FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Campo de recombinación

Efecto de campo de recombinación zonal inducido

Se denomina Campo de Recombinación al campo físico generado por la interacción de un flujo de corriente electromagnética con intensidad y duración específica sobre las partículas de un objeto concreto, usando un catalizador radiactivo para precipitar su creación y potenciar sus efectos.

PropiedadesEditar

Un Campo de Recombinación sólo existe durante el tiempo que dura la interacción electromagnética, tras lo cual tanto él como sus efectos quedan anulados inmediatamente. La principal propiedad de estos campos es que desestabilizan los elementos que componen cualquier objeto que se encuentre dentro de su área de efecto, lo cual hace que éstos decaigan en partículas más simples una y otra vez en progresión geométrica hasta que terminan convirtiéndose en una densa nube de fotones. Este proceso de desintegración forzada, llamado generalmente fotonización, se detiene de inmediato en cuanto el flujo electromagnético desaparece, lo cual provoca que las partículas retraigan su estado hacia el original rápidamente, quedando de nuevo consolidadas sin variación.

AplicacionesEditar

La desintegración e integración atómica es, obviamente, un sistema con aplicaciones inmediatas dentro del proceso de teleportación simple de objetos. La utilización de este sistema se materializa en los llamados trasladores fotónicos que Balhaus ha desarrollado y cuyo uso está normalizado dentro de su sociedad.

Asimismo, a partir del 2663 DDF (079.M42) con el descubrimiento del Intraverso, los campos de recombinación toman una nueva e importante vertiente, pues son los elementos fundamentales para permitir el acceso y el viaje a través de este medio.

Salto IntraversalEditar

El Salto Intraversal requiere de un campo de recombinación estable y acorde al volumen de la nave que lo utiliza. Sólo las Intravernautas son capaces de calcularlo durante el proceso. Asimismo, también son las encargadas de crear la singularidad que da acceso al Intraverso en el momento del salto, la cual se produce por la convección de fotones y aceleración particular en un punto específico gracias a los atractores Weimar-Höss.

Una vez abierta, la Intravernauta fotoniza el volumen de la nave y la dispara a través de la singularidad, accediendo al Intraverso, donde se desplazará a velocidades incalculables hasta el momento de pérdida de integridad del campo, momento en el cual la nave es materializada de nuevo en el Espacio Real, a mayor o menor distancia del punto de destino calculado y con una tasa de error de aproximación variable en función de la composición fluctuante del Intraverso en el momento del salto.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.