FANDOM


"¡Habéis sido abandonados! Habéis sido esclavizados por mentiras, golpeados por la injusticia y desangrados por la codicia, pero no habéis agachado la cabeza o doblado vuestras rodillas. Si se tarda un millar de años y un río de sangre, entonces que así sea, ¡pero seremos libres!"

Hereje no identificado en Tranch antes del levantamiento de la Multitud Pálida
Demagogo

Demagogo.

Los demagogos son agitadores y provocadores que pueden influir en grandes multitudes con sus palabras. Estos encedidos oradores pueden ser líderes de cultos, idealistas, locos, fanáticos, o manipuladores sutiles y agentes provocadores. Sin embargo, todos tienen la habilidad de atraer a las masas con palabras, unirlas con la retórica y desatarlas sobre un objetivo como una jauría de perros.

Han ardido mundos debido a las acciones de estos hombres y mujeres. Algunos no desean nada mas que ver el mundo a su alrededor destruido y en llamas, para avivar el fuego de la ira y la disidencia hasta el punto de un infierno que todo lo consume.

Algunos demagogos son creados por las injusticias que empujan al demagogo más allá de los confines de la sociedad y en insurrección abierta contra toda autoridad. Muchos demagogos dentro del Imperio están dotados con tanta convicción y fe que usan sus habilidades para organizar cruzadas de los crédulos y los desesperados. De estos predicadores renegados, muchos profesan fe, de algún modo, en el Dios Emperador de la Humanidad, pero unos pocos están impulsados por el toque del Caos y la seducción de los falsos dioses.

Para el Imperio, los demagogos son, en su mayor parte, una amenaza cuyas activadades deben ser controladas y si es necesario interrumpidas con la fuerza. Esto puede resultar más fácil de decir que de hacer, puesto que muchos demagogos son expertos en deslizarse a través del Imperio, sin ser vistos y desapercibidos. Es común que los demagogos reincidentes aparezcan el tiempo suficiente para crear una incendiaria rebelión o motín, solo para desvanecerse cuando las autoridades actúan en su contra, y replicar la destrucción que han desatado en otro lugar. Estos escurridizos agitadores son la variedad de demagogo más peligrosa y perseguida, y muchos se cuentan entre los herejes y reincidentes más destacados.

Algunos demagogos no son los enloquecidos fanáticos o simples rebeldes que parecen ser, sino sirvientes de la Inquisición actuando como provocadores e instigadores por razones ocultas para todos, excepto para el investigador más sutil. La mayoría de estos controlados agentes del odio sirven a Inquisidores de una ideología Radical y en particular a los que siguen la filosofía Recongregadora o la doctrina Istvaaniana. Al contrario que los verdaderos demagogos, estos provocadores secretos escogen sus objetivos y causas con la desapasionada consideración con que un cirujano maestro escoge el bisturí adecuado.

En un momento dado, están llamando al derrocamiento del cártel minero en Sepheris Secundus, y en el siguiente, levantando a los mutantes de Scintilla en una frenética revuelta. Para esta especie más peligrosa de demagogo, el efecto que requiere su misión lo es todo y la forma con la que se oculta no tiene importancia.

Convertirse en un DemagogoEditar

Los demagogos que sirven a los Inquisidores Radicales suelen asumir el papel por necesidad. Cuando reciben el encargo de provocar sangre y destrucción, o de instigar cambios fundamentales en la estructura de la autoridad imperial, la capacidad para crear un disturbio, instigar un motín y fomentar la rebelión es verdaderamente útil. Los oradores con talento y los acólitos socialmente hábiles pueden adoptar este papel y dedicarse a perfeccionar sus mejores capacidades, mientras que otros son empujados a él por su maestro.

FuentesEditar

  • Dark Heresy - Salvation demands sacrifice (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.