FANDOM


Genestealer 2

Robagenes, mascota del Gran Devorador, patrocina este espacio hasta que la Mente Enjambre lo convierta en biomasa. Pulsa sobre él y te mostrará la terrible gloria biológica de los Tiránidos.

El Enjambre también se alimenta de tus visitas...


Tiranidos gargolas
"A tiempo para ver a un soldado que no reconocí caer bajo una oscura forma de pesadilla que caía en picado del cielo como un ave de presa. No reconocí al soldado ya que su rostro había desaparecido, comido por el perforacarnes que esa cosa blandía."
Ciaphas Cain. Comisario Imperial


Las Gárgolas, Gauntii avius o, coloquialmente, murciélagos infernales (Gargoyles en inglés) son una especie Tiránida alada derivada de los Gantes.

DescripciónEditar

A menudo son la primera oleada de un ataque Tiránido, con el propósito de sembrar el terror y la confusión manteniendo a sus presas desordenadas y con la guardia baja mientras el grueso del asalto Tiránido se aproxima por tierra. De este modo, un ataque Tiránido es precedido por el batir de miles de alas membranosas cuando las progenies de Gárgolas descienden sobre el enemigo, ocultando el sol y escupiendo muerte con sus perforacarnes. El tremendo impacto psicológico de un asalto aéreo tan aplastante es suficiente para hacer romper filas a todos los soldados, salvo los más veteranos, pero en realidad huir es lo peor que un guerrero puede hacer ante un enjambre volador de Gárgolas. Estas bestias depredadoras son especialistas en eliminar objetivos aislados en estado de pánico, bien reventándolos con disparos de sus bioarmas, bien agarrándolos y dejándolos caer desde las alturas hasta estrellarse con el duro terreno.

Las Gárgolas poseen muchos rasgos similares a los de los Gantes, incluyendo un tamaño pequeño con un cuerpo compacto pero flexible encerrado en un exoesqueleto. También muestran la misma astucia animal, y asaltan al enemigo desde un flanco inesperado por instinto siempre que la situación se lo permite. La maniobrabilidad de sus alas les da una ventaja clara sobre la mayoría de sus oponentes, que dependen de apoyo tecnológico para volar. Como consecuencia, las Gárgolas se han ganado una reputación temible, una leyenda que, en realidad, supera con mucho su nivel de amenaza física. Allí donde hay Gárgolas, los defensores miran con temor a los cielos, pues saben que cualquier sombra en el cielo podría ser una bandada de Gárgolas a punto de atacar.

Aquellos que se enfrentan a las Gárgolas creen que son de naturaleza asustadiza, criaturas que huyen del combate y prefieren luchar a distancia. Ciertamente, las alas coriáceas de una Gárgola se dañan fácilmente en el combate cuerpo a cuerpo, un desperdicio innecesario cuando estas criaturas están perfectamente adaptadas para matar a sus presas a distancia y evitar las represalias. En las ocasiones en que los instintos naturales de las Gárgolas son suprimidos, luchan con todo el salvajismo desesperado de las bestias acorraladas, entrando en un estado de frenesí que compensa de sobra cualquier fragilidad aparente. Las Gárgolas también escupen un veneno cáustico que quema la carne, apuntando instintivamente a los ojos de su presa para cegarla antes de desgarrarla con sus colas espinosas y sus garras hasta que ellas o sus enemigos han muerto, o hasta que la Mente Enjambre retira su control.

Una peculiaridad deliberada de la estructura física de las Gárgolas hace que puedan escurrirse por agujeros aparentemente demasiado pequeños para dejarles pasar. Las tropas bajo ataque de las Gárgolas deben ser especialmente vigilantes de cualquier hueco en las defensas que estas criaturas pudieran llegar a aprovechar, ya sea una escotilla de observación, un portal de acceso, un conducto de ventilación o incluso la chimenea de una incineradora de residuos: con el tiempo suficiente, las Gárgolas encontrarán la manera de entrar. Una vez dentro, las Gárgolas atacarán con todas las armas a su disposición en un frenético intento por escapar de vuelta a los cielos abiertos y extender de nuevo sus alas. Aunque las Gárgolas pueden no ser tan poderosas físicamente como otros organismos Tiránidos más grandes, quedarse atrapado con una en un espacio confinado es una experiencia que siempre resulta letal.

También tienen menos valor para la Mente Enjambre que la mayoría de los organismos Tiránidos más grandes, al igual que los Gantes. Se cree que las Gárgolas no pueden volar largar distancias y que confían en engancharse a los flancos y el vientre de una Harpía que actúa como su líder de progenie para ser transportadas grandes distancias.

También se han encontrado progenies de Gárgolas que eran un híbrido con Genestealers. No disponían de armas simbiontes de disparo pero tenían una mayor habilidad en combate cuerpo a cuerpo gracias a su par de garras.

Arpia tiranido

Gárgola Tiránida

Información básica Editar

Designación Gárgola
Título Común Murciélago infernal
Nombre de la especie Gauntii Avius
Altura aprox. 1'1 metros
Peso aprox. 0'2 Toneladas
Primer encuentro Tirán
Rol Ataque aéreo
Nivel de amenaza Medio

MiniaturasEditar

  • 5ª Edición.
  • 3ª Edición.
  • 2ª Edición.

GaleríaEditar

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Codex: Tiránidos (5ª y 8ª Edición).
  • Deathwatch: Mark of the Xenos (Juego de Rol).
  • Imperial Armour IV.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.