susurros de la espada resuenan en su mente de manera incesante, ofreciéndole prestarle su fuerza para que pueda vencer sus combates con mayor facilidad. Muchos hombres abrazarían tal posibilidad sin dudarlo, pensando que su fuerza de voluntad sería lo bastante resistente como para controlar a la espada sin que ésta lograra corromperles. Sin embargo, hasta la fecha Crowe nunca ha sucumbido, sin importar lo desesperada que sea la batalla en la que esté enzarzado.

Hasta el momento, puede presumir de que todos sus pensamientos y acciones han sido suyos y solamente suyos. Como guardián de la Espada Negra de Antwyr, debe mostrarse incorruptible e inalterable, y así lo hará hasta el día de su muerte.

FuentesEditar

  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.