FANDOM


CorsarioEldar

Corsario Eldar

Los Corsarios Eldars son Proscritos Eldars dedicados a la piratería. Son una amenaza constante para las Flotas Mercantes, aunque rara vez suponen un peligro para una Flota de Batalla imperial.

DescripciónEditar

Algunos Eldars ansían explorar las maravillas desconocidas de las profundidades del espacio. Estos Eldars acaban uniéndose a las flotas de exploración y desaparecen en los ilimitados túneles de la Telaraña. La mayoría de ellos no regresa, aunque algunos logran volver a su hogar cargados de tesoros alienígenas. Con ellos traen también relatos sobre nuevos y fabulosos mundos, grandes descubrimientos, y valerosas batallas en los confines de la galaxia. No es extraño que los humanos entren en contacto con estos aventureros, ya que estos Eldars son los únicos que un humano puede encontrar si no es en un campo de batalla.

Los Eldars más salvajes amantes del espacio acaban convirtiéndose en Corsarios. A menudo siguen comerciando y visitando su Mundo Astronave o los mundos Exoditas mientras abordan y saquean las astronaves humanas, Orkas, e incluso las de otros Eldars. A veces incluso alquilan sus servicios a razas alienígenas. Las diferencias entre las flotas de exploración Eldars y las de Corsarios o invasores no son demasiado claras, ya que muchos de los viajes de exploración acaban convirtiéndose en expediciones militares. A medida que el hogar y la Senda de los Eldars van haciéndose más remotos, la naturaleza salvaje y el carácter amoral de los Eldars vuelven a aflorar. Los Corsarios Eldars son de carácter visceral e impredecible, pudiendo inclinarse tanto a la magnanimidad como a la matanza más despiadada.

Muchos Corsarios Eldars han llegado a ser famosos en todos los Mundos Astronave, e incluso más allá de estos. Algunos de estos individuos sedientos de sangre han sido víctimas de las mismas debilidades de carácter que acarrearon la Caída. Galadhar el Gris fue uno de estos individuos, cuyas sangrientas acciones quedaron grabadas para siempre en las mentes de los habitantes de Duro. Duro era el mundo Exodita que acostumbraba a utilizar como base, y desde ese mundo saqueó un centenar de planetas antes de que una flota imperial le diera caza y le destruyera. Estos individuos matan por placer, devastando ciudades enteras sin ni siquiera pestañear, aunque a veces muestran una gran compasión hacia sus enemigos derrotados, si eso complace sus deseos.

De todos los cabecillas piratas, Yriel de Iyanden es uno de los pocos que han regresado a la Senda de los Eldars. Primero fue el almirante de toda la flota de Iyanden. Fue despojado de su cargo después de dejar Iyanden a merced de una flota del Caos mientras dirigía un ataque al interior del Ojo del Terror. Aunque regresó a tiempo de salvar a Iyanden, fue cesado de su cargo y cayó en desgracia. Enfurecido por la ingratitud de sus compatriotas Eldars, pasó a ser un Proscrito. Junto a una banda formada a partir de sus antiguos tripulantes, Yriel y sus compañeros se convirtieron a partir de ese momento en el azote de las rutas espaciales y se les conoció como los Incursores de Yriel.

Durante años, Yriel saqueó las rutas comerciales próximas. También alquiló sus Incursores como mercenarios a los señores planetarios y logró grandes éxitos como elemento decisivo en el equilibrio de poder de los mundos humanos cercanos. Su reputación aumentaba con cada nuevo éxito, pero nunca llegó a cometer los excesos que caracterizan a la mayoría de las flotas Corsarias, como los degollamientos en masa. Al final regresó a Iyanden para salvar al Mundo Astronave por segunda vez, destruyendo a la Flota Enjambre Tiránida que amenazaba con destruirlo, y volvió a la Senda de los Eldars.

Modus operandiEditar

Los Corsarios tienden a ser más activos que los Eldars de los Mundos Astronave, que naturalmente se preocupan primero por su propia defensa. Las bandas Corsarias son más agresivas, buscando siempre oportunidades de saquear. Algunas bandas Corsarias parecen mantener fuertes lazos con un Mundo Astronave, como los Incursores Espeluznantes con Iyanden o los Incursores Negros de Xian con Ulthwé, pero otras parecen tener una autonomía total, atacando cuando y allí donde pueden.

Todas las bandas Corsarias Eldars son nómadas, amenazando un sector por un breve tiempo y haciendo varias incursiones antes de volver a desplazarse. Pocas tienen un área geográfica de actuación fácil de identificar para sus enemigos, pues para ellos es mejor permanecer móviles para dificultar su localización y destrucción.

Aunque las flotas Corsarias tienen muchas naves veloces, también pueden tener sus propias bases secretas, bien escondidas en lo profundo de una nebulosa o un campo de asteroides. Los refugios de una banda Corsaria tienen muchas formas: algunas son antiguas estaciones Eldars olvidadas, levantadas sobre los restos de bases anteriores a la Caída; otras son temporales, ocultas en minas de asteroides largo tiempo abandonadas o en las profundidades del espacio salvaje. Las bandas más grandes tendrán muchas bases y escondrijos dispersos por la galaxia.

Las bandas Corsarias también pueden tener bases de operaciones en torno a los mundos Exoditas. Muchas tienen alianzas desde hace mucho con las casas de Exiliados, proporcionando a estos mundos aislados una cierta protección orbital a cambio de un refugio seguro y ocasionalmente de ayuda militar.

El típico ataque Corsario es una veloz incursión desde la órbita baja, desplegándose rápidamente desde Incursores Vampiro, golpeando con agresividad y brevedad, y retirándose poco después. Los Corsarios no están bien equipados para batallas prolongadas o campañas, y tendrían dificultades en una batalla sin cuartel contra un enemigo bien armado; aunque un Príncipe Corsario a menudo dispondrá del apoyo pesado de los Cazas Alas de la Noche o de los Bombarderos Fénix, pero los Corsarios generalmente evitan luchar en desventaja si pueden hacerlo. Los Corsarios también suelen hacer abordajes contra cargueros y transportes mal defendidos. En las distancias cortas su falta de armas pesadas y de tanques gravíticos especializados no es un estorbo.

Los Príncipes Corsarios no tienen reparos a la hora de alquilar sus servicios como mercenarios al mejor postor. En tiempos de escasez, una banda puede encontrar empleo temporalmente junto a un Gobernador Planetario rebelde, un comandante amotinado de la Guardia Imperial, u otros renegados de la justicia del Imperio de la Humanidad. Contratar Corsarios es una medida desesperada, pues aquellos que buscan su ayuda no pueden esperar piedad alguna de la Inquisición del Emperador.

En ocasiones, los Mundos Astronave y las flotas Corsarias se han enfrentado entre sí. El Imperio no tiene claros los motivos, pero es posible que algunas bandas se hayan alejado demasiado recorriendo la senda oscura y que los Eldars se hayan visto obligados a actuar contra ellas para impedir que caigan en masa en las garras de los Arcontes de Commorragh. También puede haber rivalidades y viejas cuentas pendientes que saldar entre las distintas facciones Eldars, pero tales conflictos rara vez son comprendidos por las autoridades del Imperio.

GaleríaEditar

FuentesEditar

  • Codex: Eldars (2ª Edición).
  • Imperial Armour XI.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.