FANDOM


Mascota eldar wikihammer 40k La Vidente Lolai te pondrá dos runas negras si no sigues leyendo. Pulsa sobre su imagen para acceder a la sabiduría de los Eldars.

Aquel que lee su propio artículo puede evitar su propia perdición. Aquel que lee los artículos de otros puede provocársela.

Cazadores Carmesíes Eldar Volador Warhammer 40k Wikihammer

Cazadores Carmesíes en acción.

Los Cazadores Carmesíes (Crimson Hunters en inglés) son una Senda Eldar de Señor Fénix desconocido, dedicada a dominar el pilotaje del poderoso Interceptor Belladona.

DescripciónEditar

Los Guerreros Especialistas conocidos como Cazadores Carmesíes están entre los menos habituales de su tipo. Su equipo ritual no es una espada o un arma, sino un vehículo aéreo que representa el pináculo de la aeronáutica Eldar.

Estos vehículos formidables, conocidos como Interceptores Belladona, son tan parte del equipo de los Cazadores Carmesíes como la espada de energía de las Espectros Aullantes o la catapulta shuriken de los Vengadores Implacables. Su letalidad, sin embargo, se mide en una escala completamente diferente.

Los Cazadores Carmesíes son escasos en número, aunque sus santuarios se están expandiendo. Estos templos de Khaine son diferentes al resto. No son edificios o paisajes sino colecciones de atrios transparentes unidos por túneles que flotan alrededor de la periferia de los Mundo Astronave como archipiélagos alrededor de una gran masa de tierra. En esos reinos de cielo cautivo se enfrentan en duelo los Cazadores Carmesíes, usando como armas las lanzas brillantes y láseres de pulso que adornan los fuselajes de sus Interceptores. Durante las vertiginosas batallas que tienen lugar en estos santuarios, las armas de los Cazadores Carmesíes se preparan para que iluminen y no causen daños, ya que los Interceptores Belladona están diseñados para destruir voladores de cualquier tipo, incluso los de sus Hermanos Oscuros.

Cazador Carmesí

Interceptor Belladona de los Cazadores Carmesíes.

Entrenándose con sus hermanos (esencialmente, los mejores pilotos de la galaxia) cada noche, los orgullosos guerreros de los Cazadores Carmesíes se aseguran de que destruir las aeronaves de las razas inferiores sea un simple ejercicio que pruebe su superioridad inherente sobre los aspirantes a pilotos que contaminan los cielos del universo.

Los Cazadores Carmesíes personifican la habilidad del Dios de la Guerra Khaine para dejar a un enemigo más poderoso tambaleándose y listo para ser derribado. En la mitología Eldar se cuenta la historia del triunfo del Dios de la Mano Ensangrentada sobre la Serpiente Blanca Oghanothir, una serpiente blindada cuyo cuerpo titánico era tan grande que eclipsaba el sol cuando se alzaba para golpear. La leyenda explica que Khaine cazó a la gran bestia a través de las estrellas, encontrando el nido de la bestia en el corazón de una luna hueca. Justo cuando la bestia emergió de su guarida, Khaine arrojó un par de filos sangrientos con la sangre que goteaba de su mano izquierda. Estos rápidos dardos impactaron en los ojos de la bestia asegurando la muerte de la criatura a manos de Khaine. Los Cazadores Carmesíes pretenden emular esas dagas cegadoras en combate. Surcan el aire en un remolino de color mientras cazan y destruyen las aeronaves enemigas, asegurando la superioridad aérea total para su ejército y dejando al grueso del ejército enemigo ciego e incapaz de reaccionar. Cuando los ataques precisos de los Cazadores Carmesíes han dejado al enemigo maduro para su destrucción, el resto de la hueste Eldar se encarga de acabar con ellos.

Los Exarcas de los Cazadores Carmesíes son los más habilidosos de entre los suyos, y es raro el día que tales tiradores fallen un disparo, incluso moviéndose a una increíble velocidad. Aunque algunos Exarcas mantienen las mismas armas que los guerreros bajo su mando, otros reemplazan las lanzas brillantes de los vehículos con cañones estelares, agregando un mayor volumen a su potencia de fuego.

FuentesEditar

  • Codex: Eldars (6ª y 8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.