FANDOM


Genestealer 2

Robagenes, mascota del Gran Devorador, patrocina este espacio hasta que la Mente Enjambre lo convierta en biomasa. Pulsa sobre él y te mostrará la terrible gloria biológica de los Tiránidos.

El Enjambre también se alimenta de tus visitas...

Guerrero Tiránido Kronos 8ª Edición ilustración

Guerrero Tiránido de la Flota Enjambre Kronos.

La Flota Enjambre Kronos es una Flota Enjambre Tiránida surgida a raíz de la aparición de la Gran Fisura en la galaxia.

HistoriaEditar

Cuando la Flota Enjambre Kronos viaja, la Sombra en la Disformidad se hace más sofocante y poderosa que nunca. La conexión psíquica entre Kronos y la Mente Enjambre es tan fuerte, que un aura de poder nulificador avanza por delante de ella, provocando una verdadera agonía a los enemigos psíquicamente activos y drenando su energía para alimentar a las propias hordas. Mientras este fenómeno causa la confusión más atroz en el enemigo, miles y miles de formas guerreras avanzan liberando una tormenta de proyectiles orgánicos; Kronos intentará evitar a toda costa trabar a su presa cuerpo a cuerpo, al considerar que los ataques a distancia son un método de exterminio más efectivo.

La materia pura del Caos es anatema para los Tiránidos por su naturaleza inconstante y etérea, que no les proporciona ninguno de los nutrientes que buscan para saciar su hambre feroz. Por tanto, los Tiránidos procuran evitar las zonas dominadas por tormentas de Disformidad y actividad demoníaca. Dado que la esencia impura del Inmaterium está entrando en el espacio real por toda la galaxia, esto resulta cada vez más difícil. Las Flotas Enjambre ven cómo los recursos vitales les son negados a medida que sectores enteros son consumidos por el Caos, y finalmente la Mente Enjambre se ha visto obligada a reaccionar ante este panorama potencialmente catastrófico.

La Flota Enjambre Kronos parece ser la primera solución de la Mente Enjambre. Este nuevo terror se está abriendo camino por toda la Gran Fisura. Sus tentáculos se han desviado de la ruta original, dejando tras de sí toda una serie de mundos indefensos para que Kronos los consuma. La Flota Enjambre parece estar escogiendo específicamente áreas de intensa actividad psíquica que amenacen con ensanchar más la brecha entre realidades. Planetas conquistados por adoradores y abominaciones del Caos han caído a su paso. Kronos los ha purgado a todos como un gusano comiéndose el pus de una herida infectada.

Acciones notablesEditar

  • Batalla de la Cabeza del Lobo - Una flota imperial bajo el mando del Almirante Groesson se está enfrentando a una enorme armada del Caos en la Nebulosa de la Cabeza del Lobo cuando docenas de bionaves entran en el combate. Ignorando a las naves imperiales, los Tiránidos se abren camino a través de la formación del Caos, arrojándose contra el colosal Acorazado clase Saqueador situado en su centro. Sin cuestionar su buena suerte, Groesson lanza una salva final y ordena la retirada.
  • Segunda Batalla de Shadowbrink - En el mundo de Shadowbrink, en el cual la Flota Enjambre Leviathan ya derrotó una vez a una vasta fuerza demoníaca, rebrota la energía del Caos cuando la Gran Fisura extiende su influencia, y los Demonios vuelven a caminar por su superficie. Atraída por el aura malévola de Shadowbrink, la Flota Enjambre Kronos se aproxima a la órbita del planeta. La Mente Enjambre despliega esporas y enjambres de organismos en ocho puntos de la superficie planetaria, áreas de elevada actividad disforme cuya intensidad aumenta por momentos. Un nodo neural de Maleceptors y Zoántropos dirige cada hueste Tiránida, y alrededor de estos organismos psíquicos la Sombra en la Disformidad alcanza una fuerza tal que las heridas en la realidad empiezan a cerrarse. Las legiones de Khorne se lanzan contra los Tiránidos, pero Kronos se niega a responder a la carga. En lugar de eso, los Demonios son recibidos con una tormenta de disparos de perforacarnes, y la artillería Tiránida despedaza a millares de horrores nacidos de la Disformidad. De forma lenta pero inexorable, los Demonios de Shadowbrink son expulsados de vuelta a la Disformidad.
  • Festín podrido - Kronos detiene su inexorable avance para devorar una serie de mundos predigeridos dejados atrás por la Flota Enjambre Leviathan. El engrudo rancio dejado en la superficie ya se ha podrido, pero las torres capilares y las probóscides de las bionaves de Kronos lo devoran de todas formas.
  • Cortando la señal - Un tentáculo de Kronos se lanza sobre una intensa baliza astropática que una manada de cazadores de los Amos de la Noche habían estado usando para atraer a navíos perdidos. Los Marines Espaciales del Caos se dispersan y lanzan devastadores ataques contra los Tiránidos en un intento por redirigir al grueso de la Flota Enjambre, pero esta se dispersa a su vez, tendiendo sus propias trampas. Incapaces de alejar a los Tiránidos de los Astrópatas torturados que emiten su llamada de sirena, los Amos de la Noche se ven obligados a retirarse.

Estrategias habitualesEditar

La Flota Enjambre Kronos está bien adaptada para matar a sus objetivos a distancia. Sus enjambres de invasión suelen incluir enormes progenies de Termagantes dirigidas por Guerreros Tiránidos armados con biocañones de largo alcance.

Los psíquicos, los adoradores del Caos y las criaturas de la Disformidad son las presas favoritas de esta Flota Enjambre, y los organismos engendrados por sus bionaves están perfectamente diseñados para erradicar la corrupción de la Disformidad.

Esquema cromáticoEditar

Los organismos creados por esta Flota Enjambre muestran una coloración gris oscura, con cuchillas azuladas y placas de quitina rojas.

FuentesEditar

  • Codex: Tiránidos (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.