FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Caida Badab Hijos Medusa

Las fuerzas del Capítulo de los Hijos de Medusa combaten junto a una Legión Titánica.

La Cruzada de Bellrath fue una de las más grandes en siglos, siendo llevada a cabo entre 182.M38 y 435.M38 por el Imperio de la Humanidad para liberar y dominar el área del espacio designada como las Fisuras de Laanah, al noreste de las fronteras noroccidentales del Segmentum Pacificus.

HistoriaEditar

La Cruzada fue proclamada bajo los auspicios del Pretor Slayban Bellrath, un poderoso noble de la corte terrana que fue ascendido al rango de Lord Militar. Esta Cruzada fue realizada por más de 25 millones de soldados de la Guardia Imperial acompañados por un número desconocido de peregrinos y parásitos arrastrados a su paso. La Cruzada fue apoyada además por las fuerzas de 2 Legiones Titánicas y 8 Capítulos de Marines Espaciales en diversas ocasiones, siendo unos de los más activos los Hijos de Medusa. Las Fisuras de Laanah eran una zona peligrosa y en gran parte inexplorada del espacio, mucha de la cual se había mantenido al margen de todo contacto humano desde antes de la Era de los Conflictos, y la Cruzada encontró una fuerte resistencia a su avance desde el principio.

Poco después del primer paso hacia lo desconocido, el Capítulo de los Hijos de Medusa se enzarzó en una dura lucha con especies xenos desconocidas hasta el momento, tribus del vacío horriblemente degeneradas y pequeños imperios pseudohumanos que renegaban del poder y autoridad del Emperador de la Humanidad. En 50 años estándar, la Cruzada comenzó a flaquear y fue justo en este momento en el que la retorcida especie alienígena denominada "Hellgrammita" por las fuerzas imperiales fue derrotada por los Hijos de Medusa en su mayor victoria de la Cruzada. Estos malditos seres antropomórficos poseían un arma secreta capaz de inundar el vacío entre sus mundos con fuego Æthérico, y aunque sus formas físicas fueran decadentes y frágiles, cabalgaban a la batalla a lomos de aullantes y monstruosos engendros biomecánicos cuyas pinzas espinosas podían atravesar el blindaje de los tanques con facilidad.

Con el frente de la Cruzada desbaratado y los horripilantes xenos desgarrando a las fuerzas imperiales en retirada, todas las fuerzas de los Hijos de Medusa esquivaron a las flotas de ataque alienígenas y ejecutaron un peligroso contraataque, lanzándose tras las líneas de batalla de los alienígenas y atravesando como una lanza el corazón de su enemigo en el sistema con el nombre en clave "Wormgyre". Valiéndose de la arcana ciencia de sus aliados Magi Explorator, la flota del Capítulo había modificado los motores de Disformidad de sus naves para que ayudasen a repeler el fuego Æthérico que protegía Wormgyre, proporcionándoles una cierta protección por un tiempo, y así pudieron pillar desprevenido a su enemigo detrás de los cielos ardientes. Sabiendo que apenas tenían tiempo, los Hijos de Medusa se lanzaron de cabeza en un ataque que reunió a todas las fuerzas de su Capítulo. Las llamas infernales lamían los escudos de vacío de sus naves mientras se zambullían en la órbita baja sobre el mundo capital de los Hellgramitas para desencadenar sus letales oleadas de Cápsulas de Desembarco, Thunderhawks y Arietes de Asalto sobre las ciudades alienígenas.

El ataque de los Hijos de Medusa fue tan implacable como despiadado, y las torres como telarañas de coral negro de los Hellgramitas fueron destrozadas, los templos decorados con osarios a los Dioses del Caos erigidos milenios antes por manos inhumanas fueron derribados. Cogidos por sorpresa por la velocidad y ferocidad del asalto, a pesar de todo su poder engendrado en la Disformidad los Hellgramitas estaban tan indefensos como un niño ante una tempestad. La resistencia que los xenos pudieron oponer fue inmisericordemente destruida, sus temidos piromantes aislados y acribillados bajo descargas de disparos de cañón de asalto y sus engendros biomecánicos a golpe de martillo de trueno y hacha de energía. Se dijo posteriormente que los Hijos de Medusa mataron y volvieron a matar, destruyendo fría y metódicamente a las criaturas, abriendo fuego hasta que el promethium de sus lanzallamas se agotó y se disparó el último proyectil de bólter. A pesar de ello siguieron con la matanza, primero con cuchillo de combate y espada sierra, y cuando se embotaron y desgastaron, continuaron el baño de sangre con cualquier cosa que pudieran empuñar. Muchos Hermanos de Batalla se vieron obligados a pulverizar a sus enemigos con sus propios puños acorazados y a desgarrar a las aullantes y asustadas criaturas con sus propias manos desnudas. La arremetida siguió su curso hasta que los escombros de las ciudades-templo de los Hellgramitas estuvieron pintados con los pálidos icores alienígenas y la mitad de su mundo quedó convertida en ruinas. Solo entonces se retiraron los Hijos de Medusa.

Con la caída de Wormgyre, los Hijos de Medusa habían arrancado el corazón al enemigo, tanto militar como espiritualmente, y la resistencia Hellgramita a la Cruzada se derrumbó al haber sido destrozada de un golpe su voluntad para luchar. En un puñado de años se habían extinguido: una raza alienígena antaño orgullosa quedó reducida a ruinas calcinadas y unos pocos refugiados lanzándose a la piedad del vacío profundo para escapar de la ira de la Humanidad. En cuestión de un siglo, una gran franja de las Fisuras de Laanah había quedado bajo el dominio del Imperio, y los Hijos de Medusa pasaron a ser parte de la mitología de los habitantes del nuevo sector, mencionados entre susurros en las antiguas historias como "la Muerte Esmeralda" que cayó de las estrellas para castigar a los enemigos del Dios-Emperador. El Capítulo por su parte ha mantenido algunos lazos con este lugar, donde había obtenida una de sus más gloriosas victorias, manteniendo infrecuentes contactos con algunas de las facciones del Adeptus Mechanicus que fundaron bases en sus fronteras, y manteniendo derechos de reclutamiento rara vez usados en varios de estos mundos como tributo por su papel en la fundación del sector Laanah.

La Cruzada de Bellrath terminó victoriosamente en el 453.M38.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Imperial Armour X.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.