FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Mapa marchas de drusus

Subsector de las Marchas de Drusus, bautizado en honor del Lord Militante que lo conquistó

Drusus fue un Lord General Militante de la Guardia Imperial a principios del M39.

IntroducciónEditar

Inicialmente estaba subordinado al Lord Militante Golgenna Angevin, líder e impulsor de la Cruzada de Angevin, pero tras el colapso mental de Angevin, Drusus tomó el mando de facto de la debilitada Cruzada contra los Yu'vath y sus aliados. Cuando se ganó el favor de los Altos Señores de Terra, los generales rivales intentaron matar al nuevo favorito mediante asesinos a sueldo. En uno de dichos atentados se suponía que había muerto, pero fue resucitado como un Santo en Vida, lo que hizo a muchos creer que contaba con el favor del Emperador. En consecuencia, recibió formalmente el mando completo sobre la Cruzada, y encabezó una ofensiva en masa que llevó a la destrucción final de los Yu'vath.

Drusus es aclamado hoy día en todo el Sector Calixis como un Santo guerrero.

San DrususEditar

OrigenEditar

No se sabe a ciencia cierta dónde comienza la historia de Drusus y cuáles son sus orígenes. Con toda probabilidad, al encontrarlo al lado de Lord Angevin, debió ser un noble de alto rango de alguna de las casas nobles del Segmentum o un experimentado general por propio derecho. Sin embargo, los datos de sus orígenes se han perdido, quizás de forma deliberada por la iglesia la cual considera los mitos más útiles para sus enseñanzas. Algunos de estos relatos son realmente salvajes.

La leyenda afirma que Drusus llegó a la cruzada como un humilde Guardia, reclutado de un remoto planeta sin nombre. Durante una feroz batalla en un mundo alienígena, llamó la atención de Lord Angevin cuando mató a un rey xenos y sin ayuda de nadie doblegó la voluntad del enemigo. Angevin lo ascendió a general de inmediato y le puso al frente de un grupo de batalla para que pudiera repetir su éxito.

Fuentes menos fiables afirman que Drusus era, de hecho, el hijo/clon de Lord Angevin, creado en una oscura granja del Adeptus Mechanicus a partir de su propia carne. Drusus estaba destinado a reemplazar a Angevin si caía antes de que su tarea se hubiera completado, pero fue madurado demasiado pronto y enviado por error a unirse a la cruzada donde ganó renombre en batalla. Angevin lo ascendió a general y le dio el nombre de Drusus en honor de su propio padre, perdido tiempo atrás.

Otros rumores todavía mas chocantes afirman que Drusus era un salvaje primitivo que vivía en uno de los mundos de la Expansión Calyx en los tiempos de la cruzada. Cuando las tropas imperiales descendieron sobre su planeta tuvo una visión sagrada y, armado únicamente con una espada mellada, se unió a los cruzados en la batalla contra sus corruptos y paganos hermanos. Lord Angevin le concedió un lugar en sus ejércitos y luego fue ascendiendo por méritos propios.

Lo que se acepta como hecho comprobable es que Drusus llegó por primera vez al Sector Calixis como parte de la Cruzada Angevina en 322.M39, ocupando el cargo de General en los ejércitos del Angevin y con el objetivo de dominar aquella salvaje y lejana región del espacio para el Imperio y el Dios-Emperador.

Victorias en su nombreEditar

Muchos de los planetas en la conquista del sector fueron el escenario de una u otra batalla ganada por el santo. Algunas de las más extraordinarias victorias reclamadas en su nombre incluyen:

Druso mató a la serpiente de tres cabezas de Marioch. Las leyendas cuentan que el salvaje mundo fronterizo sufría la plaga de una gigantesca serpiente voladora de grandes y livianas alas escamosas. Tan larga como un crucero imperial, la bestia devoraba pueblos enteros de un solo bocado y su piel era lo suficientemente gruesa como para resisitir el impacto de un cañón láser. Drusus finalmente mató a la criatura cuando, al frente de un pelotón de soldados, se introdujo en sus fauces mientras dormía y se abrió paso hasta su corazón donde le asestó un tajo mortal.

Drusus liberó el planeta Dreah de los Demonios de Color Oscuro. Tomando la forma de brillantes colores y parpadeantes espejismos, los demonios habían esclavizados durante siglos a la mayor parte de la población humana y obligando al resto a esconderse bajo tierra donde las criaturas de terrible luz no podían alcanzarlos. En su guerra contra los demonios, Drusus purgó el mundo de color para que los demonios no tuvieran dónde esconderse.

Drusus dirigió la gran carga contra los Reyes Retorcidos en Acreage. La leyenda dice que cuando la cruzada llegó a Acreage sus reinos feudales se debatían bajo el yugo de reyes mutantes y sus enormes ejércitos de brutos. Reuniéndose junto a los Caballeros de la Tierra de Yorth, Drusus condujo un poderoso ejército hasta las puertas del palacio de los Reyes Retorcidos y vencieron a sus ejércitos en un único y sangriento día de combates.

Lo que se sabe con certeza es que el liderazgo de Drusus tuvo un impacto masivo en la cruzada y conquistó gran parte de la región que se convertiría más tarde en la Cuenca de Golgenna, así como grandes extensiones de espacio dentro de las Marchas de Drusus como Malfi o Maccabeus Quintus.

La caídaEditar

El relato de cómo cayó Drusus se cuenta a menudo y es parte central de la leyenda del santo. Si bien se conocen algunos hechos, otros no están muy claros y hay muchas versiones de cómo ocurrió el milagro:

Drusus fue traicionado por generales de su propia cruzada; celosos de su gloria, enviaron a un asesino contra él, disfrazado para aparecer como una herramienta del enemigo. Sin embargo, cuando el asesino atacó no fue capaz de descargar el golpe mortal al imponerse un último fragmento de su adoctrinamiento y fe en el Emperador y reconocer a Drusus como un verdadero instrumento del Dios-Emperador.

Drusus fue asesinado por un asesino demoníaco convocado desde la disformidad por agentes de los poderes ruinosos los cuales llevaban mucho tiempo utilizando la Expansión Calyx como un santuario. Al recibir el golpe letal, la sangre del santo salpicó al demonio y éste murió envuelto en llamas a causa de su santo poder. Lo último que vió el abyecto ser fue la luz del Emperador colmando el cuerpo de Drusus y cerrando sus heridas mientras yacía en el suelo.

Drusus fue asesinado por los Yu'vath, alienígenas que habían pasado años infiltrándose entre sus guardaespaldas. En una única y sangrienta noche, los alienígenas enviaron a cientos de guerreros poseídos contra Drusus, derribándolo por su ingente número. Sin embargo, el poder divino del Emperador llenó a Drusus al morir y los hombres poseídos cayeron sobre sus propias armas llorando con pesar por sus acciones.

Lo que es aceptado generalmente es que un poderoso asesino de los enemigos del Imperio intentó matar a Drusus mientras descansaba en Maccabeus Quintus pero que fue destruido por el poder del Dios-Emperador, un poder que también devolvió la vida a Drusus incluso mientras yacía moribundo por la espada del asesino. A partir de ese momento no cabía duda sobre su divina grandeza.

Renacimiento y legadoEditar

Después de su resurrección, Drusus ganó muchas más batallas en nombre del Emperador y dejó tras su estela un duradero legado de dominio imperial. Durante cinco décadas hasta su muerte en 417.M39, el santo consolidó el poder del Imperio y asumió el manto de primer señor del sector.

Drusus acabó personalmente con la dominación alienígena sobre los planetas del sector y fue testigo del fín de numerosas civilizaciones xenos. Es famosa la imagen del santo viendo arder el mundo natal de los Yu'vath desde el puente de su Barcaza de Batalla. Hoy, la leyenda del santo sigue siendo muy poderosa y su impronta puede verse en casi todos los mundos dentro del sector.

El Culto de Drusus es el más grande y poderoso de los cultos existentes dentro del Credo imperial. Numerosas ciudades, naves y regimientos llevan su nombre e incluso las leyes del sector establecidas milenios atrás todavía llevan su firma. Parece que mientras exista un Sector Calixis siempre habrá un San Drusus para vigilarlo.

Sombras proféticasEditar

Durante años, se ha susurrado dentro de la iglesia que la leyenda de Drusus no está terminada, y que los presagios y portentos que se han observado afirman que el santo volverá a levantarse un día para corregir los errores del sector y traerlo de vuelta a la luz del Emperador. Aunque oficialmente el Ministorum no acepta tales historias, muchos dentro de sus filas creen firmemente que un día el el santo volverá. Tal posibilidad se observa tanto con alegría como con terror, ya que muchos temen que el santo pueda estar menos que complacido al ver en lo que se ha convertido su dominio.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.