FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos slaanesh diablo

Diablo de Slaanesh

Los Diablos de Slaanesh (Fiends of Slaanesh en inglés) aparecen como una mezcla profana de criaturas, unos seres quiméricos de pesadillas inducidas por la Disformidad que han adoptado una forma física. Este collage de formas deberían repugnar a las mentes cuerdas, pero los Diablos exudan un almizcle soporífero que atrae e inmoviliza a sus presas. Los placeres narcóticos que proporcionan están reservados sólo para sus enemigos, enlazando las mentes mortales con el arrobo de los sueños. Cuando un mortal sucumbe al estado de euforia dulce, un Diablo de garras afiladas desgarra a su víctima sin resistencia con gran cuidado.

Solo una hazaña de fuerza de voluntad sobrehumana tiene alguna esperanza de enfrentarse al aura fascinante de un Diablo de Slaanesh pero, si de alguna manera escapa de esa pesadilla, no volverá a ser el mismo. A pesar de que recuerdan muy poco de la experiencia (su mente es incapaz de recordar los sueños del Diablo sin perder la cordura) les quedan impresiones oscuras de extremidades retorcidas y lenguas largas y afiladas, de chillidos inhumanos de alegría y rostros imposibles convulsionados con el éxtasis del dolor. Incluso peor que esto es la abrumadora sensación de asfixia dulce que les persigue durante toda la vigilia, un olor empalagoso y seductor que envía oscuros deseos en su corazón y un impulso irresistible que atrae su alma a una destrucción segura.

En la Disformidad, los Diablos de Slaanesh vagan y rondan los círculos del reino magnífico de Slaanesh, retozando en el cálido y siempre presente resplandor del Príncipe Oscuro. Se divierten cazándose entre sí, y también a los intrusos que se adentran en los bosques sinuosos que pueblan la hermosa costa. Atacando y luego retirándose, diseccionando a su presa con cortes precisos de sus garras, jugando un rato hasta asestarle el golpe mortal que, para la víctima, es de hecho una liberación extática a su agonía.

Los Diablos de Slaanesh son anormalmente rápidos, moviéndose con un paso extraño mientras persiguen a los que rechazan el abrazo embriagador de Slaanesh. Como bestias demoníacas dispuestas a matar, dejan escapar una especie de cántico entre sí (una discordancia entretejida con melodías y un tono grave y palpitante). Esta llamada no es sólo sónica, sino también psíquica, ya que resuena en el espacio disforme hasta alcanzar el Palacio del Placer. Cuando Slaanesh está en su trono, su mente se ve atrapada por estos himnos y sones distantes, y con los ojos vidriosos por la belleza inquietante de la música de sus Demonios. Para los mortales, el canto de sirena de los Demonios de Slaanesh es mucho menos placentero, ya que la escala y el tono rápidamente cambiantes provoca la vitrificación de sus ojos, que les sangre la nariz y que les estallen los tímpanos.

MiniaturasEditar

  • 8ª Edición.
  • 4ª Edición.
  • 4ª Edición.
  • 2ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Demonios del Caos (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.