FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Tauramacchis Ossian Alcaide Custodio Escudo Aquilano Custodes 8ª Edición ilustración

Tauramacchis Ossian, Alcaide Custodio del Escudo Aquilano.

"El deber de la defensa del Emperador no termina en las murallas del Palacio Imperial. Nuestra guerra es como un juego de regicidio sin final, que se juega en incontables tableros y contra infinitos oponentes a la vez. En tal enfrentamiento hay que ser constantemente previsor, astuto y raudo a la hora de aprovechar cualquier ventaja. Nuestra mirada debe abarcar todo lo posible y cada movimiento debe ejecutarse a la perfección. Si no lo logramos, tentamos a la derrota."
Capitán General Trajann Valoris


El Escudo Aquilano es una división del Adeptus Custodes que se encarga de proteger a ciertos sirvientes del Emperador cuyas responsabilidades se consideran vitales para la seguridad de Terra, al menos hasta que se considera que su utilidad ha terminado.

DescripciónEditar

Mientras los Presagiadores del Palacio Imperial criban las mareas del Empíreo en busca de advertencias de desastres, también toman nota de quiénes es posible que prevengan dichas catástrofes, mediante su ejemplo, ideas o actos, antes de que amenacen el Trono Dorado. A esos individuos predestinados se concede la protección del Escudo Aquilano, pues de este modo un pequeño grupo de Custodios puede garantizar que un importante recurso marcial o espiritual sobreviva para actuar en defensa del Emperador.

El Escudo Aquilano es una hermandad informal distribuida entre las filas de los Adeptus Custodes. Suele operar en pequeñas bandas de guerreros, viajando a través de las estrellas para custodiar a sus protegidas allí donde estén. No se avisa ni se pide permiso: Los guerreros del Escudo Aquilano aparecen de la nada, avatares de la voluntad del Emperador que anuncian a alguien que está bajo la protección del Señor de la Humanidad. Semejante honor es incomparable, y nunca es rechazado sin importar las circunstancias del individuo elegido.

El Escudo Aquilano ha actuado como guardaespaldas de Altos Señores, Canonesas de las Sororitas, Grandes Inquisidores, generales del Astra Militarum y Capitanes de los Marines Espaciales. Incluso han protegido a dos líderes de cruzadas que llevaban el título de Señor de la Guerra, a pesar de las asociaciones históricas con aquél que también tuvo ese mismo rango. Pero también han aparecido en destellos de luz dorada para custodiar a predicadores y agitadores del populacho, atónitos líderes de milicias y otros de poca importancia aparente.

El único factor común entre todos es que, mientras atienden sus deberes bajo la penetrante mirada de la guardia del propio Emperador, se ha predicho que esos individuos llevarán a cabo logros increíbles en defensa de la sede del trono. El Escudo Aquilano lucha para garantizar que ese futuro tenga lugar, salvaguardando a sus protegidos hasta el momento en que se determina que han cumplido ya con su función.

En ese momento se van sin mediar palabra, obligando a aquellos que guardaban a defenderse por si mismos. La tragedia no suele tardar en suceder, pero eso no es asunto del Escudo Aquilano mientras no ponga en peligro la seguridad del Trono Dorado.

HeráldicaEditar

Los Custodios del Escudo Aquilano se distinguen por el color púrpura de su hombrera izquierda y sus túnicas.

FuentesEditar

  • Codex: Adeptus Custodes (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.