FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

CTA

Medida de CTA de baja concentración

El Carbotetrilo Antimónico, más conocido por sus siglas CTA, es un meta-ácido de efecto lento y progresivo empleado para la sintetización del Plastidrio, pero que en ocasiones también ha sido empleado junto con una combinación de sustancias para la elaboración de un líquido inyectable como instrumento para la aplicación de la Pena de Muerte.

DescripciónEditar

La compleja fusión del sílice y el carbono para la obtención de Plastidrio en procesos industriales era un proceso lento y costoso que requería de la intervención de distintas técnicas en momentos concretos para conseguir resultados óptimos, pero el departamento de Química de los Laboratorios Krautzmitt ya trabajaba en un método para la simplificación del mismo, dado que el Plastidrio era un elemento fundamental en muchas de las construcciones civiles y militares de Balhaus, y cuya demanda creciente requería de una solución práctica para facilitarlo en mayores cantidades y menor tiempo.

Los estudios pronto derivaron en la creación del CTA, un ácido derivado del proceso de carbonatación en un tanque de plasma ionizado de un sólido cristalino (tetrilo) junto con moléculas de antimonio. Se obtiene así una sustancia líquida densa cuyas propiedades facilitan la síntesis de otros compuestos, potenciando la ligadura de elementos de forma progresiva y fortaleciendo significativamente sus vínculos químicos.

ResultadosEditar

En el procesode creación del Plastidrio, el sílice, el sodio y los polímeros de carbono deben fusionarse a alta tempreatura para constituir su base, proceso que se realizaba directamente en grandes contenedores de maceración y que requería de largos períodos para conseguir el efecto deseado.

La mezcla de CTA en el inicio de la reacción de fusión permite que los componentes adquieran propiedades de vinculación rápidamente, lo cual acelera significativamente su síntesis a la vez que el calor y la presión ejercen sus efectos sobre la mezcla, reduciéndose así el tiempo de constitución de la sustancia final permitiendo resultados en pocos minutos.

Pena de muerteEditar

Las capacidades del CTA como elemento de catalización de otras moléculas son los efectos principales deseados de este meta-ácido, pero no deja de ser una sustancia peligrosa de corrosión gradual en otros escenarios.

Su aplicación dentro de un organismo reveló, no obstante, que se trataba de un elemento terriblemente efectivo y que su inoculación en el mismo causaba espantosos efectos. En un primer estadio, la presencia de CTA en un cuerpo interacciona con la sangre y comienza su proceso gradual de reacción, en primer lugar destruyendo la globina y causando que el fluído se vuelva más denso, para a continuación introducirse en la médula ósea. A medida que el compuesto gana en potencia corrosiva, su presencia es más y más destructiva para todo lo que tiene a su alcance, actuando sobre los tejidos más sensibles y diluyéndolos paulatinamente, hasta que el propio calor corporal hace que alcance su máximo grado.

El resultado, como es de esperar, es un terrible padecimiento para la víctima, quien sufre un proceso gradual de asfixia, agarrotamiento, espasmos seguidos de ceguera, calambres de gran intensidad, sangrado profuso por todos los orificios corporales y un dolor de tal intensidad durante todo el proceso que su aplicación sólo se administra en casos muy contados. En total, la muerte sobreviene en general entre los diez y los veinte minutos de la inoculación de una dosis mínima.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.