FANDOM


Sistema Kaurava Soulstorm ilustración

El sistema Kaurava.

La Campaña de Kaurava fue un conflicto librado a finales del M41 entre el Capítulo Astartes de los Cuervos Sangrientos, la Guardia Imperial, las Hermanas de Batalla, la Legión Traidora de la Legión Alfa, los Eldars, los Necrones, los Orkos, los Drukhari y los T'au. Tuvo lugar en el sistema Kaurava del sector Lithesh del Segmentum Ultima.

HistoriaEditar

Inicio de las hostilidadesEditar

El conflicto se desató a raíz de la repentina aparición de una tormenta disforme, que impidió toda comunicación y contacto con el sistema. En ese momento ya se encontraban allí tres ejércitos: el 252º Regimiento Conservador de la Guardia Imperial, que había aterrizado en Kaurava I bajo el mando del recién asignado Gobernador-General Vance Stubbs para reconquistar los planetas para el Imperio de la Humanidad; las tribus de Orkos Zalvajes de Kaurava II, dirigidas por el Kaudillo Gorgutz Kazakabezaz; y los Necrones, que habían dormido durante millones de años estándar bajo las arenas de Kaurava III y ahora se alzaban de nuevo a las órdenes de su Líder Supremo, quizás debido a los efectos de la tormenta disforme.

Nada más desatarse la tormenta disforme, los Marines Espaciales del Caos de la Legión Alfa liderados por el Campeón de Khorne Firaeveus Carron establecieron una base de operaciones en Kaurava IV. Es un misterio cómo esta Legión Traidora llegó al sistema: puede que la tormenta disforme les permitiera el paso desde la Disformidad, o quizás fue su presencia la que invocó la grieta en el velo entre el Inmaterium y el espacio real.

Los segundos en invadir el sistema fueron los Marines Espaciales del Capítulo de los Cuervos Sangrientos, que había enviado cinco Compañía bajo el mando del Capitán Indrick Boreale, el cual se instaló en Kaurava II para lanzar una campaña que eliminase la amenaza de los xenos y los herejes de la zona. Entretanto, el Imperio T'au reclamó la luna Nan Yanoi del mismo planeta, con la intención de anexionar todo el sistema a sus territorios y extender el concepto del Bien Supremo entre sus habitantes humanos. Allí instalaron una poderosa arma, el Cañón Ar'Ka, por orden del Comandante Shas'O Fal'shia Or'es'Ka.

Poco después, respondiendo al despertar de los Necrones de Kaurava III, unos portales a la Telaraña largo tiempo abandonados volvieron a cobrar vida, y por ellos llegaron los Eldars del Mundos Astronave de Ulthwé siguiendo las órdenes del Vidente Caerys de luchar contra sus antiguos enemigos. No fueron los únicos en llegar a través de esa dimensión: en la luna de Lacunae de Kaurava IV surgió de las sombras una fuerza incursora de Drukhari de la Kábala del Corazón Negro, dirigida por el Arconte Tahril del Corazón Negro y supervisada personalmente por Asdrúbal Vect.

Las últimas, pero no por ello menos importantes, fueron las Hermanas de Batalla de la Orden de la Rosa Sagrada del Adepta Sororitas. Encabezadas por su Canonesa Selena Agna, a su llegada llegaron y establecieron una base en Kaurava I, y proclamaron su intención de limpiar el sistema estelar de hasta el último xenos y hereje, incluso si esta misión les llevaba a entrar en conflicto con los otros servidores del Emperador ya presentes en el sistema.

Resultado finalEditar

No se conocen muchos detalles sobre el transcurso de la campaña, quizás debido al bloqueo de comunicaciones impuesto por la tormenta disforme y al oprobio de la derrota de casi todas las facciones implicadas. Sí se sabe, no obstante, que el vencedor absoluto fue el Kaudillo Gorgutz Kazakabezaz, quien había llegado al Sistema Kaurava a bordo de un piedro y se había instalado en Kaurava II. Allí absorbió a las tribus de Orkos Zalvajes dentro de su propio ¡Waaagh!, aportándoles tecnología para que peleasen como "verdaderos Orkos" por todo el sistema. Tras derrotar a todos sus enemigos, Gorgutz relanzó su piedro junto a su ¡Waaagh! para continuar su eterna búsqueda de la batalla perfecta.

También se sabe que el Capítulo Astartes de los Cuervos Sangrientos sufrió una terrible derrota, ya que perdieron las cinco Compañías que habían desplegado en Kaurava II, que representaban prácticamente la mitad del Capítulo, y al Capitán Indrick Boreale. Esto les obligó a intensificar su proceso de reclutamiento en el subsector Aurelia, región que fue atacada posteriormente por una Flota Enjambre Tiránida. Esta sucesión de reveses puso en serio peligro la supervivencia del Capítulo.

Por su parte, el Gobernador-General Vance Stubbs logró escapar a bordo de una Valquiria jurando venganza contra sus enemigos. La Canonesa Selena Agna se inmoló junto a sus últimas Hermanas de Batalla en un intento por llevarse a tantos enemigos consigo como pudiera. La Vidente Caerys se llevó a sus fuerzas de vuelta a Ulthwé, mientras que el Arconte Tahril del Corazón Negro y sus fuerzas Drukhari fueron encerradas por los Orkos en sus propias jaulas para divertirse viendo lo lejos que podían arrojarlos en la baja gravedad de Lacunae. Los T'au se batieron en retirada tras la muerte del Etéreo Aun'Ro'Yr defendiendo el Cañón Ar'Ka, y la destrucción de la red de energía de la necrópolis Necrona de Kaurava III neutralizaría a los alienígenas robóticos durante eones.

Finalmente, con la derrota del Señor del Caos Firaeveus Carron, la tormenta disforme se disipó y el alma de este Campeón fue absorbida al Reino del Caos, donde fue sometida a tortura eterna por su fracaso a manos del iracundo Khorne.

FuentesEditar

Extraído, traducido y adaptado de Wikihammer 40K UK.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.