FANDOM


Mascota eldar wikihammer 40k La Vidente Lolai te pondrá dos runas negras si no sigues leyendo. Pulsa sobre su imagen para acceder a la sabiduría de los Eldars.

Aquel que lee su propio artículo puede evitar su propia perdición. Aquel que lee los artículos de otros puede provocársela.

Eldar exodites

Mundo Exodita (por John Blanche).

El Espíritu del Mundo es el equivalente al Circuito Infinito de los Mundos Astronave en los mundos Exoditas Eldars.

DescripciónEditar

El núcleo de hueso espectral de cada Mundo Astronave actúa como depositario y conductor de la energía psíquica. También es el refugio final de los espíritus de sus habitantes después de morir. Cada mundo Exodita tiene su propio equivalente al Circuito Infinito, denominado Espíritu del Mundo. Es un inmenso almacén de energía psíquica en el que las mentes de los Eldars están a salvo para siempre. Los Exiliados también llevan joyas espirituales, y al morir son enterrados bajo tierra en uno de los grandes túmulos tribales. Allí pueden descansar; sus joyas espirituales se rompen sobre los altares del Espíritu del Mundo.

Cada Espíritu del Mundo es un complicado entramado de energía psíquica que abarca todo el planeta, extendiéndose entre los túmulos tribales, los círculos de piedra y los menhires. En estos lugares significativos, el Espíritu del Mundo y el mundo material pueden interaccionar. Es aquí donde los espíritus de los muertos pueden confluir, y donde los vivos pueden hablar con los muertos si tienen el poder necesario.

Los círculos de piedra y los menhires están compuestos por cristales psíquicamente interactivos. Estas grandes piedras son gigantescas joyas espirituales que fijan la energía psíquica a la tierra. Las uniones entre ellas forman parte de la Telaraña Eldar, pero los caminos que conducen de la Telaraña al Espíritu del Mundo están bien escondidos y protegidos. Los Eldars pueden moverse entre los Mundos Astronave y los mundos Exoditas gracias a la Telaraña, y también existen caminos que comunican los mundos Exoditas entre sí. El núcleo más potente dentro de la red del Espíritu del Mundo es el círculo real del rey del planeta. Esta impresionante estructura está formada por un sistema de círculos concéntricos conectados por avenidas de joyas espirituales megalíticas. El círculo real está sostenido por los remotos menhires que hacen circular la energía por todo el planeta y concentran toda la energía del mundo sobre un punto.

Puesto que sus mundos son el hogar de los espíritus de sus muertos y su refugio contra la depredación del Caos, los Exiliados luchan ferozmente por proteger sus planetas. Abandonar uno de estos mundos es como abandonar las almas de sus antepasados a la Disformidad, ya que sin la constante renovación del Espíritu del Mundo, este iría decreciendo lentamente, haciéndose vulnerable. Igual que el núcleo de hueso espectral de un Mundo Astronave puede albergar involuntariamente una inteligencia demoníaca, los menhires pueden servir a un Demonio para abandonar el espacio Disforme si las sendas psíquicas quedan sin vigilancia. Si un ejército demoníaco surgiera de entre los túmulos y los menhires de los Exoditas, se habría materializado la peor de sus pesadillas. Esto ya ha sucedido en el pasado y actualmente sigue siendo un riesgo siempre presente.

FuentesEditar

  • Codex: Eldars (2ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.