FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.
"Los Cónsules Rojos se despojan de todo lo que fueron antes de su reclutamiento, son soldados y nada más."
Artor Amhrad, Señor del Capítulo de los Caballeros Astrales


Los Cónsules Rojos (Red Consuls en inglés) son un Capítulo Astartes poco conocido, creado a partir de los Ultramarines en una Fundación desconocida. Son conocidos por despojarse de toda su personalidad y recuerdos previos al reclutamiento, convirtiéndose en soldados puros.

Acciones notables Editar

  • Liberación del Templo de Roboute Guilliman (fecha desconocida) - En algún momento anterior a la Batalla contra el Mundomáquina, los Cónsules Rojos liberaron un santuario profanado, y tomaron como trofeo una imagen del Primarca de la XIII Legión manchada con la sangre de los creyentes que habían muerto defendiéndola.
  • Batalla contra el Mundomáquina (926.M41) - El inmenso y móvil mundo necrópolis Necrón de Borsis, conocido en el Imperio de la Humanidad como el Mundomáquina, fue interceptado y atacado en el sector Vidar por la Flota de Liberación Varv, compuesta por quince Capítulos Astartes (entre ellos, los Ultramarines, los Irruptores y los Cónsules Rojos) y elementos de la Armada Imperial, pero ni siquiera las armas más poderosas de las fuerzas imperiales podían dañarlo. Las Cápsulas de Desembarco y los torpedos no podían atravesar sus escudos y era imposible fijar coordenadas para una teleportación. El ejército imperial intentó doce veces destruirlo con puro valor y potencia de fuego, y en todas ellas sufrió graves pérdidas de naves y millones de bajas militares y civiles. El Mundomáquina arrasó un tercio de la Flota de Batalla presente antes de que el Señor del Capítulo de los Caballeros Astrales, Artor Amhrad, decidiera embestir la horrible nave enemiga con su Barcaza de Batalla, la Tempestus, a pesar de la oposición inicial de Lord Zethar de los Cónsules Rojos y el Capitán Venetius Oricalcor de los Ultramarines. Solo el impacto de la enorme astronave logró sobrecargar los escudos del planeta artificial, y en el último momento setecientos Caballeros Astrales se desplegaron mediante Cápsulas en la superficie de Borsis. Durante más de cien horas, los Marines Espaciales lucharon contra decenas de miles de Guerreros Necrones y destruyeron cada generador de flujo, forja de armas y nodo de mando que encontraron. Cuando solo quedaban en pie el Señor del Capítulo y cinco Hermanos de Batalla más, Artor logró detonar con Bombas de Fusión el complejo-necrópolis que albergaba muchos de los dispositivos de mando del Mundomáquina, desactivando tanto los escudos como las armas del artefacto. Esto permitió a la Armada Imperial destruirlo con torpedos ciclónicos. Tras la batalla, mientras el Adeptus Mechanicus registraba los restos del mundo necrópolis, los Ultramarines recuperaron los retorcidos escombros de la Tempestus y los depositaron entre las ruinas de Safehold, el último planeta en sufrir el azote del Mundomáquina. Allí se levantó un santuario en memoria eterna de los Caballeros Astrales, consistente en 772 estatuas de piedra, una por cada Caballero Astral que murió deteniendo el Mundomáquina, que montan guardia en silencio en el corazón muerto de la Tempestus.

Leer másEditar

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Capítulos Leales.

Lista de Capítulos Sucesores.

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • The World Engine, por Ben Counter.
  • Legacy of Russ #1: The Lost King, por Robbie Macniven.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.