FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Foulspawn es un Engendro del Caos particularmente
Engendro del caos nurgle foulspawn

Concepto artístico de Foulspawn

favorecido por Nurgle, hasta el punto de constituir una amenaza para la cordura de la mente más resistente.

HistoriaEditar

Uno de los más putrefactos y horripilantes Campeones del Caos de Nurgle. Entre las filas de la Guardia de la Muerte persistía la historia de un Campeón tan grotesco que los guerreros veteranos se acobardaban con darle un mero vistazo, hasta el punto de ser incapaces de actuar, y solo poder retorcerse asqueados por las violentas arcadas ante su simple visión. Conocido como Foulspawn, su abominable apariencia, su hedor impío, y malicia pura e impenitente eran tan insoportables que nadie podía comtemplarlo y permanecer cuerdo.

Según la leyenda, Nurgle estaba profundamente orgulloso de su repugnante paladín, y finalmente lo bendijo con la recompensa de convertirlo en un Engendro del Padre de la Plaga. La mayoría de los Engendros del Caos mueren a los pocos minutos u horas de su transformación, o bien en combate o bien porque sus cuerpos no soportan las inconcebibles mutaciones. Sin embargo, no fue este el destino de Foulspawn. No solo sobrevivió, sino que creció y prosperó en fuerza y estatura. Su mandíbula se convirtió en un pozo cavernoso, anillado con capas de colmillos putrefactos, de los que podía extender un racimo de lenguas fibrosas y enroscadas que estaban bañadas en un grueso limo. Foulspawn usó estas lenguas para devorar a cualquier cosa viviente que se cruzaba en su camino, pudiendo sobrevivir por algún capricho del destino, (o un igualmente caprichoso deseo de Nurgle), con la carne, los fluidos corporales y las almas que consumía, absorbiéndolas y expandiéndose. Capas de grasa fétida estiraron su piel hasta rebosar más, y más y de cada una de ellas se extendíeron nuevos tentáculos, burbujeantes racimos de ojos y malolientes extremidades insectoides. Foulspawn creció hasta convertirse en una monstruosidad retorcida, pesada y parlante, con el tamaño de un aerodeslizador acorazado, imbuido por las energías entrópicas de la Disformidad y agitado por plagas demoníacas.

Nurgle estaba complacido con el loco comportamiento de Foulspawn, o eso dice la leyenda. Pero Mortarion se enfadó por las bajas que el enorme Engendró Demoniaco estaba infligiendo a sus hijos. El hambre de Foulspawn lo obligaba a consumirlo todo, y no hacía distinción entre aliado y enemigo. Mortarion no destruiría un ser tan amado por su Dios Patrono, pero tampoco podía tolerar las ingestas constantes de la bestia. La historia dice que Foulspawn fue desterrado por el Señor de la Muerte a las rancias selvas del Planeta de la Plaga, dispuesto a hacer presa de las desafortunadas tribus mortales que allí vivían. Algunos cuentan que Foulspawn aún habita allí, arrastrándose por los pantanos supurantes, habiendo crecido hasta el tamaño de una montaña viviente. Si esto es cierto, pobre del invasor que ponga un pié en el pegajoso coto de caza de Foulspawn...


FuentesEditar

  • Codex: Caos (2ª Edición).
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (4ª Edición).
  • Codex: Guardia de la Muerte (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.