FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos guardia de la muerte enumerador

Los Enumeradores (Tallyman en inglés) son predicadores de la Guardia de la Muerte, dedicados a contar aflicciones inspirando al resto de miembros de la Legión traidora e invocando el poder de Nurgle a través del número siete.

Descripción Editar

Los adoradores de los Dioses Oscuros saben que hay poder en las palabras y en los números, en los encantamientos y en la numerología arcana. La obsesión de Mortarion con el sagrado número del siete roza el fanatismo, infectando todos los estratos de su Legión. Siete es el número profano de Nurgle, el entero Infectum, el dígito de la enfermedad. A través de la repetición ferviente, la conjunción ritual y la adhesión simbólica, la Guardia de la Muerte canaliza las energías de su número sagrado para suplicar la bendición de Nurgle.

Los predicadores de esta séptuple doctrina son los Enumeradores. Parte sacerdote, parte demagogos, en parte escritores metafísicos y mariscales de campo, estos celosos fanáticos caminan hacia la batalla adornados con los extraños artefactos de su oficio. Transportan tomos pesados y resmas de pergaminos cuyas páginas mohosas están garabateadas con cuentas tomadas con una caligrafía enmarañada como patas de araña.

Los nurgletes brincan alrededor de sus pies, blandiendo más pergaminos, más recuentos, más cuentas de siete.

Sobre sus hombros, los enumeradores portan enormes amplificadores de voz a través de los cuales se escuchan sus voces estertóreas, apuntaladas por el desgarro del nervio y el raspado de su pluma envenenada. Sus apuntes son infinitos, un zumbido purgante de conteo que se eleva a un crescendo de siete veces siete antes de dar la vuelta y comenzar de nuevo.

Los Enumeradores cuentan aflicciones. Cuentan las corazas gastadas, las heridas infligidas, los enemigos que huyen gritando en la penumbra. Cuentan las moscas en el aire y el número de muertos, las victorias obtenidas y las derrotas sufridas. Siempre cuentas los siete impíos, y al hacerlo invocan la bendición de Nurgle. Los devotos a Nurgle están imbuidos de poder e inspirados por el recuento de los enumeradores.

Cuando su voz se hace eco en sus oídos, los poderes del Empíreo se filtran en sus almas, sus heridas se curan sorbidas, los músculos podridos se abultan con fuerza mientras que la enloquecida alegría del Abuelo Nurgle llena las almas emponzoñadas. Los enjambres de moscas abundan en nubes zumbantes y las enfermedades florecen en el campo de batalla ahí donde el Padre Nurgle pone su ojo. La Guardia de la Muerte se regocija al sentir el poder de su oscuro dios retorciéndose como gusanos a través de su carne.

En el campo de batalla, los Enumeradores lanzan maldiciones constantemente, pero en todo momento sus órdenes son claustradas y secretas. Hace mucho tiempo Mortarion les encomendó los códigos numerológicos para desbloquear las bóvedas ocultas donde la Guardia de la Muerte mantiene su más poderosas armas víricas engendradas por plagas infernales que pueden destruir mundos enteros. Tales posesiones son preciosas e irremplazables, y los Enumoeradores no las usan a la ligera. El Señor de la Guardia de la Muerte que exige acceso a estos horribles instrumentos de destrucción debería de estar preparado para pagar su terrible precio.

Armamento Editar

Un Abaquista está armado con una pistola plasma, granadas de plaga y granadas perforantes, además de portar servoarmadura.

MiniaturaEditar

  • Enumerador (Games Workshop)

Fuentes Editar

  • Codex Guardia de la Muerte (Octava Edición).
  • Kill Team - Commanders. Powerful Heros in Skirmish Combat.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.