FANDOM


Bigotes 2 El Hermano Bigotes de los Martillos de Wikia protege este artículo y a toda la Wiki.

¡Este artículo es para los editores! ¿Cómo es que aún no eres uno de ellos?

¡Regístrate YA!

Gabian Dengel es el actual Tercer Capitán y Señor del Arsenal del Capítulo de los Martillos de Wikia.

HistoriaEditar

OrígenesEditar

Gabian Dengel nació en un clan de tradición militar de Busara, en el centro del continente que recorre Nyumba de norte a sur. La instrucción tanto en estudios como en formación marcial que recibió desde muy temprana edad, sumada a un carisma innato, le convirtieron rápidamente en el líder natural de la mayoría de jóvenes de su entorno, con los que solía organizar acampadas en las amplias sabanas que separaban las selvas y áreas pobladas de su país.

Cuando llegó a los doce años fue enviado a cumplir las pruebas rituales de madurez típicas de Busara. Niños y niñas de una docena de años fueron enviados en camiones a distintas áreas agrestes, encargándoles sobrevivir una semana por sus propios medios. Desafortunadamente para los más sedentarios y menos preparados entre ellos, ese año la dificultad fue excepcionalmente superior: una dura sequía había alejado a los herbívoros, y las manadas de cánidos ibingir, famosos por su inteligencia a la hora de cazar, se habían vuelto muy audaces y no dudarían en atacar a los jóvenes. Como compensación, todos los participantes recibieron un único cuchillo.

Gabian se hizo rápidamente con el control de la situación, dividiendo a los chicos y chicas a su cargo en cazadores, tramperos y defensores en función de sus aptitudes para conseguir la mayor cantidad de reservas de comida posibles y asegurarse de que nadie era cogido por sorpresa por los depredadores. Al esquilmar los alimentos de la zona, y guardarlos todos en su campamento, los ibingir empezaron a acecharles en cada vez mayor número, hasta que al final de la semana estaban prácticamente asediados y no podían salir sin ser acosados por los hambrientos animales. Finalmente, los ibingir se decidieron a ignorar las antorchas que coronaban la estacada, y se lanzaron sobre sus presas... que resultaron estar esperándolos con sus cuchillos en la mano. La denodada lucha, en la que Gabian y todos sus compañeros se defendieron con gran entereza, fue interrumpida por la llegada de varios aerotransportes de las fuerzas armadas de Busara, que habían estado observando las pruebas y acudieron a rescatar a los asediados participantes.

Tras interrogar a los supervivientes e identificar a Dengel como el principal responsable de su victoria, este fue seleccionado para ser uno de los representantes de Busara en los Juegos Nyumbanos, que se habían convocado al año siguiente para satisfacer la demanda de Aspirantes del Capítulo de los Martillos de Wikia. Tras entrenar duro durante todo un año, Gabian logró superar todas las pruebas y ser escogido como Neófito para orgullo de su clan y su nación.

Siete años después Gabian había sido transformado en un Explorador, y ascendió a buen paso por los escalafones hasta convertirse en Sargento de una de las Escuadras Tácticas de la 3ª Compañía de Batalla. Coincidiendo con otros Juegos Nyumbanos regresó por su cuenta a la sabana de Busara, enfrentándose a las manadas de ibingir y logrando matar con las manos desnudas a la mayor hembra alfa de la región. Durante este duelo su mano zurda quedó destrozada, y aunque pudo recibir un implante biónico, desde entonces siempre blandió con esa mano una potente garra relámpago reliquia, roja como el pelaje de los ibingir.

Tiempo después su Capitán murió y él fue escogido como sucesor, tomando los puestos de Tercer Capitán y Señor del Arsenal. Fue él, por tanto, quien se encargó de que todas las Compañías estuviesen bien pertrechadas durante la fase final del mandato del Señor del Capítulo Crissos el Viejo. No obstante, su orgullo marcial le llevó a esmerarse especialmente con su propia Compañía, a la que mantuvo siempre equipada y lista para cualquier emergencia, hasta el punto de hacerlos alcanzar corriendo posiciones enemigas a kilómetros de distancia para no tener que depender de vehículos, aeronaves o propulsores de salto. Hubo quien, con una pizca de sorna, llamó a sus subordinados "los onagros de Gabian", pero nadie pudo negar su tremenda efectividad en todos los terrenos para los que los preparó la aguda mente táctica de Dengel.

Cisma de WikiaEditar

En el 596.M41, tras casi seis siglos al frente del Capítulo y cerca de un milenio de vida, Crissos el Viejo se lanzó a una carga suicida contra los T'au. Su Guardia de Honor, dirigida por Heford, se negó a abandonarle a pesar de las órdenes del Señor del Capítulo de quedarse atrás, y fue masacrada bajo el fuego enemigo. Concluida la campaña, se hizo la tradicional llamada de regreso al Sello Eterno a todos los Capitanes y oficiales de alto rango para elegir a su sucesor a la mayor brevedad posible. Su espada, la famosa Purificadora, fue colocada en el regazo de su propia efigie y dispuesta tras un campo de energía en la sala del Círculo Interior del Sello.

Sin embargo, esta crisis no sería tan fácil de resolver. Con Heford, el candidato favorito, sumido en un coma profundo por las graves heridas sufridas junto a su señor y destinado a convertirse en uno de los Dreadnoughts del Capítulo, fue el Primer Capitán, Lars Orvan, quien dio un paso al frente para tratar de ser elegido. Desafortunadamente, Orvan se había ganado con la edad una fama de apático y poco enérgico bastante similar a la que había acompañado a Crissos en sus últimas décadas de vida, con lo que su candidatura no fue bien recibida. Resentido, desde entonces hizo cuanto pudo por desacreditar al resto de Capitanes aspirantes al puesto de Señor del Capítulo, y Tulfias, de la Sexta Compañía, le apoyó. Demetrius, de la Cuarta, hizo lo propio por su cuenta, a sabiendas de que no tenía apoyos suficientes para ser elegido.

El Maestro de Santidad Raum, como maestro de ceremonias, decidió proponer a Aulo Plautio, de la Segunda, pero este se negó con humildad, no sintiéndose apto para dirigir a todos los Martillos de Wikia. El siguiente fue Gabian, que aceptó la sugerencia de Raum con orgullo. Pero fue este mismo orgullo lo que atascó las deliberaciones, pues era muy fácil para Orvan, Demetrius y Tulfias provocarle con insultos, y las disputas alejaron al resto de Capitanes del Señor del Arsenal, y entre ellos mismos.

Tras meses de negociaciones infructuosas, Plautio decidió que el conflicto interno era inminente y se adelantó a los acontecimientos marchándose en la Barcaza de Batalla Omnio Sapere con las principales reliquias del Capítulo, fingiendo ir a entrenar en Phlegetos para alejarse de las tensiones del Sello. Cuando se descubrió el engaño, Lars Orvan salió ciego de ira tras él a bordo de la Memoria, pero el Señor de la Guardia había logrado desdibujar su rastro en las mareas de la Disformidad. Entretanto, Demetrius, Tulfias y Raum marcharon en armas contra el Arsenal, pues el Ojo del Omnissiah Ternak y el Señor de la Forja Sven Sannlar habían colaborado activamente tanto en la evacuación de los artefactos como en el encubrimiento de la huida del Segundo Capitán. Sin embargo, se encontraron con las sólidas compuertas de adamantio cerradas y a los Tecnomarines parapetados detrás. A regañadientes, los tres oficiales y sus hombres tuvieron que dar media vuelta e irse.

La tensión fue en aumento, principalmente por culpa de Demetrius, quien acabó marchándose a bordo del Crucero de Asalto Ira Justa. La Primera Compañía quedó decapitada cuando Lars Orvan, que llevaba semanas enclaustrado por la frustración de no haber logrado atrapar a la Segunda, fue hallado asesinado, y se descubrió la desaparición del ambicioso Sargento Veterano Gorgias Vandir con su armadura de Exterminador teleportadora.

Al darse cuenta de lo que había provocado con su vanidad, Gabian reunió a los demás Capitanes y les convenció de evitar el derramamiento de sangre abandonando el Sello para emprender cruzadas a lo largo y ancho de la galaxia a fin de ocultar la terrible división interna del Capítulo a los ojos del Imperio. Las escuadras de los Veteranos y los Exploradores se repartirían entre las distintas Compañías para apoyarlas o permanecerían defendiendo Wikia y Nyumba. Hecho esto, acudió desarmado y contrito frente a las puertas del Arsenal y convocó al Maestro de Santidad Raum, al Bibliotecario Jefe Masum, al Maestro del Apothecarion Galeno Averroes y a los dos líderes de los Tecnomarines, cediéndoles oficialmente el mando del Sello Eterno hasta el día en que se convocase una nueva deliberación para escoger a un Señor del Capítulo. Mientras tanto, la Fortaleza-Monasterio sería una "zona abierta libre de hostilidades" para todas las Compañías, que podrían así reaprovisionarse sin miedo a represalias. Raum, no obstante, se vio superado por su fracaso como moderador de las deliberaciones y renunció, marchándose con el Capitán Syrio de la Novena.

Así transcurrieron dos siglos de distanciamiento y desconfianza, que se conocieron como el Cisma de Wikia. Gabian Dengel y la Tercera cumplieron con creces sus votos de cruzada, combatiendo en decenas de frentes mientras economizaban sus recursos para evitar volver con misiones pendientes al Sello.

Con el paso del séptimo siglo del M41 al octavo, la Providencia del Emperador trajo novedades. Un joven Sargento, llamado Eledan, había sucedido a Demetrius al frente de la Cuarta y estaba decidido a intentar por todos los medios que el Capítulo volviese a estar unido y en armonía. Cuando contactó con él, Dengel decidió ponerle a prueba como comandante antes de apoyarle, pues aunque era la primera iniciativa bienintencionada en aquel sentido en muchos años, no sería responsable dar el mando absoluto a un novato. Así pues, le cedió el control de una campaña conjunta contra unos Demiurgos que habían invadido los túneles del mundo minero de Kapdukka II. Eledan se puso manos a la obra, diseñando con la ayuda de todos los Sargentos presentes una estrategia capaz de acorralar a los xenos en su base subterránea principal para después socavarla y obligarles a evacuarla de regreso al espacio, donde fueron cazados sin piedad por Gabian y la flota. En medio de las celebraciones, Gabian anunció que le apoyaría en su candidatura al trono del Capítulo, y en el viaje hacia el Sello Eterno le fue proporcionando información sobre los Capitanes que no conocía: qué apoyos y qué rechazos podía esperar, y cómo convencerlos o neutralizarlos en los debates.

Llegados al Sello, Gabian presentó a Eledan al comité de especialistas que dirigía el sistema Wikia desde hacía doscientos años. El joven Capitán negó humildemente que quisiera hacerse con el mando del Capítulo por las bravas; él solo pretendía convencer a todas las secciones de colaborar para trabajar en equipo una vez más por la recopilación del saber de toda la galaxia. Sus palabras le ganaron el aprecio de los oficiales presentes, y se hizo una nueva convocatoria general a todas las Compañías para que regresaran a retomar el debate.

A pesar de las presiones de la Tercera y Cuarta, la mayoría de Capitanes fueron reticentes a volver a la mesa del Círculo Interior. Parlamentaron de forma privada en pequeños grupos y comités, en ocasiones reunido medio Capítulo en torno a alguna estrella lejana sin importancia. Fue la única voz que todos podían respetar aún la que verdaderamente les convenció de volver a intentar lo que provocó el Cisma: Heford, desde el Sello Eterno y encerrado dentro del Dreadnought Venerable que ya jamás abandonaría, los llamó, y los Capitanes no pudieron negarse.

Poco a poco fueron arribando los Capitanes, viejos y nuevos: el Sargento Veterano Seperinus fue escogido como representante de la Primera; Nesstor Sigwald la Bestia, el sucesor del fugitivo Aulo Plautio, acudió cauteloso pero intrigado; Skarus Nider, el antiguo Campeón de Brannus, había traído a la 7ª Compañía de regreso del Segmentum Obscurus hacía poco y había ascendido al puesto de Capitán en el mismo Sello. De los antiguos protagonistas del Cisma, el taciturno Ahroa Denix de la Quinta, el amargado Tulfias de la Sexta, el callado pero diligente Praefactus de la Octava y el misterioso Hel Vaal de la Décima, cuya pista se había perdido durante décadas, reaparecieron sucesivamente. Sólo Syrio, Raum y la Novena no dieron señales de vida, y dado que no se habían recibido noticias de ellos en más de siglo y medio, se decidió con pesar darles por perdidos o muertos y proceder a la reunión en la sala del Círculo Interior sin más demora.

A pesar de que Eledan abrió el debate, presidido por el Reclusiarca Kelbor Hal, con el mejor de los talantes, doscientos años de rencor no tardaron en hacer rebrotar las acusaciones y disputas, y el buen orden del encuentro peligró gravemente. Kelbor, Skarus y Vaal trataban de acallar los gritos y los Sargentos Romerae y Erik intentaban defender a su Capitán, que no conseguía hacerse oír en el tumulto, y que acabó por sentarse sumido en un silencio lleno de decepción, ignorado por casi todos.

Entonces Gabian desveló su as en la manga. Enviando con su servoarmadura una inaudible señal a Eledan y el Ojo del Omnissiah, Regulus Melion, les transmitió en secreto: "Mira a Crissos y corrige sus errores". Levantando la vista hacia la estatua de Crissos, Eledan descubrió que el campo de fuerza que impedía tocarla había sido desactivado sutilmente por Melion, y comprendiendo, se levantó y tomó la Purificadora. Pero su siguiente acción sorprendió incluso al veterano Señor del Arsenal: levantándola con ambas manos, la clavó con fuerza en la mesa de mármol.

Aprovechando el instante de sorpresa, Eledan apeló una vez más a los oficiales, pidiendo dejar de lado definitivamente todas las disputas. Tulfias se alzó iracundo, dispuesto a volver a hacerle callar, pero la inesperada (y estentórea) intervención de Nesstor silenció a todos los disidentes, dejando a Eledan vía libre para pronunciar su famoso "Alegato de Reunificación", que marcó el fin del Cisma de Wikia y le hizo ganarse definitivamente el puesto de Señor del Capítulo de los Martillos de Wikia.

Tras el CismaEditar

Concluido el Cisma de Wikia, Gabian Dengel se convirtió en uno de los principales apoyos del nuevo Señor del Capítulo. Su veteranía y su habilidad logística, combinadas con una firme diplomacia afilada tras doscientos años de tratar con rencorosos Capitanes por media galaxia, le permitieron ganarse el respeto de los más veteranos del Capítulo, que fueron más recalcitrantes al aceptar la nueva autoridad suprema que los oficiales más recientemente ascendidos. Gracias a sus negociaciones entre bastidores y a las lecciones que ha ido impartiendo al joven Eledan, los Martillos de Wikia han conseguido completar un relevo generacional casi sin fisuras, lo que les ha permitido relanzar sus campañas de búsqueda de información, reliquias y enemigos con un ímpetu que no se veía desde hacía siglos.

Por su parte, la Tercera Compañía ha seguido haciendo gala de su flexibilidad táctica y su capacidad de hallar medios para sobreponerse a los reveses del destino y derrotar a sus oponentes. Una de sus hazañas más sonadas tuvo lugar en Prahma 56-78, donde mientras su flota detenía una invasión Tiránida, desembarcó en una antigua basílica y recuperó una arcaica asta de estandarte antes de que fuese destruida por las monstruosidades xenos. Considerando que el espíritu del primer Señor del Capítulo, Kades, había inspirado su victoria, Gabian hizo tejer un nuevo estandarte para su Compañía en el que aparecía el Fundador llevando la muerte al Gran Devorador.

ArmamentoEditar

  • Ibingiruara - Una enorme garra relámpago roja de los tiempos de la Herejía de Horus, que Gabian blande con la mano izquierda desde que la perdió luchando a brazo partido contra una hembra alfa ibingir. Su nombre significa "garra de ibingir", y se lo puso el entonces Sargento Táctico al ver que la pintura que la cubría era del mismo tono que el pelaje de los ibingir.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.