FANDOM



"Fue una experiencia singular. Nunca antes había sentido tanta paz, tanta serenidad y nobleza de propósito como la que sentí cuando puse un pie sobre ese mundo, como si un eco del triunfo de nuestro padre aliviara el dolor de su muerte."

Hermano de batalla Saraqael de los Ángeles Sangrientos

Situado en lo profundo de la Brecha Jericho, más allá de todo excepto de las fuerzas más alejadas de la Cruzada de Achilus, Descenso de Jove es algo así como un enigma.

Tocado por héroes en los primeros días del Imperio, el planeta nunca se convirtió en algo más que una insignificante nota al pie de página de la historia del Imperio. Todo lo que queda allí son fallidas colonias, ruinas alienígenas y el eco de los muertos.

Descenso de Jove es un lugar embrujado sumido en las tinieblas pero que alberga muchos secretos y suscita el interés de quienes tratan de comprender los peligros del mañana a través de las historias del pasado. El velo entre la realidad y el Inmaterium es particularmente delgado en todo el orbe y el poder innatural de la disformidad presiona fuertemente sobre él.

HistoriaEditar

Se cree que fue bautizado por el comerciante independiente Hadrian Jove en los días de la Gran Cruzada ya que este mundo fue el lugar de descanso final del explorador. Según la leyenda, yaciendo moribundo logró enviar una señal de socorro para alertar a una de las flotas expedicionarias que operaban cerca de la región, convocando a las fuerzas imperiales para purgarlo de los xenos que lo infestaban. Cualesquiera que sea la verdad del asunto, se cree que tres expediciones llegaron a la región, encabezadas por guerreros de las legiones Astartes de los Ultramarines, de los Amos de la Noche y de los Ángeles Sangrientos, o eso es lo que afirma los registros apócrifos de la época. En el transcurso de varios años, estas fuerzas expedicionarias consiguieron el acatamiento de más de ciento treinta planetas dentro de lo que se conocería como la Brecha Jericho.

Descenso de Jove, como muchos mundos en la región, se encontraba en las garras de los Ghanathaar, una antigua y avanzada raza de xenos no humanoides de la que se creía que había sufrido un gran cataclismo milenios atrás que les privó de gran parte de su antiguo poder. Poco queda ahora que se refiera a los Ghanathaar y a los mitos de aquellos que ahora yacen en Descenso de Jove salvo algunas referencias dispersas en los archivos de los Ángeles Sangrientos y de los Ultramarines.

Como parte de una prolongada campaña de exterminio, las fuerzas de los Ángeles Sangrientos aterrizaron en Descenso de Jove, librando una guerra mortal con los de xenos y que costó la vida de miles de hermanos de batalla. Los detalles de este conflicto son, por desgracia, desconocidos para el Imperio moderno, e incluso los Ángeles Sangrientos tienen pocos datos sobre las batallas que allí se libraron. Lo que es seguro es que los hijos de Sanguinius finalmente triunfaron, purgando el mundo de los xenos que lo infestaban y partiendo poco después de la Brecha Jericho por razones desconocidas.

Los siglos que siguieron vieron crecer la región y transformarse en un sector de pleno derecho totalmente leal al Imperio, y a finales de M31, se iniciaron los primeros intentos de colonizar Descenso de Jove. En los cuatro milenios entre la fundación del Sector Jericho y la Era de las Sombras, se realizaron once intentos distintos de establecer colonias en Descenso de Jove, pero ninguno de ellos tuvo éxito. Cada colonia establecida sufrió un conflicto o desastre que solo dejaba supervivientes desesperados, retrotraídos a un estado atávico de salvajes indómitos en apenas el trascurso de una generación.

Cuando se planificaba por primera vez la Cruzada de Achilus, se realizó una intensiva investigación del Sector Jericho combinando la información disponible de los Guardianes de la Muerte y de los exploradores del Adeptus Mechanicus que habían desafiado las tormentas de disformidad durante milenios. Descenso de Jove, y su historial de desgracias, se identificó rápidamente como un peligro potencial para la reconquista imperial de la Brecha Jericho y al comienzo de la Cruzada de Achilus, la Inquisición consideró oportuno declarar que Descenso de Jove quedaba en cuarentena hasta que pudiera llevarse a cabo una investigación exhaustiva.

En la actualidad, se cree que Descenso de Jove está infestado de tiránidos, pero esta es una suposición basada en el posición del planeta dentro de la Brecha. No hay nadie prescindible que pueda ser enviado al condenado planeta para descubrir la verdad del asunto.

Lugares notoriosEditar

Descenso de los ÁngelesEditar

Se trata de un gran claro en las selvas del continente noreste, aparentemente poco diferente a innumerables otros lugares de las selvas del planeta excepto por los tótems crudamente forjados y los signos que adornan el borde del claro. Cada uno de estos adornos es de una imagineria familiar: figuras angelicales revestidas de oro y carmesí, el águila bicéfala y un puño blindado agarrando un par de rayos que recuerdan al Imperio en general y los Ángeles Sangrientos en particular.

Las tribus locales consideran el claro como un sitio de veneración y de culto religioso y sus sacerdotes, considerados por los eruditos imperiales como psíquicos sin excepción, lo visitan para comunicarse con "los ángeles" de quienes dicen que una vez caminaron sobre el planeta. Se cree que Descenso de los Ángeles es el lugar donde estos ángeles pisaron el orbe por vez primera.

Dada la fuerte personalidad psíquica que poseen muchos Astartes y los fenómenos psíquicos tan comunes del planeta, parece probable que Descenso de los Ángeles fue en realidad un lugar de aterrizaje para la fuerza de ataque de los Ángeles Sangrientos que lucharon allí durante la Gran Cruzada, quedando su presencia impresa sobre el mundo.

Los chamanes psíquicos que guían a las dispares tribus parecen poseer la capacidad de discernir estos ecos psíquicos, obteniendo una imagen de una guerra que sucedió más de diez mil años atrás y de la cual quedan pocos registros.

Huelga decir que la perspectiva de tal conocimiento es muy atractiva para los historiadores imperiales y para los Ángeles Sangrientos mismos, que creen que no fueron solo sus ancestros los que caminaron sobre Descenso de Jove sino también el Primarca Sanguinius. Ningún Astartes podría ignorar la evidencia de su espiritualidad y el legado genético de su padre y menos todavía los Hijos de Sanguinius. Como resultado, Descenso de Jove sigue siendo de particular interés para los Ángeles Sangrientos.

Las Tierras HuecasEditar

Este nombre hace referencia a las antiguas ruinas destrozadas por la guerra de una ciudad-fortaleza xenos que cubren un área de más de setenta kilómetros de ancho. La región es un lugar retorcido y corrupto, cubierto de cenicienta tierra seca y plagado de un follaje negro, espinoso y retorcido que infesta las ruinas de destrozadas estructuras de vidrio negro de las que se dice que tiempo ha dominaron el horizonte.

Las tribus locales se refieren a este lugar como las Tierras Huecas, y lo miran con gran temor y superstición. Únicamente los chamanes pisan sus límites de forma voluntaria, como un rito de paso y una prueba de destreza contra las sombras y espectros que lo pueblan. Se cree que las ruinas que ensucian las Tierras Huecas fueron una de las fortalezas de los Ghanathaar, desgarrada por los Ángeles Sangrientos durante la guerra.

Cualquiera que sea la ciencia oscura o la brujería malvada que los Ghanathaar utilizaban en el apogeo de su civilización corrompió la tierra alrededor de la torre cuando la estructura fue destruida, dejando un antinatural lugar sin alma, donde permanecen los ecos psíquicos de los guerreros que lucharon para destruirlo y de las criaturas que se les opusieron.

FuentesEditar

  • Deathwatch: The Jericho Reach (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.