FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


Brujo Psíquico necromunda Warhammer 40k Wikihammer
Los Brujos son individuos con muy variados poderes mentales en bruto, sin adiestramiento. De hecho, una porción significante de los habitantes de Necromunda, tal vez el 10 por ciento más o menos, posee habilidades menores que ni ellos mismos consideran mutaciones psíquicas: puede que tengan "suerte" en las cartas, o tal vez sean muy buenos "adivinando" lo que piensa otra persona. Estas personas creen haber nacido con suerte o ser muy perceptivos, más que padecer una mutación. Los Brujos tienen poderes psíquicos mucho más efectivos que estos, pero siguen siendo muy diferentes a los psíquicos entrenados del Adeptus Astra Telepática. Esto es así porque los Brujos casi siempre aprenden a manejar sus poderes por su cuenta, de forma indisciplinada.

Poderes Psíquicos Editar

Los poderes psíquicos que poseen los Brujos son extremadamente variados, y es muy raro que dos Brujos tengan exactamente las mismas habilidades. Es posible dividir a los Brujos en un número muy amplio de tipos diferentes. Por ejemplo, una proporción significante de Brujos son telépatas, y sus poderes psíquicos les permiten afectar la mente de otra persona. Aún así, el modo en que se manifiesta su poder varía de un Brujo Telépata a otro: algunos pueden controlar la mente de otra persona, mientras que otros pueden provocar terroríficas ilusiones mentales. La situación es aún más complicada cuando consideramos que muchos Brujos poseen uno o más poderes psíquicos menores adicionales.

Los Brujos que logran ocultar apropiadamente sus poderes pueden llevar una vida más o menos segura en la propia Ciudad Colmena, aunque siempre existe el riesgo de ser descubierto. Algunas veces, cuando un Brujo envejece y está más seguro de sus habilidades, empieza a hacer alarde de sus poderes sobrehumanos. Pocos Brujos son realmente conscientes del peligro al que se exponen haciendo ostentación de sus poderes psíquicos de esta forma. Muchos acaban ardiendo en la hoguera, quemados por practicar la brujería; otros son capturados por la Scholastica Psykana al sobrestimar sus habilidades.

Por estas razones, algunos Brujos deciden trasladarse al Submundo; donde la mayoría de mutantes son tolerados mientras sus mutaciones no sean demasiado extremadas ni sean portadores de un poder peligroso. Los Brujos con poderes psíquicos imposibles de ocultar no tienen más remedio que huir al Submundo o ser capturados y enfrentarse a una muerte prácticamente segura.

Un Brujo debe concentrarse intensamente y llegar a un estado de calma interior determinado para utilizar sus poderes Psíquicos, ¡cosa nada fácil en medio de un tiroteo!. Para poder utilizar uno de sus poderes deberá conseguir concentrarse, si por el contrario su concentración se ha roto, no podrá utilizar ningún poder Psíquico por un breve periodo de tiempo.

Los poderes Psíquicos del Brujo están sujetos a restricciones normales, por lo que deberá enfocarlos sobre el enemigo más cercano. Esto es así porque incluso los Brujos Telépatas sólo pueden percibir la mente de sus adversarios más cercanos con algo de claridad: las mentes de los que están más lejos aparecen y desaparecen, mezclándose unas con otras en un torbellino de confusión.

Reclutar Brujos Editar

Cuando los Brujos llegan al Submundo se ven obligados a confiar en sus poderes Psíquicos para poder sobrevivir. Algunos Brujos utilizan sus poderes para ayudar a otros, especialmente los Brujos que poseen habilidades puramente beneficiosas que permiten sanar heridas físicas o ayudar a aquellos con enfermedades mentales. Las comunidades del Submundo protegen y dan refugio a este tipo de Brujos, porque sus poderes son valiosos y respetan su sabiduría. Más a menudo, no obstante, un Brujo obligado a vivir en el Submundo seguirá un rumbo más práctico y mercenario, ofreciendo sus servicios al mejor postor. Aunque contratar a un Psíquico reconocido en Necromunda es un crimen, algunos aceptan correr el riesgo de pagar por contar con los servicios de uno de estos individuos tan poderosos. En todo caso, algunas bandas de Forajidos contratarán Brujos alegremente, ya que no tienen nada que perder al quebrantar la ley una vez más.

Clasificación Editar

Los Brujos pertenecen a uno de los cuatro tipos básicos de disciplinas psíquicas:

Armamento y equipo Editar

Los Brujos no destacan por sus habilidades marciales; prefieren confiar en sus poderes Psiónicos para defenderse. Sin embargo, ningún ciudadano del Submundo es tan imprudente como para ir desarmado, por lo que los Brujos suelen equiparse con dos armas de las siguientes: Pistola Primitiva con Proyectiles Dum Dum; Pistola automática, Pistola Láser, Espada, Hacha, Cadena o Flagelo, Garrote, Porra o Cachiporra.

Los peligros del Espacio Disforme Editar

Aunque la mayoría de los Brujos apenas son conscientes de ello, al utilizar sus poderes mentales entran en un contacto íntimo con un universo paralelo compuesto por energía pura denominado Espacio Disforme. La utilización de poderes Psíquicos es algo muy arriesgado y peligroso, porque el Espacio Disforme está habitado por entes extraños y atemporales; los seres que la humanidad denomina como demonios. Si uno de estos demonios está cerca, cuando un Brujo toma energía del Espacio Disforme para utilizar sus poderes mentales, el demonio atacará con frecuencia al Brujo para poseerle o arrastrarle al Espacio Disforme, donde hará con su víctima lo que desee. En tales circunstancias, el Brujo debe cortar rápidamente su conexión mental con el Espacio Disforme, o sufrirá un destino peor que la muerte...

MiniaturasEditar

  • Telépata (Necromunda).
  • Telekinépata (Necromunda).

FuentesEditar

  • Necromunda: Desterrados (Juego de Especialista).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.