FANDOM


La Defensa de Terra fue una batalla librada en una fecha indeterminada al inicio de la Noctis Aeterna. En ella, las legiones de Demonios de Khorne asaltaron el Palacio Imperial, y fueron rechazadas por las fuerzas del Imperio dirigidas por el renacido Primarca Roboute Guilliman.

HistoriaEditar

Cuando las primeras tormentas Disformes estallaron sobre la Sagrada Terra, sus cielos llenos de polución se volvieron de un carmesí turbio. Khorne, haciendo caso omiso de los planes de sus hermanos y ansioso por demostrar su superioridad, envió a ochenta y ocho cohortes de sus legiones de Demonios a asaltar el Palacio Imperial. El Dios de la Sangre quería para sí la gloria de derribar el Trono Dorado del Emperador, y convirtió los cielos de Terra en nubes de sangre que desplegaron a la hueste roja directamente ante la Puerta del León.

Las baterías artilleras del Palacio Imperial no tienen rival, pero no podían frenar esta marea roja por sí solas. Dirigidos por Roboute Guilliman, recién renombrado Lord Comandante del Imperio, los Marines Espaciales Primaris, el Adeptus Custodes y las Hermanas del Silencio lucharon hombro con hombro. Aunque el temerario asalto del Caos fue rechazado y quebrado mucho antes de que pudiera alcanzar la Puerta de la Eternidad, los Altos Señores quedaron conmovidos por el atrevimiento del enemigo. Sin el faro del Astronomicón, su arcana maquinaria e instrumentos protectores no eran suficientes para impedir que los siervos de los Poderes Ruinosos se materializasen incluso en la Sagrada Terra. Khorne entró en un ataque de rabia tan furibunda al ver regresar a sus huestes derrotadas que su fortaleza tembló, y el calor generado por su arrebato destruyó por completo las esencias de los ocho Devoradores de Almas que habían dirigido el fallido ataque.

FuentesEditar

  • Warhammer 40,000: Reglamento (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.