FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


Dolumar IV es un mundo muerto del Segmentum Ultima que pertenecía anteriormente al Imperio de la Humanidad. Era un mundo industrializado cuyas fábricas abastecían al subsector con armamento y que aspiraba a convertirse en un mundo forja.

El planeta era de tal importancia que el Adeptus Mechanicus construyó el titán imperial Príncipe Imperial Nebulae Draconis para defenderlo.

HistoriaEditar

Dolumar IV fue colonizado por el Imperio con un pequeño asentamiento durante la Era de la Apostasía pero se perdió el contacto al cabo de poco tiempo y el planeta quedó en un remanso olvidado. Esto cambió un tiempo después cuando una enorme flota del Caos oscureció los cielos del planeta y desembarcó sus fuerzas en el orbe tras asolar varios mundos de la Franja Este del Segmentum Ultima. La horda destruyó completamente la desprotegida colonia en pocos minutos y empezó a construir un gran templo dedicado a los Poderes Ruinosos. Cuando quedó completado, la horda se reunió e invocó al Señor de la Transformación Tarkh'ax, el cual los lideró en una nueva Cruzada Negra para alcanzar la Sagrada Terra.

Sin embargo todo quedó en nada ya que, tras la invocación, una fuerza de ataque eldar liderada por el Vidente Jur Telissa, atacó repentinamente a la horda y la dejó sellada en una prisión situada en un camino sin salida de la Telaraña. Tarkh'ax y su ejército quedaron encerrados durante un milenio, tiempo en el cual Dolumar IV fue recolonizado y llegó a convertirse en un mundo industrializado, hasta que el Magos Explorador Carneg encontró la localización del templo mientras realizaba una inspección del planeta. Carneg le comunicó el descubrimiento al Gobernador Planetario Meyloch Severus, el cual visitó el templo y fue cautivado inmediatamente por el Señor de la Transformación. Éste se introdujo susurrando en la mente del gobernador y le llenó el cerebro de visiones del poder que podría conseguir del demonio si lo ayudaba a liberarse de su encierro.

Poco tiempo después, Severus emprendió el camino a la perdición de Dolumar IV al asesinar al Magos Explorador Carneg para mantener en secreto el descubrimiento del templo e iniciar una búsqueda de décadas de duración para descubrir el modo de liberar a Tarkh'ax. Esto culminó cuando Severus capturó al Etéreo Ko'Vash en el cercano mundo T'au de Kuu'lan, un acto que desató la guerra entre el Imperio T'au y el Imperio de la Humanidad.

La subsiguiente batalla entre los ejércitos de los dos imperios en Dolumar IV, la Flota de Batalla Ultima Primus y las fuerzas T'au enviadas para rescatar a Ko'Vash, proveyó a Severus de tantas vidas cercenadas y suficiente sangre derramada como necesitaba para liberar al ejército del Caos. Durante la batalla, la flota de batalla Ultima Primus se vio debiltada y superada por los nuevos refuerzos T'au acabados de llegar, por lo que se vio forzada a establecer conversaciones diplomáticas con los xenos. Las conversaciones se llevaron a cabo a bordo de la nave insignia de la flota de batalla, la Espada Duradera, pero no se prolongaron en demasía antes que Severus decidiera realizar su movimiento.

Con el poder que tanto ansiaba en sus manos, Severus completó el ritual del Caos y debilitó lo suficiente la prisión de la horda como para permitir que todos quedaran libres excepto el propio Tarkh'ax. Lo que a continuación sucedió fue un desastre tanto para el Imperio como para las fuerzas T'au, ya que la horda caótica causó graves estragos en la condenada Espada Duradera mientras Severus se introducía en un portal que lo enviaba al templo del Caos creado sobre Dolumar IV mil años atrás. Allí inició los pasos finales necesarios para liberar a Tarkh'ax mientras la horda invadía el planeta y empezaba a atacar a la población.

Exterminatus

La Flota de Batalla desencadena el Exterminatus sobre Dolumar IV

Las fuerzas imperiales y T'au se recompusieron rápidamente y, tras destruir la Espada Duradera, desplegaron sus fuerzas en la superficie para detener el avance del Caos. Tras una dura batalla, los dos ejércitos se impusieron y Severus murió asesinado mientras que el Señor de la Transformación Tarkh'ax se desvanecía de vuelta a la disformidad.

Tras la batalla, la flota de batalla y los T'au partieron en paz. Antes de abandonar el orbe, la flota de batalla desencadenó un exterminatus sobre el planeta ya que este se había corrompido demasiado como para poder ser salvado.

Es sabido que las Cañoneras Vulture del 81º Ala Táctica de la Armada Imperial lucharon junto a las fuerzas T'au en el planeta.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés .

  • Fire Warrior, de Simon Spurrier.
  • Warhammer 40.000: Fire Warrior: Campaign Ending Cutscene.
  • Imperial Armour I.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.