FANDOM



"Durante casi seis mil años, nos hemos mantenido firmes contra la sedición, la herejía y la dominación xenos, manteniéndonos fieles a la luz del Dios-Emperador. Durante casi seis mil años, hemos estado solos en el oscuridad, un solo faro de luz en medio de las sombras de la discordia y depravación. Ya no debemos sufrir así, ya no debemos soportar en silencio... porque nos reunimos con nuestros lejanos hermanos, que regresan a libranos de las sombras que han invadido este sector durante milenios! ¡Alabado sea el Emperador, y alabados sean sus valientes cruzados!"

Lord Comandante Ortana Lokk

Castobel es un mundo colmena situado en el Saliente Orpheus de la Brecha Jericho.

Datos planetariosEditar

  • Grado de diezmo: Exactis Extremis.
  • Geografía / Demografía: Mundo colmena altamente industrializado. El terreno superficial consiste principalmente en desechos de cenizas contaminadas. La contaminación extrema y la industria a macroescala a lo largo de los milenios han destruido el paisaje natural y el clima, como es típico en otros mundos colmena milenarios. Existen seis complejos primarios de colmenas y treinta y un asentamientos menores / periféricos.
  • Tipo de gobierno: Consejo de nobleza hereditaria, sancionado y aprobado por el Adeptus Terra.
  • Comandante Imperial: Lord Castellana Ortana Lokk, Lord Comandante de la Colmena Trimalov.
  • Presencia de Adeptus: Alta. Como uno de los pocos mundos desarrollados dentro del Saliente Orpheus, Castobel tiene una fuerte presencia administrativa para supervisar el diezmo masivo que se requiere del planeta para apoyar la Cruzada.
  • Comercio / Economía: Las exportaciones primarias / bienes diezmados son municiones básicas (armas y proyectiles sólidos), equipos agrícolas y mineros y regimientos de la Guardia Imperial. Las importaciones primarias son combustible, alimentos, agua potable y materias primas para la fabricación.

IntroducciónEditar

Considerada como la joya del Saliente Orpheus, Castobel permaneció fiel al Imperio a través de la Era de las Sombras y dio la bienvenida a los cruzados con los brazos abiertos, volcando sus recursos al apoyo de la reconquista de la Brecha Jericho.

Castobel es un bullicioso y trabajador mundo colmena, con una capacidad de producción que eclipsa la de cualquier otro mundo conquistado por la Cruzada de Achilus y los números absolutos de personas de sus colmenas proporcionan un amplio suministro de reclutas para la Guardia Imperial y la Armada Imperial. Castobel es un buen ejemplo de cómo imaginó el Lord Militante Achilus la progresión de su cruzada: mundos conquistados contribuyendo a la conquista de otros, forjando un nuevo y autosuficiente Sector Jericho con cada victoria lograda.

En los últimos años, la suerte del planeta ha cambiado. Con la llegada de la Flota Enjambre Dagon, Castobel ha caído bajo asedio por el Gran Devorador y un mundo que una vez fue responsable de suministrar una pequeña pero significativa proporción de hombres y material a la Cruzada prácticamente se ha cerrado. El bloqueo tiránido y la fuerza de invasión sobre el terreno ha inmobilizado Castobel y su población se acurruca por miedo a las voraces bestias que rondan sus muros.

Sin embargo, no todo está perdido. De todos los mundos en el Saliente Orpheus bajo el asalto de los Tiránidos, Castobel puede ser liberado de su amenaza. El planeta es estéril y sin vida excepto por las masas de ciudadanos de las cuatro colmenas que quedan en pie, con pocos recursos en el exterior que los tiránidos puedan consumir.

Gracias a la acción decisiva de la Lord Castellana Lokk, se ha impuesto un estancamiento inestable, con los Tiránidos incapaces de ganar terreno y de conseguir masa biológica suficiente para reponer rápidamente su gasto de fuerza, robando de este modo su mayor ventaja: sus números aparentemente ilimitados. Con tiempo y derramamiento de sangre, la amenaza tiránida en Castobel podría terminar, dejando una población endurecida por la guerra y con ganas de vengarse de los monstruos que intentaron destruir su hogar.

HistoriaEditar

Castobel es antiguo, con alguna evidencia histórica que sugiere que es anterior al Imperio, habiendo sido colonizado por la humanidad en algún momento durante la Era Oscura de la Tecnología. En los días de la Gran Cruzada, Castobel se unió al Imperio tras una breve y sangrienta guerra que eliminó a su casta gobernante original, rápidamente reemplazada por un gobernador instalado por las fuerzas de la cruzada.

Cuando el Imperio reclamó Castobel por primera vez, el planeta ya era un próspero mundo colmena que contaba con cuatro colosales ciudades que emergían de los áridos páramos de cenizas de un mundo dedicado a la industria. Bajo el dominio imperial Castobel creció aún más y varios de los asentamientos más pequeños fueron evolucionando y creciendo y a mediados del 33M acabaron formando dos colmenas adicionales, obteniendo unos siglos más tarde la administración del astillero primario de la flota de batalla Jericho.

Cuando el Sector Jericho se hundió en la anarquía, Castobel se esforzó por mantenerse alejado del desorden, permaneciendo fielmente leal al Dios-Emperador a pesar del colapso del sector. Usando lo que quedaba de las flotas del sector, incluyendo los restos leales de la flota de batalla Jericho, el comandante imperial de Castobel trabajó incansablemente para mantener la ley del Emperador en varios mundos cercanos. Aún así, el aislamiento hizo mella en Castobel y sus colonias por lo que el planeta no pudo mantener su forma de vida. Tras siglos separados del Imperio, las ciudades colmena de Castobel se habían convertido en ciudades prácticamente independientes, unificadas únicamente por su fe común en el Emperador.

La lucha por la fe fue el conflicto más feroz de todas las facetas de la vida en Castobel. Separadas de las autoridades superiores del Adeptus Ministorum, las familias gobernantes de las seis ciudades se pusieron de acuerdo en la necesidad de mantener la estructura religiosa que durante tanto tiempo había definido la vida de Castobel. El resultado fue una organización conocida como Pluralidad Áquila que ocupó el lugar de la antigua diócesis de Castobel como máxima autoridad religiosa en el planeta, manteniendo los templos y asegurando que la población seguía adorando al Emperador.

Esta situación se mantuvo prácticamente sin cambios durante varios milenios a pesar de las incursiones de alienígenas, renegados y herejes hasta 789.M41 cuando el grupo de batalla Santos llegó al borde del sistema y fue recibido por naves que habían pertenecido a la flota de batalla Jericho. Al descubrir su parentesco, se envió inmediatamente un mensaje al Lord General Curas, informándole que Castobel era leal al Imperio y deseaba recuperar su gobierno y protección.

Tras el reencuentro siguieron cien días de celebraciones, y al final de los festejos, se reclutó el 1º regimiento de Renacidos de Castobel (los cuales fueron enviados a servir al Imperio) mientras que la Lord Comandante Ortana Lokk de la Colmena Tyralos fue seleccionada para gobernar como Comandante Imperial y Señora Castellana de Castobel. A finales de ese año, se habían reclutado otros cien regimientos, y había más en camino con cada año que pasaba. En los años posteriores, fueron reclutados y enviados por toda la Brecha Jericho más de dos mil regimientos de Renacidos de Castobel.

Todo eso cambió, al igual que todo el Saliente Orpheus, cuando la Sombra en la Disformidad descendió sobre la Brecha Jericho. Castobel fue atacado en los primeros meses de 817.M41, después de más de cuatro años de crecientes interferencias en la disformidad. Aislado de nuevo del Imperio, las fuerzas de Castobel (sus Fuerzas de Defensa Planetaria y los trescientos regimientos de la Guardia Imperial reclutados desde 812. M41) quedaron varadas a causa del cada vez más difícil viaje disforme por lo que se pusieron a reforzar inmediatamente las defensas de su mundo natal preparándose para la llegada del monstruoso enemigo.

El ataque de los Tiránidos fue rápido y terrible logrando invadir Colmena Trimalov seis semanas después que las primeras criaturas cayeran sobre el planeta. Miles de millones de habitantes murieron, destrozados y devorado por espantosas bestias irracionales y malévolas e imponentes monstruosidades. Mientras los tiránidos destruían Colmena Trimalov y comenzaban a extenderse hacia las otras colmenas, la Lord Castellana Lokk se reunió con sus asesores para decidir cual era la mejor manera de defenderse de este enemigo. Cuando reapareció tres días después, estaba sombría y circumspecta, pero declaró que sabía lo que debía hacerse.

Mientras esto ocurría, los Tiránidos habían comenzado a moverse por Colmena Tyralos, la segunda más densamente poblada de Castobel. Cientos de miles de hombres, tanto soldados como civiles pobremente armados, defendieron Colmena Tyralos cuando comenzó su evacuación, vendiendo caras sus vidas para permitir que huyeran tantas personas como fuera posible. Fue entonces cuando llegó la orden: retirarse de la ciudad y atraer a los tiránidos a su interior. Una hora después, los cielos ardían con luz carmesí mientras Colmena Tyralos moría bajo el fuego atómico: la furia incandescente de sus antiguos reactores y generadores desatados al unísono para destruir el enjambre.

Ambos bandos se hallan ahora en un inestable punto muerto. Las fuerzas defensivas de Castobel están agotadas y desmoralizadas y numerosas epidemias engendradas por los tiránidos arrasan entre el populacho. Los tiránidos están igualmente agotados en número y habiendo sido negada la biomasa de Colmena Tyralos (tanto de los propios xenos como la de la población humana) no pueden reponer sus números ni reunir fácilmente el poder para otro asalto. La guerra se ha convertido en una rutina de batidas e intentos de infiltración en las colmenas restantes, con sus defensores atemorizados por los escurridizos y siseantes monstruos que acechan fuera de sus muros.

Sin embargo, la esperanza aún persiste. Con los tiránidos privados de biomasa y los refuerzos que ello les proporcionaría, el enjambre está en su punto más vulnerable. Si los defensores de Castobel pueden rechaza a los Tiránidos el tiempo suficiente, los xenos podrían ser aplastados por completo dejando a las naves en órbita famélicas. Esta distante esperanza es a la que muchos se aferran.

Lugares notoriosEditar

Colmena TyralosEditar

Se trata de una de las colmenas más antiguas y pobladas de Castobel, y precedió al Imperio en varios milenios conteniendo una riqueza de tecnología antigua cuyo origen se remontaba a la era de su construcción original. Cuando el Sector Jericho todavía existía, Tyralos era el hogar de una importante congregación de seguidores del Adeptus Mechanicus, la cual albergaba un cónclave de ansiosos arqueotecnólogos que buscaban descubrir los secretos tecnológicos ocultos en las profundidades de la colmena.

Al ser la congregación más grande de tecnosacerdotes en Castobel, el cónclave de Tyralos se convirtió en la máxima autoridad del Adeptus Mechanicus en el orbe cuando la Era de las Sombras descendió sobre el sector, otorgando a la colmena una influencia y poder considerable sobre las otras ciudades. El culto a la máquina prosperó en Colmena Tyralos durante su aislamiento, creciendo hasta desafiar a la Pluralidad Áquila en las profundidades de la ciudad.

Cuando Castobel se reunió con el Imperio, también los miembros del cónclave se reuniero con sus hermanos tecnosacerdotes, renovando los esfuerzos por descubrir los secretos tecnológicos de la antigua Castobel. Muchos secretos fueron llevados más allá del Pozo de la Noche para forjar mundos lejos de la Brecha Jericho.

Con la invasión tiránida y la caída de Colmena Trimalov, Colmena Tyralos se convirtió en el siguiente objetivo obvio de los Tiránidos. Cuando los xenos ya preparaban su asalto, la Lord Castellana dio la orden de sacrificar Tyralos para negarlo al enemigo, una orden que encontró la hostilidad manifiesta del Adeptus Mechanicus, el cual consideraba el contenido de la colmena como algo sagrado. Tras un feroz debate que duró días, los tecnosacerdotes cedieron con la condición de que dispondrían de una semana para rescatar lo que pudieran de las profundidades de la colmena y realizar los ritos correctos para sobrecargar sus generadores atómicos.

Actualmente, Colmena Tyralos es una ruina irradiada que apenas se asemeja al imponente complejo que una vez fue. Como testimonio de la furia de la destrucción de la colmena, toda la tierra a cien kilómetros alrededor de las ruinas de la ciudad quedó convertida en ceniza vitrificada y radioactiva, completamente inhóspita incluso para los adaptables Tiránidos.

Colmena TrimalovEditar

La que una vez fue la colmena más grande y poderosa de Castobel, ahora está completamente desprovisto de vida humana por primera vez en miles de años. Con una población de más de veinte mil millones de almas y sede de la mayor catedral de Castobel, Trimalov fue durante milenios la capital planetaria, gobernando en nombre del Emperador sobre las otras cinco ciudades.

Trimalov era, aparte del corazón político de Castobel, el centro de la vida religiosa del orbe. La diócesis de Castobel tenía su base en la catedral de Trimalov, un inmenso edificio de brillante mármol y obsidiana capaz de contener más de un millón de devotos siervos del Emperador y que dominaba la aguja central de la colmena. Esta catedral creció en magnificencia y opulencia con cada siglo que pasaba, con el diezmo de los devotos suministrando los mejores productos a generaciones de cardenales.

La gloria de la catedral no disminuyó durante la Era de las Sombras, gracias a la Pluralidad Áquila surgida de la alianza entre la iglesia y las familias gobernantes de Castobel. La Pluralidad Áquila protegió los templos y mantuvo a la gente fiel al gobierno del Emperador a través del largo periodo de aislamiento.

Cuando el Imperio regresó a Castobel, la Lord Comandante de Trimalov fue nombrada Comandante Imperial y Lord Castellana de todo el planeta, elevando de nuevo Trimalov al dominio sobre Castobel. Sin embargo, el regreso del Imperio no fue tan simple como algunos creían que sería. El imperio había cambiado desde la caída del Sector Jericho y la Eclesiarquía todavía más. Los sacerdotes de Castobel se encontraron que ellos mismos eran defensores de una religión hereje, adhiriéndose a un credo repudiado tras una brutal guerra de fe milenios después que la Era de la Sombra comenzara. Los sacerdotes del Adeptus Ministorum descendieron sobre Castobel encontrando que el Templo del Emperador Salvador aún dominaba a la gente y empezó a reemplazarlo con un credo más moderno, para consternación de la Pluralidad Áquila.

Trimalov ya no existe. Fue desgarrada e infestada por la amenaza tiránida, su gente masacrada y devorada para alimentar su hambre insaciable. La estructura todavía permanece en pie como una concha vacía. Su forma está corrompida por chimeneas de esporas y vil xenoflora se retuerce a kilómetros en todas direcciones, creciendo desde la ceniza y el acero retorcido y disfrutando del calor atómico del antiguo generatorium de la ciudad.

Colmena KevorEditar

Se trata de una de las cuatro ciudades colmena restantes y fue construida después de la Herejía de Horus dentro de la columna vertebral de una cordillera, cavando profundamente en la corteza del planeta y extendiéndose casi doscientos kilómetros a través de los picos. Posiblemente se trata de la ubicación más segura y más bien defendida de todas las ciudades, por lo que su aguja más alta sirve ahora para albergar a la Lord Castellana y a su personal de mando.

La colmena Kevor surgió a partir de una serie de asentamientos mineros que discurrían a lo largo de las montañas Kevor por lo que la colmena tomó el nombre de las montañas a medida que los asentamientos se expandieron uno al otro y se extendieron más y más lejos de su humildes orígenes. Para cuando las minas de las montañas se agotaron, casi doce mil millones de almas habitaban Kevor y la ciudad se había convertido en una parte inseparable del paisaje.

Aunque las montañas ya no contienen los recursos que una vez atesoraban, la actitud autosuficiente y estoica de la población de Kevor se mantuvo firme, y el comercio principal de la ciudad pronto pasó de la minería a la guerra, con gran parte de la población alistada en la milicia de Kevor o abandonando la ciudad para servir en las pocas naves de guerra restantes de Castobel. Cuando el imperio regresó a Castobel, Colmena Kevor proporcionó más de un tercio de los hombres reclutados en la Guardia Imperial, eclipsando a todos excepto a la colosal colmena Trimalov en número de soldados reunidos.

En la actualidad, Kevor sigue desafiando a los tiránidos que merodean a través de los cenicientos puertos de montaña y a los enjambres que se ciernen sobre los cielos sobre la ciudad. Su población aceptó la realidad de la guerra más rápidamente que cualquier otra en Castobel, y su montañosa y fortificada colmena promete ser difícil de vencer para cualquier enemigo, incluso para los Tiránidos.

Colmena HessaxEditar

Se trata de una ancha colmena que se extiende por una vasta extensión del desierto de cenizas. Hessax es la colmena más joven y más pequeña de Castobel aunque ya tiene varios miles de años y es el hogar de más de diez mil millones de servidores leales al Imperio. La ubicación de Hessax, lo más lejos posible de las otras colmenas, está ligada a su propósito. Destinada a fabricar componentes con los que mantener las naves de la flota de batalla  Jericho, el aislamiento de Hessax fue una deliberada medida de seguridad para limitar el acceso a las partes confidenciales de las naves espaciales. Con la llegada de la Era de las Sombras, el papel de Hessax se volvió cada vez más crucial ya que sus forjas sirvieron para mantener suministrada a la limitada flotilla que protegía Castobel y sus colonias de la agresión exterior. La producción aumentó dramáticamente, porque la ciudad era el único lugar capaz de proporcionar los componentes necesarios a la improvisada flota de Castobel.

Desde el regreso del Imperio, Hessax no ha estado menos ocupado. Con un número limitado de estaciones de reparación y reabastecimiento dentro de la Brecha Jericho, la Lord Almirante Arkelius propuso aprovechar cualquier ruta de suministro que se pudiera encontrar. En poco tiempo, las forjas de Hessax se dedicaron a servir a los grupos de batalla de la Cruzada de Achilus. Sin embargo, con la llegada de los Tiránidos, cada vez menos naves han podido llegar a la órbita de Castobel para reabastecerse por lo que Colmena Hessax permanece inactiva y su aislamiento y su tamaño comparativamente pequeño ha demostrado ser su mejor protección contra los enjambres de la Flota Enjambre Dagon.

Colmena Orolan y Colmena IbellusEditar

Las dos colmenas restantes en Castobel han sido consideradas durante mucho tiempo un solo ente, en lugar de verlas de forma individual. Si el mundo hubiera seguido creciendo como lo hacía mientras el Sector Jericho todavía se mantenía en pie, probablemente se habrían unido, convirtiéndose en una única colmena masiva en lugar de dos ciudades distintas.

Situadas a menos de cincuenta kilómetros de distancia, las "colmenas gemelas" de Orolan e Ibellus son similares en muchos aspectos y sus historias y población se entrelazaban a causa de la industria y de la tradición. Tradicionalmente Orolan se ha dedicado al refinamiento y procesamiento de materias primas mientras que Ibellus contenía muchas de las fábricas más prolíficas de Castobel, convirtiendo esos materiales refinados en maquinaria y municiones.

En gran medida ajenas a la política que definió la vida en Tyralos y Trimalov, las colmenas gemelas vieron pocos cambios cuando cayó la Era de las Sombras, excepto quizás por la variación en los turnos de trabajo y en los plazos de envío. Del mismo modo, el regreso del Imperio dio lugar a una mayor actividad en Orolan e Ibellus, pero poco más hasta hace poco.

La situación cambió a finales de 816.M41, pocos meses antes de que llegaran los tiránidos; dos compañías del Capítulo de Marines Espaciales de los Bebedores de Sangre llegaron a la órbita de Castobel a bordo de la barcaza de batalla Sacramento Carmesí, la cual había quedado muy dañada en un conflicto con algún monstruoso enemigo. Varias escuadras se dirigieron de inmediato a Colmena Hessax en busca de reparaciones y reabastecimiento de sus forjas, mientras que dos compañías completas llegaron a Colmena Ibellus. En pocas semanas, las fuerzas en Hessax habían vuelto a la órbita, pero las compañías de batalla 3ª y 4ª que descendieron a Ibellus habían pasado los días fortificando la aguja más alta de la colmena preparándose contra un ataque inminente. Se desconoce si la Sacramento Carmesí partió de Castobel o se encuentra luchando contra la flota tiránida, pero no hay signos de haber visto la nave desde que salió de la órbita.

La llegada de los tiránidos a Orolan e Ibellus se inició con un brutal bombardeo orbital desde las bionaves en órbita, seguido de oleada tras oleada de monstruosos atacantes. Mientras Ibellus se mantuvo firme gracias a la destreza y tenacidad de los Bebedores de Sangre, Orolan sufrió mucho. Aunque no llegó a caer, miles de guerreros y millones de civiles fueron asesinados antes de que los tiránidos pudieran ser expulsados. Los Bebedores de Sangre han permanecido en Ibellus y gran parte de la población de Orolan se ha retirado a la seguridad de su ciudad hermana y de los Astartes que la vigilan.

FuentesEditar

  • Deathwatch: The Jericho Reach (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.