FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Inqsello Por orden de su Santísima Majestad, el Dios-Emperador de Terra. La Sagrada Inquisición declara este artículo En Construcción por Skarbrand. Si encuentra algún problema o falta de devoción por su parte, notifíquelo, un acólito del Ordo Hereticus estará encantado de investigarlo.
Príncipe Demonio Legión Negra Caos 3ª Edición Karl Kopinski ilustración Wikihammer

Príncipe Demonio, por Karl Kopinski.

"Un antiguo Príncipe de Khorne llamado Doombreed empujará a los mejores y más puros de la Humanidad hasta el borde de la destrucción. Pocos caerán, en comparación con otras invasiones, pero el coste será realmente alto. Su guerra será nada menos que una declaración de guerra contra los Astartes, los más firmes de todos los enemigos del Caos, y él será derrotado. Pero me lamento por los Halcones de Guerra y los Veneradores, pues serán perdidos."
Richter Kless


Doombreed, el Señor de los Cráneos, es un Príncipe Demonio de Khorne, uno de los más antiguos y poderosos a las órdenes de su señor.

HistoriaEditar

Khorne fue el primero de los grandes Dioses del Caos en despertar por completo, y Doombreed fue uno de sus primeros servidores. Éste, que una vez fue humano, llegó a ser un poderoso señor de la guerra cuyos ejércitos arrasaron naciones enteras en la Vieja Tierra, pero hace ya mucho tiempo que su verdadero nombre fue olvidado. Sus crímenes genocidas y sus asesinatos agradaron al joven Dios Khorne, el cual le recompensó convirtiéndole en uno de sus primeros Príncipes Demonio.

Desde entonces, Doombreed ha seguido sirviendo bien a Khorne. Luchó para su señor en el bando de Horus durante la Herejía, y se encontraba a bordo de la nave del Señor de la Guerra, la Espíritu Vengativo, cuando Horus murió y el Emperador fue mortalmente herido. A lo largo de los milenios ha reaparecido en innumerables ocasiones para atormentar a la Humanidad.

Su Nombre Verdadero fue descubierto por el Hechicero del Caos Ctesias de los Mil Hijos en un rollo de piel reseca, y tras descubrir que le permitiría liberar a Doombreed, decidió no hacerlo nunca. Sin embargo, cuando acompañó a Ahriman de regreso al Planeta de los Hechiceros en contra del mandato de Magnus el Rojo para ejecutar la segunda Rúbrica, la fatiga por su duelo con el Titán Warlord demoníaco Czetherrtihor le empujó a pronunciar el nombre de Doombreed. Al hacerlo, vomitó humo negro y luz anaranjada: la luz se dividió en filos y duro metal, y del creciente humo surgieron alas y una gran cabeza, de cuyo húmedo hocico colgaban despojos de pelaje y piel desollados, y en cuya boca había dientes del tamaño de espadas. El Demonio alzó su hacha ante el Titán y la golpeó contra sus dientes. Con el otro brazo blandió un báculo de hueso retorcido, con miles de cráneos gritando de furia, que absorbieron la energía de la Disformidad desatada por el Titán. Mientras Doombreed reía con el sonido de escudos rompiéndose y murallas cayendo, ambos cargaron contra el otro. El hacha golpeó al Titán en el pecho, haciéndole retroceder, y entretanto el Demonio siguió creciendo y pasando de ser una forma de humo a una figura de músculos rojos al alimentarse de la carnicería que le rodeaba. Aunque Czethertihor logró azotar a Doombreed con un flagelo de mercurio formado a partir de su cañón zurdo, el Príncipe Demonio desgarró de un mordisco el torso del Titán, y después se subió a su espalda. Entonces clavó su báculo en la cabeza de Czetherrtihor, expuso su cuello de carne y cables, y lo cortó con su hacha, elevando su cabeza cortada en silencioso tributo al Dios de la Sangre. Poco después, el fin del hechizo de Ahriman detuvo toda la batalla en seco, y Doombreed fue el último Demonio en desaparecer de vuelta a la Disformidad aullando por no haber podido desatar toda su rabia.

Desde entonces, se sabe que Doombreed lideró varias Cruzadas Negras. Durante la 5ª Cruzada Negra, justo cuando los Capítulos de los Halcones de Guerra y los Veneradores se lanzaban a liberar la ciudad de Kasyr Lutien en Tarinth, en el sector Elysia, Abaddon invocó a Doombreed con el sacrificio en masa de diez millones de ciudadanos, cuya sangre fue encauzada por los grandes canales de la ciudad hasta formar un gran lago. La realidad se desgarró sobre el lago, y Doombreed salió de la Disformidad con un aullido de triunfo. Abaddon le había prometido los cráneos de todo un Capítulo Astartes, y su Legión Negra bloqueó la retirada de Halcones de Guerra y Veneradores, condenándolos a morir a manos de Doombreed y sus Desangradores. Posteriormente, Doombreed se hizo una capa con los mil cráneos prometidos, y aún hoy apoya al Señor de la Guerra Abaddon.

Poco después de esa victoria, fue retenido por el sacrificio de los Ángeles Sangrientos de la Barcaza de Batalla Eclipse de la Esperanza en el planeta Pallevon durante cinco milenios, hasta que atrajo a su prisión a Mephistón y la 4ª Compañía del Capítulo. Los Ángeles Sangrientos descubrieron allí una representación perfecta de la muerte de Sanguinius a manos de Horus, una estatua de oro, plata y rubíes. El Bibliotecario Jefe, el único convencido de que estaba corrompida, la destruyó, pero eso sólo liberó al Príncipe Demonio. Doombreed y Mephiston se enfrentaron, y el Demonio trató de convencerle de entregarse a Khorne, pero el Señor de la Muerte logró expulsarlo de vuelta a la Disformidad.

Tras la apertura de la Gran Fisura, Doombreed fue, junto a Ka'Bandha, uno de los líderes del Segundo Filo de la Primera Oleada de Furia de la Cruzada de Sangre de Khorne. Posteriormente, el Dios de la Sangre se alió con Tzeentch en la llamada Guerra en la Fisura, retirando sus lugartenientes más hábiles del resto de la galaxia para atacar las Estrellas de Plaga y tratar de destruir la base que Nurgle y Mortarion habían establecido allí.

ArmamentoEditar

En la mano derecha, Doombreed empuña una gran Hacha de Khorne, saturada de energía del Caos y sedienta de muerte. En la mano izquierda, Doombreed empuña el Báculo de Khorne, un enorme bastón hecho de huesos retorcidos rematado con la Marca de Khorne. Khorne odia a todos los que utilizan magia o poderes psíquicos, y los efectos de su Báculo son mortíferos para todos los que practiquen las artes de la hechicería.

Asimismo, Doombreed está equipado con una armadura de bronce con la Marca de Khorne, que es una parte viva del Príncipe Demonio y se mantiene activa gracias a su propia e inagotable energía interior. De su cuello cuelga un Collar de Khorne, que se cree que fue forjado con el calor de la ira de Khorne a los pies del trono de bronce del Dios de la Sangre, y que le permite absorber la energía de la Disformidad que le rodea, fortaleciéndole y protegiéndole de cualquier ataque psíquico. A la espalda lleva una capa hecha con mil cráneos de Marines Espaciales, cosechados durante la batalla de Kasyr Lutien en la 5ª Cruzada Negra.

NotaEditar

La descripción de Doombreed en Ahriman: Unchanged es coherente con la primera conocida del personaje, presentada en el Codex: Caos de 2ª Edición y en la sección de Armamento de este artículo.

La que aparece en Mephiston: Lord of Death, sin embargo, encaja con la ilustración de Karl Kopinski que mostramos al inicio del artículo, quizás debido a que acompañaba a su trasfondo en el Codex: Marines Espaciales del Caos de 4ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Caos (2ª Edición).
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (4ª Edición).
  • Liber Chaotica: Khorne (Libro de Trasfondo), por Richard Williams.
  • Suplemento: Legión Negra (6ª Edición).
  • Ahriman: Unchanged, por John French.
  • Mephiston: Lord of Death, por David Annandale.
  • Warhammer 40,000: Reglamento (8ª Edición).

Por revisar: Dark Compliance (Audiodrama), por John French.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.