FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!


Microsensores Defensa Activa

Panel de microsensores de Defensa Activa

La Defensa Activa es un sistema de detección y respuesta inmediata desarrollado en Balhaus en el 312 DDF (377.M37) para la protección de bastiones y grandes unidades como los Jötnar.

FuncionamientoEditar

La Defensa Activa consiste en una red de microsensores ultrasensibles que pueden configurarse de diferentes modos para asegurar la protección de una zona o de una unidad. Estos sensores escanean el entorno en busca del objetivo que se ha parametrizado, de modo que cuando se encuentra su radio de acción se activan enviando un impulso a un nodo central que analiza la información y desencadena la respuesta programada. El ejemplo principal se encuentra en las grandes plataformas móviles utilizadas en el ejército para combate a distancia o unidades de gran tamaño que pueden ser víctimas de sabotajes o ataques puntuales de bajo nivel. En ocasiones un solo enemigo puede introducirse dentro de una de estas unidades y provocar graves daños antes de ser neutralizado, de manera que se necesita un sistema capaz de prevenir este tipo de amenazas.

La Defensa Activa se instala en forma de imprimación sobre cualquier superficie, como si fuera una cobertura invisible, la cual contiene miles de microsensores que se reparten de manera uniforme y se activan mediante un proceso electromagnético. Una vez la zona ha sido imprimada con la solución de microsensores y activada, éstos comienzan su tarea enviando información al nodo central sobre el entorno cercano, lo cual permite un análisis en profundidad de las condiciones y posibles amenazas circundantes.

Torreta automatica Defensa Activa

Torreta automática de Defensa Activa

Todas las unidades Jötnar a partir de las versiones VI adaptan la Defensa Activa como parte de sus funciones estándar, impidiendo que grupos reducidos o saboteadores puedan acceder a su interior o escalar sus soportes para alcanzar zonas vitales. Cuando esto sucede, los microsensores configurados para detectar presencias orgánicas o inorgánicas enemigas envían el impulso haciendo que el nodo central active el dispositivo concreto para contrarrestar la amenaza: Descargas eléctricas de alto voltaje en superficie, torretas láser de defensa de corto alcance, cañones automáticos de alta cadencia o incluso explosivos. En último término, la dotación de la propia unidad es alertada para que defiendan las zonas comprometidas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.