¡Aprende o muere!

Editando

Citas (Guardia Imperial)

1
  • La edición puede deshacerse. Por favor revisa la comparativa de abajo para verificar que esto es lo que quieres hacer, y una vez hecho guarda los cambios para así terminar de deshacer la edición…
Revisión actual Tu texto
Línea 27: Línea 27:
 
{{Cita|Cita = Ningún soldado tiene permiso para morir. No hasta que hayáis dado a esta escoria hereje una bienvenida cadiana. ¡Primera fila, fuego! ¡Segunda fila, fuego!|Autor = Galen Bale, Comandante de la 4ª Compañía del 111º de [[Cadia]], durante la [[Caída de Cadia|última batalla de Cadia]]}}
 
{{Cita|Cita = Ningún soldado tiene permiso para morir. No hasta que hayáis dado a esta escoria hereje una bienvenida cadiana. ¡Primera fila, fuego! ¡Segunda fila, fuego!|Autor = Galen Bale, Comandante de la 4ª Compañía del 111º de [[Cadia]], durante la [[Caída de Cadia|última batalla de Cadia]]}}
 
{{Cita|Cita = Pueden pasar todos sus minutos libres puliéndose las botas y desfilando en una formación perfecta, pero no te dejes engañar por su aspecto. Estos hombres son asesinos de ojos de acero y sangre fría. Preferiría tener una sección suya que una compañía entera de cualquier otro tipo de soldados.|Autor = Gharan O'Hen, Jefe de Personal del Ejército, [[Guardia de Hierro de Mordia]]}}
 
{{Cita|Cita = Pueden pasar todos sus minutos libres puliéndose las botas y desfilando en una formación perfecta, pero no te dejes engañar por su aspecto. Estos hombres son asesinos de ojos de acero y sangre fría. Preferiría tener una sección suya que una compañía entera de cualquier otro tipo de soldados.|Autor = Gharan O'Hen, Jefe de Personal del Ejército, [[Guardia de Hierro de Mordia]]}}
{{Cita|Cita = Orkos ¿Son los enemigos más peligrosos y beligerantes de toda la Galaxia? ¿Se ha encontrado la Humanidad con un enemigo más difícil de erradicar, más violento e innecesariamente destructivo que la amenaza pielverde? Sinceramente, lo dudo.|Autor = General Grumman van der Vosteen, 884º Dragones de Brachtovaria}}
 
 
{{Cita|Cita = Una vez, en casa, pensé que me gustaría tener un par de botas de Diablo de Catachán. Maté media docena de esas feas criaturas, ¡pero no encontré ninguna que las llevara!|Autor = [["Dientepétreo" Harker]], hablando con un escéptico trabajador del [[Munitorum]]}}
 
{{Cita|Cita = Una vez, en casa, pensé que me gustaría tener un par de botas de Diablo de Catachán. Maté media docena de esas feas criaturas, ¡pero no encontré ninguna que las llevara!|Autor = [["Dientepétreo" Harker]], hablando con un escéptico trabajador del [[Munitorum]]}}
 
{{Cita|Cita = Le metimos fuego a ese búnker y vimos arder a los herejes hasta que el viento se llevó sus cenizas. Fue bello, Sargento, simplemente... bello.|Autor = Artillero "Tizón" Hennessey, IX Blindado de Catachán}}
 
{{Cita|Cita = Le metimos fuego a ese búnker y vimos arder a los herejes hasta que el viento se llevó sus cenizas. Fue bello, Sargento, simplemente... bello.|Autor = Artillero "Tizón" Hennessey, IX Blindado de Catachán}}
Línea 55: Línea 54:
 
{{Cita|Cita = ¡Objetivo avistado! Predator de los Corsarios Rojos, a la izquierda del búnker. ¿Veis esa soldadura en la torreta? Atentos... ¡Fuego! Buen disparo. Conductor, minas AT, gira a la izquierda, ahora. ¡Artillero! Infantería enemiga en el cráter, once en punto. Explosivos... ¡Fuego! Operadores de barquillas, estad alerta, vamos a tener compañía en breve...|Autor = Noble Comandante [[Pask]]. Reporte de comunicación interna, ''Mano de Acero'', operación retort (segundo asalto a Fuerte Lycoss)}}
 
{{Cita|Cita = ¡Objetivo avistado! Predator de los Corsarios Rojos, a la izquierda del búnker. ¿Veis esa soldadura en la torreta? Atentos... ¡Fuego! Buen disparo. Conductor, minas AT, gira a la izquierda, ahora. ¡Artillero! Infantería enemiga en el cráter, once en punto. Explosivos... ¡Fuego! Operadores de barquillas, estad alerta, vamos a tener compañía en breve...|Autor = Noble Comandante [[Pask]]. Reporte de comunicación interna, ''Mano de Acero'', operación retort (segundo asalto a Fuerte Lycoss)}}
 
{{Cita|Cita = La infantería gana tiroteos. Los tanques ganan batallas. La artillería gana guerras.|Autor = Viejo proverbio de los oficiales de artillería del [[Astra Militarum]]}}
 
{{Cita|Cita = La infantería gana tiroteos. Los tanques ganan batallas. La artillería gana guerras.|Autor = Viejo proverbio de los oficiales de artillería del [[Astra Militarum]]}}
  +
 
{{Cita|Cita = Yo, Lord Quandros Sylman, juro mi más completa y absoluta lealtad y devoción al Emperador. Tomo el manto de Comandante Imperial del reino del Emperador, y en mí recae la custodia de los dominios del cuarto mundo del sistema Landor. También recae sobre mí la protección de estos dominios, y por tanto, reconozco mi deber de crear y organizar las flotas y ejércitos necesarios para cumplir mi deber.<br><br>Como Comandante de Landor IV, tendré disponibles para las Huestes del Emperador un mínimo de una décima parte de los ejércitos de mis dominios para el cumplimiento de las cruzadas decretadas por los Servidores del Emperador, y tanta tropa como deba en épocas de extrema necesidad o conflictividad. A cambio, puedo esperar el total apoyo de los Oficios del Emperador en la defensa de mi dominio si aparece una amenaza ante la que mis propios ejércitos no sean defensa suficiente.<br><br>Juro que los hombres que sean entregados para la defensa de los dominios de otros estarán armados y equipados para combatir, y que mis dominios estarán preparados con las máquinas y artefactos de guerra necesarios para mis ejércitos, por si el espectro de la guerra nos amenaza. Entiendo que en este asunto soy yo y solo yo quien tiene la responsabilidad final de llevarla a cabo y que, como Comandante Imperial, si mis ejércitos fallan o carecen de lo necesario para mantener su capacidad de defensa de mis dominios para el Emperador, ya no estaré capacitado para ser el Señor de los dominios del Emperador, y puedo ser ejecutado de forma sumaria por cualquier negligencia o delito en estos mis deberes más importantes, tal como decidan los Señores del Adeptus Arbites.<br><br>Juro esto por mi alma inmortal con el Emperador como testigo. Que durante mucho tiempo Su mano nos dirija, Sus ojos nos observen, y que tarde en llevarnos ante Él después de la muerte.|Autor = Lord Quandros Sylman, [[Gobernador]] de Landor IV}}
 
{{Cita|Cita = Yo, Lord Quandros Sylman, juro mi más completa y absoluta lealtad y devoción al Emperador. Tomo el manto de Comandante Imperial del reino del Emperador, y en mí recae la custodia de los dominios del cuarto mundo del sistema Landor. También recae sobre mí la protección de estos dominios, y por tanto, reconozco mi deber de crear y organizar las flotas y ejércitos necesarios para cumplir mi deber.<br><br>Como Comandante de Landor IV, tendré disponibles para las Huestes del Emperador un mínimo de una décima parte de los ejércitos de mis dominios para el cumplimiento de las cruzadas decretadas por los Servidores del Emperador, y tanta tropa como deba en épocas de extrema necesidad o conflictividad. A cambio, puedo esperar el total apoyo de los Oficios del Emperador en la defensa de mi dominio si aparece una amenaza ante la que mis propios ejércitos no sean defensa suficiente.<br><br>Juro que los hombres que sean entregados para la defensa de los dominios de otros estarán armados y equipados para combatir, y que mis dominios estarán preparados con las máquinas y artefactos de guerra necesarios para mis ejércitos, por si el espectro de la guerra nos amenaza. Entiendo que en este asunto soy yo y solo yo quien tiene la responsabilidad final de llevarla a cabo y que, como Comandante Imperial, si mis ejércitos fallan o carecen de lo necesario para mantener su capacidad de defensa de mis dominios para el Emperador, ya no estaré capacitado para ser el Señor de los dominios del Emperador, y puedo ser ejecutado de forma sumaria por cualquier negligencia o delito en estos mis deberes más importantes, tal como decidan los Señores del Adeptus Arbites.<br><br>Juro esto por mi alma inmortal con el Emperador como testigo. Que durante mucho tiempo Su mano nos dirija, Sus ojos nos observen, y que tarde en llevarnos ante Él después de la muerte.|Autor = Lord Quandros Sylman, [[Gobernador]] de Landor IV}}
 
{{Cita|Cita = Llegan en la oscuridad, moviéndose tan rápido que es imposible seguirlos con la mirada. Monstruos de colmillos de sierra, garras afiladas y ojos amarillos. Luchamos lo mejor que pudimos, el Emperador es testigo. No fue suficiente. Ni siquiera estuvo cerca. Sólo Jenks y yo lo logramos, y aunque me lleve el resto de la vida, juro que me vengaré.|Autor = Sargento Veterano Rachelyn Culcher, 452º de Nachtmor Chargers}}
 
{{Cita|Cita = Llegan en la oscuridad, moviéndose tan rápido que es imposible seguirlos con la mirada. Monstruos de colmillos de sierra, garras afiladas y ojos amarillos. Luchamos lo mejor que pudimos, el Emperador es testigo. No fue suficiente. Ni siquiera estuvo cerca. Sólo Jenks y yo lo logramos, y aunque me lleve el resto de la vida, juro que me vengaré.|Autor = Sargento Veterano Rachelyn Culcher, 452º de Nachtmor Chargers}}
  Cargando editor...
Abajo se muestran algunos códigos usados comúnmente. Simplemente haz clic sobre el que quieres y aparecerá en la caja de edición de arriba.

Ver esta plantilla