FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!


Gran inmundicia de nurgle

Gorbuz, la Gran Inmundicia de Nurgle

Se denomina Ciclo Sangriento o Guerra de la Espiral al enfrentamiento que tuvo lugar desde el 1873 DDF (498.M40) hasta el 1874 DDF (500.M40) y que tuvo como protagonistas a las fuerzas de Balhaus y a la horda pestilente de Gorbuz, la Gran Inmundicia de Nurgle.

AntecedentesEditar

Es bien sabido que el Sector Vidar ha sido objetivo del Caos desde tiempo inmemorial, sufriendo las consecuencias de ello los gobiernos humanos del Imperio que allí están radicados en torno a poderosas familias y clanes.

En el 1872 DDF (496.M40), un planeta del límite exterior del Sector denominado Majestin, controlado por la familia noble Zaerius, sufrió un episodio nunca antes visto. El dirigente principal de la familia, Isaiah Zaerius, un abnegado gobernador, fue poseído por la influencia demoníaca de Nurgle gracias a un brebaje infectado por uno de sus devotos, un cultista fanático infiltrado con éxito entre su servidumbre, convirtiéndolo poco después en un ser aberrante y maligno que infectó a todos los que se encontraban a su alrededor. La posesión de la que Isaiah Zaerius fue objeto lo transformó en una Gran Inmundicia llamada Gorbuz, quien pronto formó un repugnante séquito extendiendo la Putrefacción de Nurgle sobre los habitantes de las colonias de Majestin sin que la Guardia Imperial ni el batallón de Segadores Imperiales allí acantonado pudieran hacer nada por evitarlo, sucumbiendo todos ellos al igual que el resto.

En el 1873 DDF (498.M40) la totalidad de la población de Majestin había sido infectada, formando una inmensa horda de demonios, bestias y Portadores de Plaga que pronto quiso extenderse fuera del propio mundo, para lo cual Gorbuz utilizó la gran flota mercante que antiguamente Majestin utilizaba para sus tratos comerciales con otras colonias.

Rebautizada como Convoy de la Propagación, la flota abandonó Majestin portando en sus cámaras un sinfín de seres y criaturas de pesadilla destinadas a llevar la pestilencia de Nurgle hacia otros mundos, en concreto hacia las colonias Imperiales cercanas del Sector Vidar, pero una Tormenta Disforme los apartó de su ruta empujándolos hacia el límite externo del sector, encontrándose con el mundo de Nordmitt

El pacífico mundo de Nordmitt, habitado entonces por unos cincuenta millones de colonos Balhausitas, se convirtió entonces en objetivo para Gorbuz, quien vio una buena oportunidad de realizar un brutal sacrificio a su dios. El Convoy de la Propagación lanzó sus siniestros transportes hacia la superficie del planeta, desembarcando la horda y formando allí un temible bastión desde el cual emprendieron su ataque contra las colonias, granjas y minas de Balhaus.

Desarrollo de la batallaEditar

Los efectivos de la Wehrwaffen de Balhaus desplegados en Nordmitt, dos regimientos que contaban con unos veinte mil soldados, enseguida se vieron sobrepasados por una fuerza atacante inmensamente mayor –una proporción aproximada de quinientos a uno-, obligándolos a retroceder desesperadamente sufriendo elevadas bajas. Varias colonias fueron engullidas por la horda en cuestión de días, sumando a sus efectivos nuevos reclutas que aumentaron el ya de por sí exagerado número de invasores.

La transmisión de socorro de Nordmitt fue recibida poco después en Balhaus, haciendo que el </span>Weisering reaccionara de inmediato enviando ayuda en forma de varios regimientos de la Wehrwaffen transportados allí por parte del Ala de Combate 12, mientras el Ala de Combate 15 se dirigía a toda velocidad hacia la zona para proporcionar apoyo a los supervivientes mientras llegaban los refuerzos.

La llegada a Nordmitt del Ala de Combate 15 dio origen a un enfrentamiento orbital entre las fuerzas de Balhaus y las de Gorbuz, pues el Convoy de la Propagación, que a pesar de que estaba formado en su mayor parte por cargueros modificados y naves de apoyo, mostró una resistencia tenaz contra los cruceros pesados, si bien su potencia de fuego y maniobrabilidad no era comparable a la de los atacantes. Horas después el Convoy de la Propagación tuvo que retirarse con la mayor parte de sus naves destruidas, permitiendo que el Ala de Combate 15 pudiera fijar objetivos de superficie y bombardear violentamente los enclaves de Gorbuz, causándole graves pérdidas.

Refugiados en sus bastiones, bajo tierra o entre los escombros de las colonias, la horda tuvo que detener su imparable avance dando un respiro a los supervivientes de Balhaus, quienes vieron con esperanza pocos días después cómo el Ala de Combate 12 llegaba hasta Nordmitt, desembarcando varios regimientos de la Wehrwaffen que enseguida tomaron posiciones provisionales formando un pasillo de seguridad por el que evacuar a los civiles que no habían sido muertos o capturados, en total unos quince millones.

La tarea de evacuación se vio entorpecida por diversos ataques al cargo de miles de esbirros de Gorbuz, los cuales se lanzaron de forma demente contra los defensores muriendo muchos de ellos bajo el denso fuego de Balhaus, lo cual provocó que Gorbuz recurriera a su arma principal, los Marines de Plaga en los que se habían convertido los Segadores Imperiales de Majestin. Si bien el número de Marines de Plaga no era elevado, ocho compañías en concreto, su fiereza y las horribles mutaciones de las que habían sido presa facilitó que abrieran el cerrojo que la Wehrwaffen había establecido, permitiendo que la horda de nuevo pudiera renovar sus ataques de forma continuada.

El apoyo orbital del que habían sacado ventaja inicialmente las tropas de Balhaus estaba anulado debido a la fuerte radiación cósmica y los vientos estelares, muy peligrosos para las naves, los cuales se producían en aquel preciso período por la situación orbital de Nordmitt, obligando a cualquier aparato a alejarse de la zona tras un breve lapso de tiempo si no quería sufrir daños graves. La retirada del apoyo orbital junto con la tremenda ofensiva de Gorbuz y sus Marines de Plaga obligó a las fuerzas de tierra de Balhaus a fortificar el perímetro para poder repeler los ataques, lo cual derivó en la creación de un frente rígido. 

El frente se estancaEditar

Después de los últimos intentos de la horda por sobrepasar las líneas de Balhaus, finalmente ésta se detuvo readaptando su estrategia. La ofensiva de movimiento dio paso a la guerra de trincheras y ninguno de los combatientes parecía tener la posibilidad de lograr un avance exitoso sin sufrir un elevado número de bajas. Se producían escaramuzas constantemente aunque las líneas generales de defensa no se movían un solo centímetro, pero no obstante la horda contaba con un suministro de tropas aún muy superior a las de Balhaus, además de que en su bastión principal se fabricaban día y noche Predators del Caos, máquinas infernales, cañones de pus, morteros de plaga y Contagios, los cuales eran producidos rápidamente para sumarse a las filas del frente.

La sólida resistencia de la Wehrwaffen empezó a verse comprometida debido a las enfermedades y los violentos combates, haciendo obvio que más temprano que tarde las fuerzas de Balhaus serían sobrepasadas si no contaban con ayuda más contundente. Los civiles ya habían sido evacuados en su totalidad, pero al ser Nordmitt un centro de producción estratégico no podía ser abandonado a la pestilencia de Nurgle sin más, de modo que el Weisering se negaba a retirar los efectivos. Tres meses después, y ante los negativos informes que se recibían a diario sobre los enfrentamientos, el Weisering decidió finalmente tratar de cambiar el signo de la guerra enviando refuerzos más especializados, aunque aquello supusiera apartarlos de otros cometidos también importantes.

Llegada de los refuerzosEditar

A mediados del 1874 DDF (500.M40), efectivos asignados de la V División Stachel, la II Dampwalze, la X Regensturm y batallones adicionales de la Wehrwaffen –alrededor de 250.000 soldados-, desembarcaron en Nordmitt junto con sus vehículos y material correspondiente. La contraofensiva no se hizo esperar, ya que una vez preparadas las nuevas fuerzas lanzaron un ataque brutal precedido por más de quince horas de bombardeo ininterrumpido por parte de los cañones pesados Reichfaust de la X División, que dispararon más de un millón de proyectiles sobre las líneas del Caos en un frente de 22 kilómetros. La salvaje preparación del terreno permitió un avance eficaz de la infantería de Balhaus, siempre cubierta por los carros de la V División, haciendo que la horda de Gorbuz retrocediera con espantosas pérdidas –se estimaron más de dos millones de bajas entre sus huestes sólo con el bombardeo inicial, desplazando el frente varios kilómetros hacia el bastión principal del Caos.

La respuesta de Gorbuz tampoco se hizo esperar, pues los Marines de Plaga no eran la única carta que tenía en la manga. Varias cámaras de mutación habían sido integradas en su retorcida fortaleza, enormes naves en las que sus esbirros habían estado introduciendo todos los seres vivos que pudieron encontrar, prisioneros, reses y animales salvajes capturados, los cuales fueron impregnados con la podredumbre de Nurgle transformándolos en horribles bestias con infinita ansia de sangre. La liberación de aquella inmensa estampida de rugientes demonios hizo que el contraataque de Balhaus se detuviera en seco, pues aquellos seres no sentían miedo a los cañones ni dolor ante las heridas.

El nuevo recurso de Gorbuz causó graves daños entre las filas de sus enemigos, los cuales tuvieron que reorganizarse y planificar una estrategia de desgaste más que un ataque frontal, pues ante la salvaje defensa del ejército de Nurgle no merecía la pena arriesgar la vida de sus efectivos.

Final de la batallaEditar

La clave de la victoria de Balhaus sobre la horda de Gorbuz en el último mes del 1874 DDF (500.M40) fue facilitada por la superioridad aérea y orbital. Escuadrones de KG109 y KG87 martilleaban constantemente el bastión principal donde se encontraba Gorbuz, así como otros importantes objetivos secundarios que sostenían el poder de la horda sin que ésta pudiera defenderse de manera eficaz. Los enjambres de Drones de Plaga, únicos ingenios voladores de Gorbuz en Nordmitt, eran aniquilados por los cañones rápidos de las aeronaves sin que causaran daños significativos, llegando un momento en el que el bastión principal no pudo reponer las pérdidas al mismo ritmo que se producían. Cuando los cielos quedaron expeditos para Balhaus sometieron a un bombardeo constante las filas de la horda, las cuales eran hostigadas por los aparatos durante el día y por la artillería pesada durante la noche, aniquilando a gran parte de la misma a medida que iba retrocediendo.

Llegado el punto en el que la infantería de Balhaus pudo tocar los anchos muros de la fortaleza de Gorbuz, la Gran Inmundicia decidió abandonar Nordmitt junto con sus vasallos más queridos, abandonando al resto al exterminio por parte de sus enemigos. Lo que quedaba del Convoy de la Propagación recogió a su amo y los pocos supervivientes para adentrarse en la Disformidad, huyendo de la batalla pero jurando que regresaría con una horda aún más temible para vengarse por aquella ignominiosa derrota.

ConsecuenciasEditar

La última bestia de Nurgle fue abatida justo el último día del 1874 DDF (500.M40), exactamente un ciclo después de que Gorbuz atacara Nordmitt. La horda había sido aniquilada tras varios meses de combates sin descanso, si bien la victoria se había cobrado un buen número de bajas.

Una vez incinerados todos los cuerpos, limpiados los campos de los fluidos tóxicos de los esbirros de Nurgle y tapados los miles de cráteres abiertos por los bombardeos y la artillería, comenzó la labor de reconstrucción que llevaría otros tres ciclos completar. Asimismo la repoblación de Nordmitt tanto de sus colonos como de su fauna tuvo que hacerse lentamente, lo cual dejó una cicatriz que sería recordada para siempre. 

Lista de bajasEditar

INFORME FINAL
Wehrwaffen 411.299 muertos, 31.576 desaparecidos
V División 28.731 muertos, 1.011 desaparecidos
II División 10.567 muertos, 110 desaparecidos
X División 2460 muertos
TOTALES MUERTOS BALHAUS 452.697
TOTALES DESAPARECIDOS 32.697
TOTALES MUERTOS HORDA 5.762.956 (estimados aunque se cree que puede ser un número superior) 
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.