FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!


El ardiente Burning one 40k warhammer 40k wikihammer
El Ardiente es un hombre poseído que anda suelto por el Sector Calixis. El nombre del Demonio y el de la máquina conectada a él han sido olvidados.

DescripciónEditar

Nunca fue creado para el combate, sino como un depósito estacionario. Es por ello que el huésped fue encadenado con cadenas de adamantio y aleaciones psicoactivas a un emblema de la Inquisición del tamaño de un hombre. Aunque El Ardiente pudiera romper un trozo de su sello, sólo puede flotar de aquí para allá. Parece un hombre destrozado y torturado, atado con cadenas de púas, con los ojos y la boca cerrados con cinta metálica para evitar que la esencia demoníaca se escape. Dado que con el tiempo se está liberando, de sus heridas salen llamas de colores. En la venda de metal que lleva sobre los ojos han surgido dos agujeros. No es particularmente fuerte en la lucha, pero puede teleportarse, lo que sólo funciona si engulle suficientes almas. Con cien almas incluso puede teleportarse a otro planeta.

HistoriaEditar

El Ardiente fue creado por el Inquisidor radical Kal Xoen, de manera que pudiera almacenar la información del caso que estuviera tratando en él sin comprometer a su séquito. El Ardiente fue atado tres veces, ya que sólo era necesaria su capacidad mental. En algún momento en los últimos años, El Ardiente, sin embargo, aprendió cómo se podría romper su obligación de servir. Cuando se liberó, mató a Kal Xoen y a parte de su séquito. Se dice que su primera víctima fue un subordinado que debía ayudarle a escapar. Sin embargo, El Ardiente no pudo romper el sello que le mantiene atrapado dentro del cuerpo.

En un momento desconocido, a mediados del M41, sirvió a otro Inquisidor y le ayudó en varios casos. Un día, este Inquisidor trajo como invitado al Inquisidor Felroth Gelt. Gelt reconoció inmediatamente al Ardiente, y como éste quedó al descubierto, huyó. Debido a la participación del Ardiente, varios estudios se arruinaron. El inquisidor que trabajó con El Ardiente fue castigado y borraron su nombre de los anales de la Ordo.

Algún tiempo después, El Ardiente dirigía un culto del Caos en Scintilla. Fortaleció a un débil psíquico, que debía aparentar ser el brujo líder del culto. Los Adeptus Arbites consiguieron arrestar a algunos miembros del culto, pero El Ardiente utilizó su conocimiento de las estrategias de los Adeptus Arbites para hacerles sufrir grandes pérdidas. El Inquisidor Felroth Gelt, quien asistía a los Arbites, mandó dos escuadrones de la muerte que asolaron a los miembros del culto al Caos. El Ardiente utilizó la energía de la muerte de los miembros del culto para teletransportarse a una nave herética en órbita y escapar. Gelt sólo encontró en el escondite al brujo de la secta.

En Faldon Kise existían tres cultos rivales del Caos, cada uno al servicio de un Demonio. El brujo de uno de estos cultos intentó atar al Ardiente, de manera que pudiera ganar su conocimiento, y esto supusiera una ventaja sobre los demás cultos. Como venganza, El Ardiente puso a los tres cultos del Caos en guerra entre ellos. Felt llegó justo cuando El Ardiente acababa de matar al brujo y después de una breve y dura lucha con Gelt y su séquito, huyó. Para entonces los tres cultos del Caos ya se habían eliminado entre sí.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Creatures Anathema.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.