FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Codificador disforme

Estación de codificación disforme estándar

El Codificador Disforme o Codificador Wolfe es un ingenio desarrollado por Balhaus para garantizar las comunicaciones entre puntos alejados de la galaxia en tiempos reducidos.

HistoriaEditar

La idea del Codificador Disforme data del 112 DDF (826.M36), cuando los obstáculos para comunicar con las naves alejadas de Balhaus o sus colonias empezaron a causar severos problemas por su lentitud y falta de calidad. Descartado el uso de Astrópatas como el Imperio de la Humanidad u otros sistemas xenos que no resultaban del todo fiables, la experta en telecomunicaciones y psíquica Dagmar Wolfe ideó un protoingenio capaz de grabar, codificar y dirigir un mensaje utilizando la Disformidad como vehículo de comunicación.

La mejora paulatina de dicho ingenio y la reducción de su tamaño -el original era una máquina demasiado grande- hizo que con los siglos el Codificador Wolfe se convirtiera en una pieza estándar tanto de las naves como de los asestamientos de Balhaus.

FuncionamientoEditar

El Codificador Wolfe es básicamente un generador de pulsos de energía combinada, usando como plataforma un acelerador de microneutrinos y un tanque de energía psíquica. El funcionamiento del mismo consiste en la apertura de un canal bidireccional de energía psíquica entre emisor y receptor a través del cual se lanza un potente haz de microneutrinos, el cual utiliza la Disformidad como vehículo transmisor rebotando en la capa que separa el Materium del Inmaterium al igual que una piedra plana rebotaría sobre el agua al ser lanzada con suficiente fuerza.

La diferencia es que con cada rebote la piedra que impacta en el agua pierde potencia debido a la fricción, mientras que los microneutrinos mantienen su velocidad e incluso pueden incrementarla al entrar y salir de la Disformidad y el espacio real constantemente sin alterar las partículas que los componen. La velocidad de los haces de microneutrinos usando la Disformidad como canal de soporte es 7 x 10 elevado a 50 la velocidad de la luz, de modo que las comunicaciones entre lugares muy distantes en la galaxia puede conseguirse virtualmente en cuestión de pocos minutos. 

La información a transmitir se codifica con un sistema metacriptográfico, haciendo imposible su desciframiento si no es con el dispositivo receptor correspondiente capaz de recibirlo y entenderlo.

ProblemáticaEditar

Es evidente que toda comunicación lejana a través de la galaxia y además utilizando algo tan inestable como la Disformidad no está exenta de problemas. El primero de ellos es que se necesita un aparato emisor - receptor calibrado milimétrica y psíquicamente igual en ambos extremos para que sea capaz de recepcionar y descifrar los mensajes de forma apropiada. Para ello se construyen dichos aparatos en parejas y se establecen protocolos estándares de calibración psíquica para que queden alineados y su mantenimiento sea más sencillo una vez quedan establecidos. De este modo cualquier psíquico entrenado puede calibrar los aparatos con cierta facilidad, pero requiriendo un proceso de aprendizaje y reciclaje concretos cada cierto tiempo.

En segundo lugar está la influencia de la Disformidad. Si bien los haces de microneutrinos entran y salen del Inmaterium rápido y con facilidad, el contenido del mensaje puede corromperse parcialmente si las distancias son demasiado lejanas, lo cual haría incomprensible la información portada dado que la reverberación psíquica en la Disformidad altera su composición. Para paliar esto se utilizan repetidores situados en diferentes puntos (colonias) o naves exclusivamente dedicadas a este cometido, dispersas por la galaxia. La falta de repetidores hace que los mensajes no lleguen correctamente a su destino.

Usos y evoluciónEditar

La utilización del dispositivo es necesaria para el funcionamiento de los Dispositivos Kampfcomm y el intercambio general de mensajes cifrados, incluidos los transmisores móviles utilizados por los agentes del SVD.

A partir del 2665 DDF (083.M42), no obstante, los codificadores disformes comienzan a ser sustituidos sistemáticamente por los codificadores intraversales, elementos más precisos, modernos y con capacidades que no requieren la involucración de ningún tipo de energía psíquica para su funcionamiento.  

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.