FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Ingenios Demoníacos vs Ultramarines

Diablo Despedazador

Los Diablos Despedazadores (Maulerfiends en inglés) son criaturas enormes, una fusión de carne y metal que deja entrever lo brutal de su creación. 

DescripciónEditar

Se lanzan contra el enemigo como bestias gigantescas liberadas de su yugo. Sus ojos brillan con fuego demoníaco mientras babas ectoplásmicas se escapan de sus fauces llenas de colmillos. Sus gruesos miembros frontales acaban en unas garras prénsiles con bastante fuerza como para desmembrar a un Dreadnought. Si se enfrentan a una escuadra de guerreros poco protegidos los cortarán como mantequilla mientras gruñen con satisfacción. Estos monstruos de muchos miembros, a los que también se conoce como acechatanques o escaladores, tienen suficiente fuerza y agilidad para trepar incluso por los muros más lisos; ningún lugar está a salvo de un Diablo Despedazador una vez ha olfateado al enemigo.

Los Señores del Caos suelen usar a estas máquinas para destrozar objetivos con mucho blindaje. Una vez que una máquina de guerra enemiga o un emplazamiento cae en sus garras, los cortadores de magma que surgen de su torso pueden focalizar la ira que arde en su interior en forma de una llama al rojo vivo, capaz de fundir hasta el rococemento de los muros de un bastión. Muchos Titanes Imperiales han caído ante un par de Diablos Despedazadores que han trepado entre sus piernas y atravesado sus articulaciones gracias a sus garras y cortadores de magma.

Diablo Despedazador boceto

Diablo Despedazador, por Jes Goodwin.

Algunos diablos despedazadores sirven a sus señores como arietes a través de las líneas enemigas. Se defienden a si mismos con zarcillos segmentados que surgen de su interior para aplastar y confundir a quienes les rodean e intentan detenerlos. Estos Diablos se rebozan en la carne de sus víctimas hasta que sus hocicos rebosan sangre, aunque no obtienen sustento ninguno de ella.

Una vez que un Diablo Despedazador alcanza su objetivo, su destrucción está asegurada. Trepará por sus muros y buscará con sus pinzas afiladas hasta encontrar un punto débil que les permita colarse en su interior. Debido a su utilidad en los asedios, son muy utilizados por los Herreros de Guerra y Herreros de la Disformidad de los Guerreros de Hierro. Hasta las defensas Imperiales más terribles quedarán en silencio después de que una de estas bestias abra una grieta en sus muros y se sacie con el botín de su interior.

Miniatura Editar

  • 6ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Marines Espaciales del Caos (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.